NieR Automata PS4 PC
Reportaje

NieR Automata PS4 y PC - Gameplay en mundo abierto e impresiones

Por Álvaro Alonso
-

NieR Automata está compuesto por incontables ingredientes, los mismos que conforman cualquier action RPG. Sí, tiene acción, gestión de equipo y niveles de experiencia, pero su historia, estética y banda sonora son únicas, y cargan con el peso de su destino. Todo esto se funde en una mezcla que da lugar a uno de los juegos más a tener en cuenta de 2017. 

Tras las buenísimas sensaciones que nos dejó la demo, lanzada hace cosa de un mes (si no lo habéis hecho, os invitamos a que veáis su gameplay y leáis nuestras impresiones), hemos tenido la oportunidad de volver a hincarle el diente a lo nuevo de PlatinumGames, que es al mismo tiempo secuela de NieR (uno de los juegos más infravalorados de la pasada generación; nos atreveríamos a decir que incluso de todos los tiempos) y spin-off de la saga Drakengard.

Pero no os entretenemos más con datos que seguramente ya conocíais: ahí van más de diez minutos de gameplay de NieR Automata capturados en PS4 durante una nueva sesión de juego. Podéis apreciar, especialmente, cómo se desarrolla el combate y la exploración en mundo abierto, así como algunas partes que vamos a desglosar a continuación junto a nuestras impresiones.

Yoko Taro vuelve a hacer de las suyas, jugando con nuestra mente y planteando preguntas que harán que nos rasquemos la cabeza. Os decíamos en las primeras impresiones que NieR Automata, tanto por banda sonora como por argumento, nos había recordado a Ghost in the Shell... Y no andábamos muy desencaminados. Es más, empezamos a pensar que no es casualidad que la adaptación en imagen real se estrene el mismo mes que Automata se pone a la venta (tampoco parece casualidad que justo HOY se haya publicado el tráiler final de Ghost in the Shell).

En esta nueva sesión de juego, de aproximadamente dos horas, tuvimos la oportunidad de empezar la aventura de cero. Superado el tramo de introducción (el mismo que en la demo, pero con una sección nueva de la que por desgracia no se nos permite hablar), llegábamos al mundo abierto. Un mundo de corte post-apocalíptico donde la vegetación y la fauna se han apoderado de los edificios, abandonados tiempo atrás por la raza humana. Nuestro objetivo principal era llegar a un campamento de androides, donde un miembro de la resistencia dedicado al comercio de objetos nos mandaba a la búsqueda de varios ingredientes. "Lo haría yo, pero mi pierna está rota", les contaba a 2B y 9S, dos de los androides que protagonizan la aventura.

Nier Automata (PS4, PC)

Así que abandonamos el campamento en busca de los materiales necesarios. Controlamos a 2B, pero 9S nos acompaña en todo momento y nos presta su ayuda en combate. Al recorrer el mundo abierto es habitual toparse con máquinas, aunque no todas son hostiles (algo que, según 9S, es bastante raro). En ocasiones las veremos atacando los puntos de acceso, terminales que revelan una pequeña zona del mapa y sirven para guardar la partida, lo que nos obliga a pasar a la acción si queremos utilizarlos.

También es habitual encontrar animales salvajes, como ciervos y jabalíes, pastando a sus anchas. En el campamento, un NPC nos contó que era posible ganarse su confianza dándoles bayas, así que compramos unas pocas para comprobar su efecto. Al depositarlas sobre el suelo, varios ciervos se acercaron, atraídos por el olor. Y sobre aquel que se hizo primero con el premio, apareció un icono contextual avisándonos de que podíamos usarlo como montura. Esta práctica es útil para desplazarnos a gran velocidad por el mapa, aunque no hay que desestimar la potencia de una buena cornada en combate.

Nier Automata (PS4, PC)

El objetivo de la misión nos llevó hasta una zona abierta, donde un nuevo tipo de enemigo -más grande y armado con un hacha- nos esperaba. Para conseguir los materiales era necesario tanto derrotarlos, como explorar la zona en busca de los objetos que reposaban sobre la hierba. Hay que destacar que, tras lo sucedido en la introducción, las habilidades de 2B se ven mermadas: sólo cuenta con una de sus espadas y el número de chips equipados disminuye drásticamente, algo que descubrimos al ver que los objetos curativos no se usaban de forma automática.

De hecho, la misión que estábamos llevando a cabo servía para que el comerciante empezase a ofertar chips de ampliación. Algunos afectan a la interfaz y a la información de los enemigos que se muestra en pantalla, pero otros alteran la potencia de los ataques o nos otorgan habilidades nuevas, como un contraataque que se realiza golpenado en la misma dirección y al mismo tiempo que el ataque enemigo, al más puro estilo Metal Gear Rising: Revengeance (no olvidemos que Takahisa Taura fue el diseñador de Rising, y también lo es en Automata). Cada chip ocupa un determinado espacio en la memoria de 2B, y aunque ésta es limitada, todo indica que es ampliable (al subir de nivel, quizás), lo que nos obliga a jugar con el espacio disponible para acoplar los chips que más nos interesan. 

Nier Automata (PS4, PC)

Conseguidos los materiales, regresamos al campamento para completar la misión. 2B hacía entonces la pregunta del millón, la que haríamos nosotros si no estuviésemos acostumbrados a excusas banales para justificar una misión secundaria: "¿no puedes aprovechar algunos de los suministros para arreglarte la pierna?". La respuesta del comerciante nos pilló totalmente por sorpresa: la pierna rota era la única parte que conservaba de su cuerpo original, tras años y años de reparaciones. Y si se deshiciera de ella, ¿qué quedaría entonces de su yo original? Recordemos que el comerciante no es humano: se trata de un androide, una máquina... incapaz de dejar marchar la esencia de su ser. Pero ¿hasta qué punto puede una máquina considerarse "ser"?

Como decimos, esto no es más que una misión secundaria... pero una que consigue despertar en el jugador cuestiones que van mucho más allá del videojuego. Los que vengan del primer NieR seguro que recuerdan la misión de la anciana del faro; es el tipo de "momentos Yoko Taro" que lo convierten en un juego de culto. Algo a lo que Automata aspira sin siquiera estar a la venta.

Nier Automata (PS4, PC)

Pero en NieR Automata, un tema tan interesante como la identidad no queda plasmado únicamente en el guión; también se refleja en aspectos jugables... de sobra conocidos para los seguidores de la saga Dark Souls y el resto de joyas de Hidetaka Miyazaki. Al morir, la memoria de 2B es transferida hasta un nuevo cuerpo en el último punto de acceso... pero no en su totalidad, dejando parte de los datos en el cuerpo destruido. Querremos volver a dicho punto para recuperar nuestros chips de ampliación. Y, como en Dark Souls, morir antes de hacerlo significa perderlos para siempre.

NieR Automata explora esta mecánica, apodada sistema del relicario, poniendo una nueva opción sobre la mesa: podemos elegir entre recuperar todo el contenido del cuerpo... o recuperarlo Y repararlo. De esta forma, el apodado "cuerpo anterior", semidesnudo, con parte del los circuitos al descubierto, vacío y sin alma, se une al grupo como tercer miembro. Es una mecánica de lo más interesante, una suerte de ayuda opcional en caso de que nos atasquemos en algún enfrentamiento. 

Nier Automata (PS4, PC)

Ahora bien, no es más que un pequeño empujón, pues el cuerpo sólo aguanta un par de golpes antes de ser destruido para siempre, evitando así que esta opción rompa por completo el equilibrio del combate. Por otro lado, esta mecánica contará con algún tipo de componente online (que no pudimos probar), de ahí que podamos dejar un mensaje en el cuerpo destruido eligiendo entre varios grupos de palabras y frases hechas (una vez más, al estilo Souls).

Jugablemente también hemos detectado algunas novedades que no vimos en la demo. Por ejemplo, al correr utilizando el "dash", 2B puede tropezar con elementos del escenario, perdiendo el equilibrio durante unos segundos. Esto nos invita a mirar dónde pisamos, porque lo último que queremos es tropezar con un montón de chatarra en mitad de un combate contra jefe.

Nier Automata (PS4, PC)

Y hablando de esto, la configuración predeterminada de los controles puede llegar a resultar algo incomoda, debido a la cantidad de acciones importantes asignadas a los gatillos. Por suerte, NieR Automata nos permite configurar por completo el esquema de control, y hemos descubierto que asignando el "dash" a L1 y el ataque especial del pod a R2, resulta infinitamente más cómodo (dadle un tiento en la demo y nos contáis qué tal).

Por otro lado, también pudimos pescar en una pequeña charca utilizando el pod... Aunque sin demasiada suerte. Y en la sección del desierto, también se añade otra pequeña variable que afecta a la jugabilidad: 2B puede deslizarse sobre la arena que cubre las dunas. Esto es una espada de doble filo, porque viene de perlas para esquivar ataques y gozar de mayor movilidad, pero también puede afectar a nuestro control sobre la androide cuando menos lo deseamos.

Nier Automata (PS4, PC)

Por lo demás, NieR Automata sigue presentando un aspecto envidiable: el sistema de combate es PlatinumGames en estado puro (la Platinum buena), con movimientos y animaciones de una fluidez deslumbrante, visualmente espectacular y tremendamente satisfactorio. Además es mucho más profundo de lo que aparenta a simple vista, resultando accesible para cualquier jugador... Pero cargado de posibilidades y ataques que se realizan pulsando la combinación de botones correcta. Apunta maneras para convertirse en uno de los mejores sistemas de combate implementados en un action RPG. 

El único apartado que no termina de brillar es el gráfico, especialmente en las secciones de mundo abierto. El popping es muy acentuado y a menudo se aprecian texturas de baja calidad. Imaginamos que este ha sido el sacrificio necesario para conseguir que el juego mantenga los 60fps, algo que, por otra parte, logra de forma triunfal. A pesar de estos problemas, y en conjunto, el aspecto visual de NieR Automata es sólido. Sin alardes, pero consistente. La banda sonora es perfecta. PERFECTA.

Es una lástima que no podamos hablar de otras novedades que hemos visto en estas dos horas, tanto jugables como argumentales. Pero os aseguramos que son de las que dejan la mandíbula por los suelos. Yoko Taro tiene ideas que sólo se podrían comparar con las de la retorcida mente de Hideo Kojima. ¿Es eso un cumplido? Juzguen ustedes mismos a partir del 10 de marzo de 2017, momento en que NieR Automata se pondrá a la venta en nuestro país para PS4 (la versión de PC, misteriosamente, está desaparecida en combate). Y ojo con los spoilers, porque en Japón se pone a la venta en tan solo unos días.

Lecturas recomendadas