Persona 5 impresiones
Reportaje

Persona 5 para PS3 y PS4 - Impresiones del nuevo JRPG de Atlus

Por Álvaro Alonso
-

Hemos jugado a Persona 5 en inglés. Es increíble lo mucho que puede llegar a decir una frase tan simple. Dice, por un lado, que tras una espera que se ha hecho eterna -acompañada de no pocos retrasos- el juego está listo para su lanzamiento en occidente. Dice también que, desgraciadamente, el juego volverá a llegarnos sin textos en castellano, lo que hará que muchos se lo pierdan. Y en último lugar, dice que, a pesar de todo, ya sabemos que esta nueva entrega va a estar a la altura de los anteriores. Y a su vez, eso quiere decir que va a ser, con toda seguridad, uno de los mejores JRPG de 2017. 

La saga Persona nunca ha terminado de despegar en Europa. Y para qué engañarnos, es comprensible. Hablamos de una propuesta muy ¿japonesa? que no es para todo el mundo: una mezcla entre simulador social, más concretamente de instituto, y JRPG al uso. Sólo que de "al uso" no tiene nada, porque hay una buena dosis de filosofía junguiana (el concepto del yo interior, la persona), mensajes trascendentales y androides en bikini partiendo demonios por la mitad con una katana. Persona 3 y Persona 4, lanzados para PS2 (con reediciones en PSP y PS Vita), consiguieron que la saga se asomase tímidamente al gran público, pero la barrera del idioma ha impedido que muchos se atrevan a dar el salto.

Por eso, y porque la idea de tener que ir a clase y aprobar exámenes virtuales no es demasiado llamativa de primeras.

Pero es una verdadera lástima, porque todas las entregas son pequeñas grandes joyas del JRPG (para más señas, podéis leer nuestro análisis de Persona 4 Golden). Y nuestra primera hora con Persona 5 nos ha convencido de que estamos ante otro diamante... Uno que hemos de robar de las garras de su dueño.

Persona 5

Piensa el ladrón que todos son de su condición

Nuestra partida tenía lugar en las primeras horas de la aventura... O eso intuimos, pues tuvimos que cargar una partida guardada en lugar de empezar de cero. Esto hizo que la toma de contacto fuese un pelín dura: no teníamos demasiado claro a dónde ir o qué debíamos hacer, más allá de un mensaje en la parte superior derecha que olía a objetivo principal: destapa los abusos de Kamoshida. "Vale, es un comienzo" pensamos. Controlando al MC de Persona 5, que algunos han bautizado como "Potter" debido a su parecido con el joven mago de J. K. Rowling, comenzamos a explorar las calles de Tokyo.

Aquí ya notamos un pequeño cambio respecto a anteriores entregas: en las fases que tienen lugar en el mundo real, tenemos cierta libertad para mover la cámara. En algunas zonas la manejamos a voluntad, mientras que en otras siguen presentes las cámaras fijas. En líneas generales, y a pesar de que muchas zonas estaban bloqueadas (para que no diésemos vueltas como patos mareados), el escenario transmite más "sensación de ciudad", y ofrece algo más de libertad. Pero lo que más nos llamó la atención es que se respira vida; hay NPCs por todas partes, caminando, charlando o realizando cualquier tipo de actividad que realizaría una persona virtual.

Persona 5

Con algunos podemos hablar, por supuesto, pero también "escuchamos" (vemos mensajes que saltan de forma automática) sus conversaciones al pasar cerca. Curiosamente, llegaban a nuestros oídos muchos cuchicheos que giraban en torno al protagonista. Al parecer, la gente le teme por algo que le hizo a alguien...

El caso, que tras deambular un rato dimos con Ann Takamaki, una de las protagonistas de la aventura. Aquí se activó una secuencia de estilo anime (recurrentes en la saga) que dejaba claro que ambos personajes aún no se conocían demasiado. Por suerte, esta secuencia sirvió para aclarar hasta cierto punto lo que sucedía: el profesor de gimnasia de la academia Shujin se aprovecha de los alumnos, y nuestros personajes se proponen sacar a la luz sus abusos para acabar con el reinado del terror que ha instaurado en la escuela.

Persona 5

Las secuencias conversacionales son constantes, pero nunca nos limitamos a actuar como espectadores. Constantemente se nos pide responder preguntas o tomar decisiones, y todas (o la gran mayoría) afectan a la relación con el resto de personajes, uno de los factores más importantes dentro del apartado social, que tiene, además, repercusión también dentro de la faceta más puramente RPG. En ese sentido, contamos también con un teléfono móvil al que podemos acceder desde el menú principal, y que utilizamos para entablar conversaciones con nuestros compañeros.

Pero el teléfono no sirve sólo para mandarnos WhatsApp con el resto de personajes de Persona 5; también es nuestra vía de entrada al Metaverso, un mundo que representa el inconsciente colectivo de toda la humanidad. Aquí los deseos más oscuros de las personas cobran forma, dando lugar a enormes y extravagantes palacios habitados por Sombras que protegen un tesoro... que es en realidad el anhelo más perverso del corazón del amo del palacio. Al penetrar en dicha realidad alternativa, nuestros personajes adquieren una nueva identidad como Ladrones Fantasma. Su misión es robar el tesoro, por supuesto, para así conseguir que que el individuo en cuestión (en este caso Kamoshida, el profesor de gimnasia) confiese sus crímenes.

Persona 5

Es probable que vuestro cerebro todavía esté tratando de procesar todo lo que acabáis de leer, pero no os hemos contado la mejor parte: en la partida, toda esta información nos la facilitó un gato parlante de nombre Morgana. Un gato que es también parte del grupo de Ladrones Fantasma, y a quien podemos controlar en combate.

Persona 5, damas y caballeros.

Mangando con estilo

El Metaverso es la parte RPG, con los palacios actuando como las nuevas mazmorras. Ahora bien, aquí es donde más cambios se aprecian respecto al resto de entregas. Los Ladrones Fantasma son aquellos que se cuelan a escondidas y roban tesoros, y eso es precisamente lo que hacemos: nos infiltramos en los palacios utilizando las esquinas para cubrirnos, esquivando trampas o saltando entre posiciones para evitar que nos detecten. Los escenarios ofrecen variedad (recordad, cada palacio es la representación de los deseos de su dueño, así que son todos distintos) e incluso hay algún que otro puzle, para lo que contamos con una habilidad llamada "Tercer Ojo" que nos permite ver los elementos con los que es posible interactuar. También hay diversos tesoros opcionales escondidos por el escenario, así que merece la pena explorarlos a conciencia.

Infiltrarse es importante por dos motivos: primero, porque si nos detectan demasiadas veces seremos expulsados del palacio. Y segundo, porque así podemos pillar a los enemigos por la espalda y contar con ventaja en combate. Las batallas son más dinámicas y veloces que nunca, y eso que se trata de un sistema por turnos de los de toda la vida. Al usar el comando de ataque, el personaje seleccionado responde de forma tan directa que, por momentos, da la sensación de tener control total sobre sus acciones. Esto es aún más patente al usar armas de fuego, pues en esos casos debemos pulsar el botón varias veces en función de la cantidad de balas que queramos gastar (y del tipo de arma que tengamos equipada).

Persona 5

También contamos con algunas habilidades nuevas, como el Baton Pass, que permite "ceder" el turno a otro personaje para incrementar su poder. Y, si lo deseamos, podemos establecer un patrón de comportamiento sobre nuestros aliados para que actúen por su cuenta (aunque esto no es nuevo, todo sea dicho). En anteriores entregas, al infligir una gran cantidad de daño sobre un enemigo, este quedaba aturdido y se no daba la posibilidad de realizar un "All Out Attack", un poderoso ataque en grupo.

Pero en Persona 5 se abren nuevas posibilidades: podemos elegir entre realizar el mentado ataque o negociar con la Sombra que estemos combatiendo. Seleccionando distintas opciones de dialogo, podemos chantajear al enemigo para que nos de dinero o incluso objetos. Más interesante aún, es la posibilidad de convencerlos para que se unan a nosotros, una característica heredada del primo hermano de Persona, la saga Shin Megami Tensei. Y se unen como nuevas Personas, que son la salsa de los combates.

Persona 5

Las Personas son la forma en que el yo interior de nuestros personajes se manifiesta en combate, permitiendo que realicen ataques mágicos. En los combates de Persona esto es clave, pues conocer la vulnerabilidad del enemgo y explotarla es esencial para sobrevivir a los combates. Cada personaje cuenta con su propia Persona, que va evolucionando y aprendiendo nuevas técnicas a media que suben de nivel. Pero, como es habitual, el MC puede hacer uso de todas las Personas que adquiramos, pudiendo cambiar entre ellas en su turno para adaptarse a las exigencias del combate.

Desde un punto de vista técnico, Persona 5 no es ninguna maravilla. No olvidemos que se trata de un desarrollo intergeneracional que lleva en el horno desde, por lo menos, 2013. Nosotros hemos probado la versión de PS4, y aunque sin duda es superior a las anteriores entregas (tampoco era difícil, teniendo en cuenta que eran de PS2), no hay nada que destaque...

... Excepto la interfaz.

Persona 5

¿Es Persona 5 el juego con más estilo de todos los tiempos? Si no lo es, poco le falta, la verdad. La selección de colores, el diseño de todos los cuadros y mensajes de información, las constantes onomatopeyas que se muestran en pantalla y la elegancia que baña la interfaz, hacen que, a pesar de sus carencias, Persona 5 sea un juego visualmente único. Mirad la pantalla de fin de combate, por ejemplo. Se trata de una transición (con un tiempo de carga muy bien disimulado) en la que conocemos las estadísticas del combate mientras el grupo vuelve a la acción. Una jodida genialidad.

Os dejamos uno par de ejemplos en formato gif para que entendáis a qué nos referimos:

Persona 5

 

Persona 5

La banda sonora sigue la tónica general de la saga, con un estilo estilo acid jazz que le sienta de maravilla. Al principio, cuando escuchéis las melodías, no podéis evitar pensar "qué narices es esto". Unos minutos después, estaréis tarareándolas y se taladrarán en vuestras cabezas durante el resto del día (a nosotros ya nos ha pasado con el tema principal de los combates). Una vez más, la magia de Persona.

No os imagináis lo doloroso que es que un juego con una pinta tan fantástica llegue sin traducir. En Japón ha recibido críticas buenísimas (39/40 en Famitsu), y esta primera toma de contacto ha servido para dejarnos claro que estamos ante otro hito de Atlus. Cruzamos los dedos para que ocurra el milagro y venda una gran cantidad de copias en nuestro país. Quizás así, algún día, veamos una versión de Persona 5 en español. Y vosotros, si tenéis un nivel de inglés medio-alto, marcad el 4 de abril en el calendario e id estudiando para el examen virtual.

Lecturas recomendadas