Patoaventuras - ¿Cómo acabó la serie original de Ducktales?
Reportaje

Patoaventuras - ¿Cómo acabó la serie original de Ducktales?

Por Jesús Delgado
-

Patoaventuras (Ducktales) es un clásico animado de los ochenta y noventa. ¿Pero ahora que viene su remake os acordáis de cómo acabó esta serie de animación de culto?

Recientemente supimos que la serie animada de Ducktales (conocida en el mundo hispanohablante como Patoaventuras) sería objeto de remake. Y hace aún menos, recibimos el primer tráiler de su nueva versión, la cual se estrenará a lo largo de este año 2017. Gracias a este avance pudimos hacernos idea de por dónde irán los tiros en la versión moderna de Ducktales

Ahora bien, no vamos a hablar tanto de este remake, en el cual ya profundizaremos en el momento en que se estrene, sino en la serie original de Patoaventuras. Y es que en el siguiente reportaje nos viajaremos al pasado para recordar cómo acabó Patoaventuras. Aunque, como viene siendo habitual en los reportajes de este tipo que os proponemos, esta pregunta suele tener algo de truco. Ya que mucha gente pensó que Patoaventuras tuvo dos finales, cuando realmente no es así. Pero vayamos por partes.

La serie original

Antes de ponernos en serio con el final de Patoaventuras, quizá tendríamos que hablar de que esta serie animada fue un hito para su momento, y la punta de lanza que regeneró a Walt Disney en la televisión. Su emisión fue desde 1987 hasta 1990, contando con un total de cuatro temporadas y un centenar de episodio. Una nada desdeñable cifra, por cierto.

Como decíamos, fue parte del plan regenerador de Disney, que a principios de los ochenta vivía horas más bien bajas. Si bien series como la de Los Osos Gummy la precedieron, Ducktales fue el autentico bombazo, dentro del plan de productos para redifusión que posteriormente Disney ofertaría: Chip y Chop: Guardianes Rescatadores, Aventureros del Aire, el Pato Darkwing...

La serie de Ducktales tenía como inspiración los cómics de Carl Banks y de Don Rosa para las ediciones impresas de Disney, que desde los años cuarenta habían tenido al Pato Donald y a sus sobrinos Huey, Dewey y Louie (Juanito, Jaimito y Jorgito en España, Hugo, Paco y Luis en Latinoamérica) como principales personajes. Sin embargo, en la serie, Donald dejaría el papel protagonsita en manos de otro personaje nacido en los cómics, y que a lo largo de cincuenta años había ganado enorme popularidad: El Tío Gilito McPato (Scrooge McDuck en el original), un avariento y misátropo millonario, que era a su vez el tío de Donald por parte de madre. 

La premisa de la serie partía de que Donald dejaba a sus sobrinos a cargo del tío abuelo de estos, Gilito. El choque generacional se hacía inevitable hasta que Gilito advertía que la curiosidad de los trillizos estaba en consonancia con su propia sed de aventuras, lo que propiciaba una relación mucho más cercana. Hasta el punto, atención, de que Gilito comenzaba a valorar a su familia por encima de las riquezas que a lo largo de su vida había logrado amansar.

De esta manera, y partiendo de un largometraje animado  "El Tesoro de los Soles Dorados" que se dividió en cinco episodios, la serie desarrollaba un rico y basto universo inspirado en los cómics, introduciendo personajes clásicos como Eugenio (Gyro Gearloose), los Golfos Apandadores (los Chicos Malos o Beagle Boys) o Flint MacNate (Isidoro Dorado o Flintheart Glomgold), a la vez que introducía a personajes nuevos que pasarían a formar parte de la cultura popular tales como el piloto Joe McQuack (Launchpad McQuack) o el superhéroe Patoaparato (Gizmoduck).

Y hasta aquí os contamos de la serie. Si os interesa refrescar la memoria, Amazon oferta sets de DVD con la colección original de Patoaventuras. Eso sí, amigos de la nostalgia tened cuidado, que el doblaje español que aparece en estos discos es el de España, incluyendo su opening. Si queréis encontrar el original mexicano tendréis que escarbar un poco más.

Y ahora, al lío. Vamos con el final de Patoaventuras.

La película

DuckTales the Movie: Treasure of the Lost Lamp, traducida como Patoaventuras, la película: El tesoro de la Lámpara Perdida se estrenó en verano de 1990 y durante mucho tiempo se tomó como el final de la serie. Pero en realidad se trata de un spin-off de esta, pues, como os contamos en el siguiente epígrafe, la serie animada acabó a finales de ese mismo año. Además por cuestiones de continuidad respecto a la cuarta temporada, vemos que claramente los hechos de esta ocurren antes. 

La película presenta a dos personajes. Uno es Genio, el proverbial genio de la lámpara maravilloso que cumple deseos y que en la película es un pato preadolescente, y Dijón, una suerte de perro del desierto contratado por McPato para sus excavaciones en Oriente Medio. La trama de la película gira en torno a esta lámpara mágica con un genio en su interior que cumple hasta tres deseos por persona, y los intentos de un maléfico mago llamado Merlock por hacerse con el objeto. 

La historia Patoaventuras, la película: El tesoro de la Lámpara Perdida giraba en torno a los temas recurrentes de la serie: un tesoro fabuloso, leyendas y cuentos populares, el dilema moral de McPato que debe elegir entre el tesoro y su familia, etc... pero a pesar de solaparse a la serie de dibujos, en general resultó bastante insatisfactoria tanto a nivel de recaudación como de crítica. Los fans más radicales de los tebeos originales llegaron a señalar que era un insulto a la memoria de Carl Banks, creador de Tío Gilito. Nosotros no entraremos a valorar, solo diremos que su fracaso comercial lastró el futuro en películas y en series de la franquicia. De ahí que la serie acabara ese mismo año. 

The Golden Goose

"The Golden Goose" ("El Ganso Dorado") fue la series finale emitida el 27 y el 28 de noviembre de 1990 en un doble episodio. Este doble episodio se vuelve a presentar al ladrón Dijón, que logró sobrevivir a la película y reapareció en un par de episodios de la temporada cuatro. Durante la trama, Dijón es aceptado por su hermano Poupon en la orden sagrada del Ganso Dorado, un artefacto hecho de oro que representaba a dicho animal. Tras una fugaz lucha contra sus instintos cleptómanos, el ladrón roba la pieza, poniéndola en juego en uno de los recurrentes choques entre McPato y su rival Flint MacNate. 

Pero, ah, el ganso está maldito y Bigtime (Boss) de los Golfos Apandadores gracias al artefacto logra convertir a los tres sobrinos de Tío Gilito en oro. El millonario, Poupon, Dijon y McQuack siguen a McNate y a los Apandores hasta una fábrica. Allí, el ganso se revela y comienza a convertir todo lo que ve en oro. Tras un enfrentamiento con los Apandores, Gilito, Dijon y McQuack logran hacerse con el ganso, y en un viaje contrarreloj regresan al templo que servía de hogar al animal. En el último momento, mientras la capa mágica que convierte todo en oro se aproxima a ellos, McPato logra colarse en el interior del templo, devolviendo al ganso a su estado original. Como resultado, los efectos de la maldición revienten, recuperando también a sus sobrinos. 

Con la crisis detenida, McPato se reúne con los niños y con el resto de la familia. Dijón promete a su hermano no volver a delinquir y que nunca más robará nada. Sin embargo, antes de que nadie se dé cuenta, el ladrón le sustrae al millonario su reloj. El episodio termina con McPato persiguiendo a Dijón por el jardín de la casa, exigiéndole que le devuelva el reloj. 

Y finis. Así debería haber acabado Patoaventuras y este es el final oficial de la serie clásica. Pero no os vayáis, que aún hay más.

Videojuegos y cómics

Además del juego de Patoaventuras de NES que fue remasterizado bajo el título de Ducktales Remastered, existió una secuela que se publicó bajo el título de Ducktales 2. En ordenadores tuvimos el título DuckTales: The Quest for Gold y no hace mucho, para iOS y Android, se lanzó el juego DuckTales: Scrooge's Loot, basado en el universo de la serie. 

Sin embargo, la continuidad de estos juegos respecto a la serie es endeble y no se consideran canon. Como ha pasado recientemente con los cómics que en la década pasada publicaron Boom! Studios y que además tuvieron crossover con los cómics de el Pato Darkwing. Por ciertos problemas de créditos respecto a la autoría de las historias sospechamos que los responsables de Disney descanonizaron los eventos de estos cómics, a pesar de la buena acogida que tuvieron, llegando a señalar que Darkwing Duck y Ducktales no compartían universo, en contra de lo que siempre se había creído. 

Si queréis leeros algún cómic de Darkwing Duck es posible encontrar las ediciones de Boom! Studios aún por Amazon, como la reciente edición de Joe Books del Pato Darkwing. Paralelamente, tanto Patoaventuras, la película: El tesoro de la Lámpara Perdida como el resto de la serie original de Ducktales es relativamente fácil de encontrar en tiendas on-line. Además, tampoco nos olvidemos del videojuego remasterizado de Ducktales, que está a un precio bastante asequible. 

No os olvidéis. Si, como creemos, os ha gustado este reportaje, no dejéis pasar los otros dedicados a series de televisión que os hemos ofrecido previamente.

Lecturas recomendadas