Reportaje

One Piece Burning Blood - Avance e impresiones jugables

Por
-

Llega el avance de One Piece Burning Blood, título anhelado por los fans del  manganime. Os contamos nuestras impresiones en las primeras horas haciendo el pirata con Luffy y compañía.

Los fans de One Piece seguro que os estáis mordiendo las uñas ante lo poco que queda para el lanzamiento de One Piece: Burning Blood, la nueva adaptación al videojuego del manganime creado por Eiichiro Oda. Nosotros ya hemos podido disfrutar de las primeras horas de juego -y repartir unos cuántos mamporros- y os contamos cuáles han sido nuestras impresiones de las aventuras protagonizadas por Luffy y compañía.

 

 

El equipo de Spike Chunsoft, quienes ya han trabajado en otras propuestas de corte similar como Danganronpa o J-Stars Victory VS+, son los responsables de One Piece: Burning Blood, que en sus primeras horas de juego ha conseguido lo que todo buen título que se precie debe hacer: que nos cueste despegarnos del mando.

 

One Piece: Burning Blood se aleja de los entornos abiertos y centrados en la exploración que vimos en Unlimited World R para dar paso a emocionantes y épicas batallas. Aunque puede parecer que se trata de una apuesta de corte tradicional, es una sensación que se va al garete en cuanto arrancamos el juego, donde la abrumadora fragancia de One Piece nos da de lleno con refriegas que destilan la identidad propia de una de las marcas más mediáticas de los últimos tiempos.

 

 

Ahora, para demostrar que somos el rey de los piratas tendremos que demostrar nuestra valía en trepidantes batallas 3 vs 3, que no solo son de lo más particulares debido a que derrochan el más puro estilo One Piece, sino que también aguardan un componente táctico, debido a que no todo se limita a machacar botones sin ton ni son.

 

One Piece: Burning Blood es toda una oda a los amantes de la serie, debido a la enorme amalgama de personajes del universo One Piece que están presentes en la aventura y que harán las delicias de los fans de la serie gracias a los 40 luchadores jugables que incluye el título. Son los siguientes:

 

 

Monkey D. Luffy, Portgas D. Ace, Sabo, Donquixote Doflamingo, Crocodile, Enel, Trafalgar Law, Bartolomeo, Smoker, Franky, Buggy, X-Drake, Roronoa Zoro, Aokiji, Brook, Eustass Kid, Sanji, Usopp, Fujitora/Issho, Gekko Moriah, Boa Hancock, Perona, Nami, Nico Robin, Tony Tony Chopper, Jinbei, Edward Newgate, Mihawk, Emporio Ivankov, Bartholomew Kuma, Marco el Fénix, el almirante Akainu, Kizaru, Sengoku, Jozu, Marshall D. Teach, Shanks, Koala, Bon Clay y Jesus Burgess.

 

Además, por si esto fuera poco y debido a la particularidad del concepto de One Piece: Burning Blood, también contaremos con 65 personajes que harán las veces de apoyo y podrán aportarnos habilidades temporales que puedan suponer una ventaja determinante en el combate, como aportarnos más velocidad, fuerza, dotarnos de más salud o incluso asestarle un golpe al contrincante. Entre ellos nos encontramos con Monkey D. Dragon, Arlong, Donquixote Rosinante, Trebol, Sentomaru, Hack, Bellamy, Gol D. Roger, Garp, Coby, Vergo, Silvers Rayleigh, Caesar Clown, Shiliew, Magellan, Lucci o Killer entre muchos otros.

 

 

Todas estas premisas convierten los combates de One Piece: Burning Blood en algo verdaderamente intenso. La particularidad de que las batallas sean 3 vs 3 aporta de profundidad al título gracias a las numerosas variantes que ofrece. Y ahí es donde entran en juego las Cadenas de Unidad, con las debemos trabajar en equipo con todos los integrantes de la tripulación para realizar combinaciones verdaderamente épicas. Estas cadenas pueden ser de choque o asistencias y sirven para realizar ataques mixtos de una forma bastante dinámica. Aunque también se pueden contrataacar estas acciones si estamos avispados.

 

El dinamismo de One Piece: Burning Blood es una de las mayores virtudes a la hora de combatir. El juego tiene multitud de posibilidades que llevar a la práctica en las batallas, pero todas se aprenden de una forma progresiva, y no es necesaria una extensa combinación de botones para ejecutarlas con maestría. Podemos hacer ataques estándar o especiales con la combinación de un par de botones. Lo mismo ocurre con las rompeguardias, que resultan imprescindibles para poner fin a un rival defensivo. Tampoco hay que olvidar activar el medidor ardiente cuando se encuentre en su máximo apogeo, ya que aporta un poder superior durante unos instantes, además de las escenas y coreografías más espectaculares a nivel visual, que además de estar insertadas de forma fabulosa, no rompen el ritmo del combate.

 

 

One Piece: Burning Blood cuenta además con numerosos modos de juego. El que más horas de diversión aguarda es Guerra Suprema, que es donde se podrán revivir diversas situaciones del manganime por medio de secuencias cinemáticas de lo más interesantes. Habrá diversas historias entrelazadas protagonizadas por personajes como Barbablanca, Portgas D. Ace, Sakazuki Akainu o por supuesto Monkey D. Luffy.

 

Aunque lo normal para avanzar en Guerra Suprema es vencer a nuestro contrincante, en ocasiones solo se nos pide tener que sobrevivir para poder progresar en la aventura, aguantando un determinado tiempo sin que el enemigo vacíe nuestra barra vital. Cada combate suele ofrecer un distinto enfoque, lo que aparece que la desidia no haga acto de presencia. Además, hay escondidos diversos capítulos extra o la posibilidad de repetir cada fase y completarla realizando algún requisito en concreto, como tratar de dar el primer golpe o no que nuestra energía no baje de determinado porcentaje, lo que proporciona una rejugabilidad bastante rica.

 

 

Por supuesto, en One Piece: Burning Blood encontramos bastante variedad en los que a modos de juego se refiere. Destaca el apartado Se Busca, que ofrece diversos desafíos de lo más variopintos destinados a extender la vida útil del título. Además de un modo Entrenamiento o la Base Pirata para adquirir ciertos personajes o extras. Sin obviar el Modo Online. Por supuesto, el juego está perfectamente subtitulado al castellano, con la posibilidad de poner las voces en inglés o japonés.

 

Queda muy poco para el lanzamiento de One Piece: Burning Blood, que se producirá el próximo 3 de junio. ¿Tenéis ganas de hacer el pirata?

Lecturas recomendadas