Reportaje

Personajes censurados en videojuegos

Por Álvaro Alonso
-

La polémica con la pose de Tracer en Overwatch ha vuelto a abrir el viejo debate de la censura en los videojuegos. A continuación, repasamos algunos de los casos más destacables. 

La censura en videojuegos vuelve a acaparar todos los focos debido a que, en los últimos meses, hemos visto cómo varios estudios se veían obligados a alterar distintas partes para evitar polémicas o atendiendo a las quejas de los usuarios. Y es que aunque las cosas han cambiado mucho desde los años 80 (¡ay, los 80!), las connotaciones religiosas y los personajes que "enseñan más de lo debido" siguen siendo fruto de la censura. Aprovechando las circunstancias, hemos decidido hacer un repaso a algunos de los casos de personajes de videojuegos censurados más conocidos y/o polémicos de la historia.

R. Mika y Cammy (Street Fighter V)

Mika buttslap Cammy censura

Estas dos luchadoras de Street Fighter V están entre los casos más recientes: en una de las actualizaciones de la beta, R. Mika dejó de abofetear su trasero como celebración tras, mientras que la cámara durante la introducción de Cammy cambió a una posición que no dejaba al descubierto sus partes bajas. Ante las quejas de los fans, Capcom tuvo que salir a la palestra para dar explicaciones por los cambios.

Tracer (Overwatch)

 

Un jugador mostró su descontento en los foros de Overwatch debido a que, según él, la pose de victoria de Tracer resultaba sexista. La compañía no tardó en responder y hoy, la heroína ya cuenta con una nueva pose. ¿Qué opináis?

Tharja (Fire Emblem: Awakening)

Nintendo tiró de la cortina para censurar una escena de Tharja en el DLC de Fire Emblem: Awakening, y aunque por estos lares la escena no fue alterada, sí que sufrimos el tijeretazo en algunas de las conversaciones que mantiene con Nowi.

Poison y Roxy (Final Fight)

Este es uno de los casos más polémicos y que, aun a día de hoy, sigue dando que hablar. Uno de los testers del port de Final Fight para Super Nintendo cayó en la cuenta de que arrear mamporros a mujeres podía no estar muy bien visto en la comunidad, a lo que Akira Yasuda (diseñador de Final Fight) respondió asegurando que tanto Poison como Roxy eran travestis. La respuesta tampoco hizo demasiada gracia así que, al final, se optó por sustituir sus sprites por los de dos punkys.

Agnès y Edea (Bravely Default)

Square Enix pensó que los ojos de aquellos que no residen en Japón no estaban preparados para ver la carne de las protagonistas de Bravely Default, así que algunos de los trajes ganaron un extra de tela. Por otra parte, mientras que en el páis del sol naciente su edad rondaba los 15 años, en el resto del mundo su edad ascendió a 18.

Lin (Xenoblade Chronicles X)

Algo parecido pasó con Lin, una de nuestras posibles acompañantes en Xenoblade Chronicles X para Wii U. Entre los atuendos con los que podemos vestir a esta jovencita de 13 años se encuentra el bikini que podéis ver en la imagen... pero sólo en Japón, claro.

Bill Rizer y Lance Bean (Contra)

Otro caso de censura en videojuegos especialmente sonado fue el de Contra, el mítico shooter de disparos 2D de Konami. Debido a las fuertes leyes censoras de Alemania, la versión de NES cambió a los machotes protagonistas (y a unos cuantos enemigos) por dos "roboses". Y aún hay más: el título del juego cambió para ajustarse a los circuitos de los protagonistas y, durante muchos años, conocimos la saga en territrio europeo como Probotector.

Lecturas recomendadas