Dragon Ball Fighter Z
Reportaje

Nuevas impresiones de Dragon Ball FighterZ para PS4, Xbox One y PC

Por Elizabeth López
-

Podría decirse que, aun habiendo pasado más de un mes, nos encontramos de resaca post E3 todavía. Y es que Bandai Namco ha querido traernos la posibilidad de disfrutar de algunos de los títulos que llevó a la gran feria del videojuego de Los Ángeles aquí, en Madrid. Uno que no podía faltar y que ya pudimos jugar durante el gran evento ha sido Dragon Ball FighterZ, del que os damos nuevas impresiones tras jugarlo en la Playroom de PlayStation España.

Quién lo diría... ya ha pasado poco más de un mes desde que se produjo la celebración del E3 2017. A pesar de los grandes anuncios que se produjeron durante la feria angelina como el primer gameplay de Beyond Good and Evil 2 o la confirmación del desarrollo de Metroid Prime 4, si hubo uno que prácticamente eclipsó al resto fue el de Dragon Ball FighterZ durante la conferencia de Microsoft. Tal es así que incluso consiguió varias nominaciones en los Game Critics Awards E3 2017, llegando a obtener el galardón a mejor juego de lucha frente al revolucionario ARMS.

Pero agua pasada no mueve molino ¿verdad? O tal vez sí, al menos esta vez, puesto que el haber jugado de nuevo la demo disponible en la feria de Los Ángeles nos ha permitido reiterarnos en que el juego se convertirá en todo un fenómeno en su género. No obstante, antes de contaros qué nos ha parecido, por si alguien se ha perdido o simplemente quiere volver a recordarlo, vamos a repasar en qué consistía dicha demo. 

La demo de Dragon Ball FighterZ nos brindaba la posibilidad de sumergirnos por primera vez en el título mediante un combate, o bien jugador contra jugador, o bien entre nosotros y la consola (donde, claramente, resultaba mucho más estimulante y divertido jugar contra otra persona). Tras decidir lo anterior, se nos presentó un plantel de seis luchadores, compuesto por: Vegeta, Goku, Gohan, Frieza, Cell y Majin Buu. En la elección podíamos hacer la mezcla de luchadores que quisiéramos, sin ser necesario que fuera buenos contra malos, e incluso elegir los colores de sus trajes, siendo los mismos en su mayoría opciones aleatorias que poco o nada tenían que ver con los atuendos originales. 

Por su parte, los escenarios disponibles para disfrutar de la grandeza que encierra el título tan solo eran dos: el Torneo de Artes Marciales y el planeta Namek. No obstante, cabe recalcar aquí que, a día de hoy, ya conocemos tres luchadores más que estarán disponibles en el juego, pero que no lo estaban en la demo: Trunks del futuro, Piccolo y Krillin. Asimismo, al igual que los personajes, el juego contará con más escenarios de los que pudimos ver esta vez como los confirmados recientemente: ring del Torneo de Cell, Espacio y Yermo.

Así pues, pasamos al meollo de la cuestión: el combate. El mismo consistía en una lucha 3 vs 3, que fácilmente recordaba a lo visto en títulos como Ultimate Marvel vs. Capcom 3, en un escenario 2.5D que, al igual que en el E3 2017, nos resultó bastante inmersivo a pesar de no tener lugar en 3D. Durante el mismo, los luchadores tenían a su disposición una gran cantidad de ataques que iban desde ataques cuerpo a cuerpo o a distancia hasta llegar a los especiales, siendo todos ellos inspirados directamente en el manga y el anime.

A su vez, a pesar de tratarse de una muestra pequeña del juego, nos permitió ver la complejidad que guarda el sistema de combate de cada luchador, pues cada uno contaba con sus propias peculiaridades. Sin embargo, resultaba bastante sencillo hacerse con él, pues era intuitivo, a diferencia de otros juegos en los que al principio cuesta adaptarse a los controles como, por ejemplo, puede pasar en Super Smash Bros.

En lo que a gráficos se refiere, no cabe duda de que el juego resulta sublime, pues, más allá de su resolución, 1080p y 60fps, muchas veces se nos olvidaba que nos encontrábamos ante una nueva entrega de la serie de videojuegos y no una de la serie de anime. Para ello, se servía de secuencias de animación que, a pesar de contar con modelos 3D, parecían estar utilizando sprites, lo que incidía en la idea de aparentar ser animación. 

Con todo lo anterior, y una banda sonora a la altura y que nos metía en el combate todavía más, reiteramos por tercera vez que Dragon Ball FighterZ, cuando aterrice en algún momento de comienzos de 2018, se convertirá en todo un fenómeno del género. A su vez, y coincidiendo con la idea expresada en nuestro blog, lejos de inventar la rueda, lo que hará lo nuevo de Arc System Works es premiar a una trayectoria de 15 años donde cada entrega ha experimentado con la lucha 3D, dando cada una de ellas ha dado un pequeño paso que ha llevado hasta aquí, un título que supondrá un premio tanto a los jugadores que hayan hecho el recorrido como a los fans de Dragon Ball. 

Lecturas recomendadas