Reportaje

Las oficinas de Netflix y el lanzamiento de Iron Fist en vídeo

Por Miguel Morales
-

Con motivo de los Netflix's Labs Days, Hobby Consolas tuvo la oportunidad de visitar la sede de Netflix en Los Gatos (California), para ver cómo trabaja una de las compañías mas populares del mundo. Hemos visto cómo trabajan, y cómo se puede hacer que millones de personas disfruten a la vez de cientos de contenidos en multitud de idiomas. La visita comenzó sacudiéndonos el jet lag en la entrada de las oficinas de Netflix.

Expuestos en una vitrina de cristal se encuentran algunos de los premios que la compañía ha ganado con la producción de sus originales, como Orange is The New Black. Para dar una pista sobre a qué se dedica la empresa, en la entrada nos encontramos un carrito enorme de palomitas, para empleados y visitantes. 

Entrada edificio de Netflix

La sede de la compañía se encuentra en Los Gatos, un pueblecito situado al final de Silicon Valley. Se compone de varios edificios distribuidos a lo largo de un campus inmaculado, en el que impera el césped verde y los árboles capaces de soportar las condiciones californianas de calor y falta de agua. 

En nuestro caso, la visita comienza en la plata baja, donde encontramos un departamento ubicado debajo de un enorme cartel con las letras N.E.R.D., que según parece es como su equipo informático de soporte se llama a sí mismo. En Netflix, todos los empleados pueden decidir cómo quieren decorar su puesto de trabajo, y hay algunos que han hecho auténticas maravillas. 

Éstos son los lanzamientos de Netflix para el mes de mayo

Como podéis ver en el vídeo de arriba, cada planta es distinta. Netflix se ha tomado en serio el hacer sus oficinas agradables para los que trabajan en ellas, y hacerles el trabajo lo más fácil posible. Una planta entera del edificio E (y puede que no fuese la única) se encuentra completamente llena de la última tecnología de consumo en lo que a móviles, ordenadores y tablets se refiere. 

Distintos dispositivos con Netflix

Todos estos aparatos están disponibles para que los empleados puedan usarlos cuando lo necesiten, ya que la multiplataforma es una de las nociones más básicas en un servicio como el que ofrece Netflix. En general, este es un buen ejemplo del funcionamiento de la compañía: un quid pro quo en el que se ofrece al trabajador las mejores condiciones posibles, y éste a cambio da lo mejor de sí mismo cada día en su trabajo.

 A medida que vamos subiendo dentro del edificio, nos vamos encontrando con departamentos cada vez más glamurosos: guionistas, desarrolladores y expertos ponen ideas en común ideas en salas de reuniones que se adaptan a las necesidades de cada uno.

Olvidad la sala de juntas con la mesa enorme de madera noble, y pensad más bien en un cuartito estrecho con sillas cómodas, mesas a una buena altura y todas las conexiones posibles: cargadores para ordenadores portátiles, un cable hdmi que conecta con la televisión colgada en la pantalla, cargador de móvil... Las salas son tan variadas como las necesidades que puedan tener los empleados, cambiando su tamaño y equipación. 

Edificio E de Netflix

Está claro que en Netflix se ha apostado por romper los formatos tradicionales. Precisamente, la sala que han dedicado a la prensa en este viaje es prueba de ello (de aquí no hay foto, pero lo podéis ver en el vídeo) con un diseño escalonado para las reuniones que resulta, como mínimo, llamativo. Ah, y todos tienen nombres de series o películas, que también es algo interesante. En cuanto al ambiente, encontramos gente de todas las edades, moviéndose sin prisa y vestidos con ropa informal.

La compañía permite personalizar el sitio de cada uno como mejor crea conveniente, aunque encontramos una temática de series de Netflix bastante recurrente. Y fue en este escenario donde pudimos presenciar en directo el lanzamiento de la serie Iron Fist en todo el mundo

El lanzamiento de Iron Fist

Haciendo de tripas corazón y aguantando el jet lag, llegamos a media noche para ver el lanzamiento de la última serie de Marvel en Netflix, Iron Fist. Se trata de la serie que cierra el grupo de "The Defenders", en la que un Danny Rand interpretado por Finn Jones llega a su Nueva York Natal cargado de poderes místicos que lo convierten en un arma viviente. 

Independientemente de si la serie nos ha gustado o no, hay que reconocer que el despliegue resultó impresionante. La sede que habíamos visitado por la mañana resultaba completamente irreconocible, decorada como Chinatown en Nueva York. Copas de champán, carteles de restaurantes chinos y en la pared una cuenta atrás hasta el lanzamiento, a las 1 a.m. en California. 

En el centro de todo aquel despliegue se encontraban sentados los expertos de Netflix, los que trabajan en que todas las versiones del servicio estén operativas.  Tened en cuenta que estamos hablando no sólo de una página web, sino de un multiplataforma que se extiende a Smart TVs, aplicaciones para smartphones, consolas... en todo el mundo. A la vez. Un auténtico reto logístico. 

Trabajadores de Netflix de cerca

De hecho, para asegurarse de que todo funcionaba correctamente, toda la sala estaba rodeada de un anillo de pantallas conectadas a diferentes dispositivos, como PlayStation 4 y Xbox One. En cada una de estas pantallas podíamos ver la diferente versión de Netflix según cada país, para comprobar que todo saliese segun lo previsto.

Aunque el trabajo del lanzamiento ya se había llevado a cabo, había muchas cosas que podían salir mal. De hecho, mientras estábamos allí se corrigió algún que otro error de última hora. Sin embargo, no debió de ser muy grave porque no retrasó en absoluto el lanzamiento de la serie. 

Escenario desde arriba

En los últimos segundos antes del lanzamiento, tanto ejecutivos como trabajadores y periodistas se sumaron a la cuenta atrás, y al grito de "Tres... Dos... Uno... ¡¡Cero!!", Iron Fist se lanzó a la vez en todo el mundo, poniendo el cierre perfecto a nuestra visita a la sede de Los Gatos y a los Netflix Labs Day.

Lecturas recomendadas