Reportaje

El origen de los Transformers

Por Rubén Guzmán
-

Aunque los Transformers que todos los conocemos nacieron en Estados Unidos, su origen hay que buscarlo en Japón. La historia de cómo se crearon los robots convertibles va mucho más allá de lo que tus ojos ven...

Precedida por un enorme éxito internacional, el viernes 8 de agosto llegará a los cines españoles Transformers La Era de la Extinción, cuarta entrega de la serie protagonizada por los famosos robots. Estrenada ya en casi todo el mundo, la película está siendo un colosal éxito y, de momento, la más taquillera en lo que va de año. Con Autobots y Decepticons en la cima de su popularidad, en Hobby Consolas echamos un vistazo al origen de los Transformers. Una curiosa historia que se remonta a los años ochenta…

Los robots originales

Los Transformers ya existían antes de ser Transformers. Por lo menos, el diseño de los robots. En 1982, la compañía de juguetes japonesa Takara Toys lanzó los Car Robots, hoy en día  considerados los primeros robots de juguetes transformables, dentro de su serie de robots Diaclone. Y ese mismo año, la misma Takara también lanzó los Micro Change, una nueva serie de robots convertibles parte de otra se sus líneas de juguetes, Microman (conocida en occidente como Micronauts). Aunque estos juguetes tuvieron distribución fuera de Japón (en países como Estados Unidos, Fracia e Italia) con diferentes nombres, su repercusión fue moderada.

Pero la compañía americana Hasbro se fijó en estos muñecos en la feria Tokio Toy Show de 1983, comprendió su potencial, y enseguida llegó a un acuerdo con Takara para relanzarlos en Estados Unidos como una nueva franquicia, que integraría tanto Car Robots de Diaclone como Micro Change de Microman. Y sí, lo has adivinado: la nueva gama de muñecos llegó a las tiendas americanas con el nombre de Transformers

En manos de Marvel Comics

Hasbro ya tenía experiencia en apoyar el lanzamiento de los nuevos juguetes con varios productos multimedia (el concepto ya existía por aquel entonces). La compañía trabajaba con éxito junto a Marvel Comics en una serie de animación y otra de cómics de sus muñecos G.I. Joe, así que acudió a la misma compañía para que creara productos similares de Transformers.

Al frente del proyecto se pusieron el editor jefe de Marvel en aquella época, Jim Shooter, y el que era uno de los guionistas más importantes de la compañía, Dennis O’Neil, quien, entre otras cosas, aportó el nombre del líder de los Autobots: Optimus Prime. No obstante, en Hasbro no quedaron contentos con las ideas de O’Neil, quien no quiso seguir trabajando en el proyecto y cedió el testigo a Bob Budiansky. Budiansky dio personalidad y nombre a muchos otros Transformers. Así, algunos de los diseños de los Diaclone a ser en los aviones Decepticon, los Dinobots, los Constructicons o el propio Optimus Prime. De hecho, el primer Car Robot (considerado hoy día como el primer muñeco robot transformable) acabaría siendo en el Transformer Sunstreaker. Y algunos Microman se convirtieron en Megatron, Soundwave, Blaster, Perceptor o coches Autobots como Bumblebee, Cliffjumper o Gears.

Para acabar de liar la cosa, Hasbro no se conformó con mezclar Diaclones y Microman de Takara para sus Transformers. Sus directivos decicideron que, si encontraban otros juguetes que pudieran integrarse en su nueva franquicia, pues mejor. Y ese fue el caso de algunos robots de la compañía de juguetes Takatoku (que muy poco después fue adquirida por Bandai). Tranformers como los Insecticons, Roadbuster, Whirl y Jet Fire son diseños de esta compañía. De hecho, la historia de este último es especialmente curiosa: Jet Fire es un diseño de Shoji Kawamori para la serie Macross que, como muchos sabréis, en España vimos como parte de la serie en Robotech. Por eso los robots de combate de la primera parte de este anime son idénticos a Jet Fire.

Creando la mitología

Marvel se encargó también de crear la historia de fondo y el universo de los personajes: los Transformers eran robots alienígenas que había librado durante siglos una guerra en su planeta de origen, Cybertron, divididos en dos bandos: los heroicos Autobots y los malvados Decepticons. Robots de ambas facciones se estrellaron en la Tierra y despertaron reconstruidos para transformarse en vehículos terrestres y pasar desapercibidos.

  

Tanto la serie de cómic como la de animación comenzaron con esta premisa en 1985. Como curiosidad, decir que durante los primeros tebeos la historia de los Transformers se integro en el Universo Marvel, con apariciones de personajes como Spider-Man o Nick Furia. Ahora es posible recuperar esos tebeos en el tomo que ha publicado Planeta. Aunque ha habido muchos cómics de Transformers posteriores, para muchos esta sigue siendo la auténtica historia de los personajes. Por su parte, la serie de TV, producida por Marvel y animada por Toei Animation, desarrollo sus propias tramas distintas a las que leímos en papel.

Opening de la serie Transformers. Canal de Youtube WerewolfNL.

La primera gama de muñecos y las series de cómic y animación conforman lo que hoy se considera como la primera generación de los Transformers (que se extendió de 1984 a 1993). Su éxito fue tal que la propia Takara sustituyó en las tiendas japonesas sus series de juguetes por los nuevos Transformers. Después, la popularidad de los personajes descendió para resurgir con toda su fuerza en la pasada década. Y hoy, 35 años después de su nacimiento, los Transformers están más presentas que nunca con nuevas series de animación, cómics, videojuegos, juguetes y, por supuesto, películas de colosal éxito. Y nada hace pensar que el fenómeno no vaya a seguir creciendo.

Lecturas recomendadas