Reportaje

Los peores juegos de PS2

Por Álvaro Alonso
-

Los peores juegos de PS2. Sí, sólo los peores. Porque todos conocemos las grandes obras maestras de PlayStation 2, pero a veces merece la pena descubrir las manchas negras de un currículum que creíamos perfecto.

ACTUALIZADO: Añadimos seis nuevos horrores a los peores juegos de PS2, entre los que se encuentra, por petición popular, el magnífico ¡Qué pasa Neng!. Gracias por recordárnoslo...

Cuando pensamos en PlayStation 2 es inevitable recordar aventuras de la talla de Metal Gear Solid 3: Snake Eater, Jak & Daxter, GTA San Andreas, Final fantasy X, Kingdom Hearts, God of War, Devil May Cry y un larguísimo etcétera de joyas que nos hicieron disfrutar durante la sexta generación de consolas.

Semejante catálogo sirvió a la máquina de Sony para convertirse en una de las más exitosas jamás creadas y, aun a día de hoy, no son pocos los que desenpolvan su vieja PS2 para echar una partidita.

Pero estamos bastante seguros de que no juegan a los títulos que os presentamos a continuación; no son buenos, tampoco regulares, algunos ni siquiera merecen un 0 como calificación (sería hacerles un favor). Son lo peor de lo peor: los peores juegos de PS2, obras que quedaron ocultas bajo el brillante catálogo de PlayStation 2.

Pero hoy nos hemos levantado con ganas de hurgar en la herida (siempre con una buena dosis de humor, claro) y sacar a la luz esos títulos que todavía hacen que el pobre redactor que tuvo que analizarlos se despierte entre sudores fríos a altas horas de la noche. Por favor, por lo que más queráis, ¡no nos mandéis ninguno de estos peores juegos de PlayStation 2 a la sección putea al redactor! Sería demasiado cruel.

GoDai: Elemental Force

¿Un juego de ninjas con muchas armas, movimientos espectaculares, combates a lo 'Tigre y Dragón' y la búsqueda de los elementos como leit motiv? ¿Qué podría salir mal? Pues todo... si a dicho juego le metes animaciones robóticas, un control que puede causar esguinces y un framerate que haría llorar a un PCero durante varias horas. Si alguna vez veis GoDai: Elemental Force en el cajón de ofertas de Game, no lo compréis. Es una trampa.

Legend of the Dragon

Que no panda el cúnico, tranquilidad, este Legend of the Dragon no tiene nada que ver con el maravilloso Legend of the Dragoon para la primera PlayStation. Aquí lo que tenemos es uno de los peores juegos de lucha de la historia; ¿de qué sirve tener 24 personajes si todos tienen EXACTAMENTE los mismos movimientos? Eso si conseguías ejecutarlos, claro, porque el control parecía diseñado por alguien que no había tocado un pad en la vida. Ojalá un auténtico dragón quemando todas las copias de este juego.

George of the Jungle and the Search of the Secret

¡Qué divertida era la película de George de la Jungla! ¡Seguro que el juego también lo es!

CRASO. ERROR.

Este juego es tan malo que el PEGI tuvo que inventar una nueva calificación para que se pudiera poner a la venta: HORROR. Pero no horror de pasar miedo, sino de querer coger una de las lianas con las que el pobre George se balanceaba a trompicones y usarla para lanzar el juego lo más lejos posible.

Coraline

Hubo un tiempo en que todas las películas tenían su adaptación a videojuego correspondiente, incluso aquellas que no tenía sentido adaptar. Tal es el caso de Los Mundos de Coraline, basada en una novela de Neil Gaiman. Pero ahí se acaba lo bueno, porque el videojuego poco tiene que ver con la película o la novela, y nos invita a aburrirnos soberanamante llevando a cabo actividades sin sentido alguno. Suerte que apenas duraba tres horas... Pero nos extrañaría que alguien hubiese aguantado tanto tiempo jugándolo.

Butt Ugly Martians: Zoom or Doom!

Ya sólo con leer el título era evidente que 'Los Marcianos de Culo Feo' tenían poco futuro. Pero eso no presagiaba ni la mitad del horror que el pobre incauto que le dio una oportunidad tuvo que sufrir. Era prácticamente imposible no chocarse con todo durante las carreras, y la sensación de velocidad se alejaba bastante de lo que cualquiera esperaría de una nave espacial. Iker Jimenez encontraría un OVNI antes que la diversión en este juego.

Zathura

¿Recordáis lo que decíamos hace un momento de las adaptaciones de película a videojuego? Este es uno de esos extraños casos en los que, por muy fans que seáis de la cinta, debéis manteneros alejados a toda costa del videojuego. En serio, si lo compráis, que sea para utilizar la caja como posavasos o el disco como frisbee. Pero hagáis lo que hagáis, no intentéis jugar a Zathura. No se lo recomendaríamos ni a nuestro peor enemigo. Bueno, en realidad sí.

Unlimited Saga 

Más que uno de los peores juegos de PS2, Unlimited Saga es una lástima. Con la de alegrías que nos ha dado la saga SaGa (qué hermosa redundancia) y a Square Enix no se le ocurre otra cosa que ahcer el JRPG más extraño, tosco y desesperante de todos los tiempos. Hay gente que dice que una vez le pillabas el tranquillo a su complejo y aleatorio sistema de juego, tenía su gracia... Pero también hay gente que dice que Batman v Superman es una obra maestra.

Big Mutha Truckers 2

Ah... la apasionante vida del camionero, viviendo aventuras en la carretera día sí, día también y compitiendo en concursos de bostezos contra otros camioneros. No se nos ocurre nada mejor para convertir en videojuego, la verdad. Pero lo que debería haber sido una desternillante aventura de conducción resultó ser un remedio perfecto para el insomnio; ni los alinígeneas ni las rancheras semidesnudas evitaron que Big Mutha Trucker 2 se estrellase con todo el equipo en la primera curva.

G.I. Joe: The Rise of the Cobra

G.I. Joe: The Rise of the Cobra es un cúmulo de desastrosas casualidades. Por un lado, tenemos la nefasta idea de adaptar a videojuego una película mediocre, por muchas katanas y pistolas que tenga. Por otro, tenemos que se trata de un port de la versión de PS3, que ya era rematadamente mala. Juntadlo todo en un mismo disco y obtendréis como resultado un juego cuya mayor emoción es que se te corrompa la partida a los cinco minutos de empezar.

MTV's Celebrity Deathmatch

¿Un juego en el que estrellas de la MTV se parten la cara? Claro, por qué no.

*Dos minutos después...* 

Que alguien me saque los ojos y se los dé de comer al desgraciado que programó esta bazofia, por favor.

Driven

¡Driven! ¡El revolucionario juego de carreras que mezcla conducción y narrativa de formas nunca antes vistas! ¡Driven! ¡La innecesaria adaptación de la película que hizo llorar al Dr. muerte! ¡Driven! ¡Dicen que es más fácil conseguir que el disco caiga de canto que terminar una carrera! ¡Driven! ¡Los rusos lo echan en el vodka para entrar en calor! ¡Driven! ¡Los andaluces se lo ponen para echar la siesta! ¡Driven! ¡Ya en sus mejores pajarerías!

Bad Boys: Miami Takedown

Sería lógico pensar que un un juego en el que Will Smith se dedica volar cabezas es divertido. Pero si ese es Will Smith, yo soy Brad Pitt. Y si este juego es divertido, entonces The Order: 1886 es una obra maestra. En serio, el iluminado que ideó el sistema para cambiar entre primera y tercera persona (constantemente y de forma confusa) debería ser condenado a jugar a esta "maravilla" todos los días del resto de su vida.

¡Qué pasa Neng!

¡Qué pasa Neng! es como pisar una pieza de lego con los pies descalzos. Como llegar a casa, muerto de hambre, y descubrir que esta noche toca repollo. ¡Qué pasa Neng! es el metro que se larga en tus narices. Y el mosquito que te despierta a las tres de la mañana en una noche de verano. Es como un huevo frito sin yema, o como la bolsa de basura que se rompe de camino al cubo. ¡Qué pasa Neng! te observa mientras les dices a tus padres que te han echado del instituto. Y seguirá ahí el día que tu jefe te despida por ir de empalme a trabajar. ¡Qué pasa Neng! es un videojuego, y eso nos entristece. Pero al menos, sabemos a ciencia cierta que es el peor juego de PS2.

Y ahora os invitamos a que compartáis con nosotros vuestras peores experiencias. Tomáoslo como una reunión en la que nos confesáis vuestros miedos; estamos aquí para apoyaros. Contados cuáles son los peores juegos de PS2.

Lecturas recomendadas