Reportaje

Nos vamos al Mundial de Sudáfrica 2010

Por Óscar Díaz
-

Lo malo de ir como favoritos es que las desilusiones son igual de grandes que las ganas de levantar la copa. Sin embargo, las opiniones nunca han sido tan unánimes como le pasa a España este año. Sudáfrica, desde el 11 de Junio, será territorio de la Roja. Con motivo de este evento, en breve llegará su equivalente en consolas, apoyándose en la tecnología de FIFA 10.

Este título no se limitará a ser una mera adaptación, sino que se ha procurado crear un juego nuevo. En él, podremos rememorar o reescribir la historia de las selecciones que han disputado la fase de clasificación para el torneo Mundial de fútbol.

Ambientación a tope

Los partidos de un Mundial son algo especial. Aficionados de todos los rincones del mundo se dan cita en estadios que visitan por primera vez, pero su pasión no tiene fronteras. Así, junto a los himnos nacionales y los colores de cada selección, las vuvuzelas sudafricanas también estarán presentes. Respecto a lo que veremos en el terreno de juego, el aspecto de cada estadio se ha cuidado hasta el punto de influir la altura de las ciudades. En este sentido, se puede hacer que la fatiga sea un elemento más del partido.

El calendario oficial de partidos, que ya es definitivo, estará presente desde el primer momento que pongamos el Mundial FIFA Sudáfrica 2010 en nuestra consola. Esto nos permitirá hacer cábalas y simular lo que vamos a ver durante un verano lleno de fútbol. Los 199 equipos disponibles también dan una idea de hasta qué punto se ha cuidado el juego. Además, para no aburrirnos, podremos plantearnos retos o enfrentarnos a los que ya ofrece el título, con especial atención a la fase de clasificación y las jugadas que hemos vivido durante los meses previos a la fase final del torneo.

La primera impresión que nos hemos llevado es tan buena como la que proporciona FIFA 10. La jugabilidad ya la conocíamos de antes, pero se ha mejorado la inteligencia artificial de los porteros y se puede convertir en todo un tesoro para coleccionistas, si España gana el Mundial.

Lecturas recomendadas