Reportaje

PlayStation Move se exhibe en Madrid

Por Óscar Díaz
-

Sólo faltan un par de meses para que PlayStation Move llegue a las tiendas y, junto al hardware necesario, lo hará todo un cargamento de juegos que lo pondrán en el mapa.

 

Tras un E3 donde estaba toda la artillería para los próximos meses, Sony ha celebrado un evento de esos que no tienen desperdicio. En él, nos han acercado un poco más a la experiencia que promete llevar su EyeToy a escenarios donde las cámaras solitarias nunca se habían adentrado.

 

 

El mismísimo Richard Marks, conocido como el padre de EyeToy, nos aclara algunas dudas. Por algo es responsable de la tecnología y nadie mejor que él para  hacer una demostración de PlayStation Move. Para simplificar las cosas, Marks se refiere a todo el sistema como la nueva versión de EyeToy, que viene acompañada de unos vistosos testigos que detecta la cámara.

 

Para empezar

Sólo hace falta poner el controlador principal delante de la cámara y, en cuestión de un par de segundos, veremos que todo se sincroniza. La velocidad y precisión del sistema es muy alta. Por algo usa sensores internos, osciloscopios y se ayuda de las esferas que cambian de color, algo a la altura de Wii MotionPlus. Pero, ¿cómo sabe que estamos cerca de la cámara? Pues por el tamaño de las esferas que registra la cámara. Así de sencillo. Es decir, si tapamos la fuente de luz, Move sigue funcionando, pero la consola no sabrá dónde estamos y perderemos la posición respecto a la pantalla.

 

 

Las demostraciones técnicas realizadas por Marks han incluido el control de objetos, que no sólo se limitan a armas, sino que pueden ser cualquier cosa. Un buen ejemplo son las opciones de pintura, a modo de pinceles, aerógrafos, etc. El ángulo, la presión según nos acercamos o alejamos a la cámara... las opciones son muchas y aplicarlas a los juegos depende de la creatividad de cada desarrollador. Sony proporciona las bases y, por supuesto, muchas ideas.

 

Con algo más que juegos en mente

Para juegos en primera persona, se puede utilizar un mando a modo de stick izquierdo y otro como si fuera el derecho. Con uno apuntamos y el otro se encarga del gatillo. El resto de controles puede servir para avanzar, retroceder, cambiar de arma, etc.

 

La variedad parece ser una de las máximas en el desarrollo de Move, con bastante diferencia en la precisión, cuando usamos los mandos con cuidado, o los golpes fuertes cuando lo movemos rápido. En estos casos es donde se aprecia algún retardo y llegamos a perder nuestra imagen en la pantalla, aunque aún se trabaja en este aspecto e intentarán que el efecto sea inapreciable.

 

 

Podemos usar dos mandos con sensores luminosos, Motion Controller, o utilizarlos en solitario. También cabe la posibilidad de aprovechar los DualShock 3 que vienen con PlayStation 3, con su sensor de movimiento, o comprar los propios de Move, que se parecen bastante a los Nunchucks de Wii en cuanto a sus efectos.

 

Con la detección de los sensores, una vez que tomamos el papel de un personaje, se puede usar Move para que, al saltar, también lo haga nuestra representación en pantalla. Esto nos recuerda  a Microsoft Kinect.

 

El puntero se puede usar como sustituto del ratón, con la posibilidad de usar el puntero. Con esta posibilidad se abren, un poco más, las consolas al mundo de los juegos de estrategia. La verdad es que hay opciones que recuerdan a lo que hacemos con un PC, pero con Move se añaden las 3D al escritorio. También tenemos una interfaz multicursor, que va más allá de las pantallas táctiles más modernas. Eso, sin contar con que nos podemos meter dentro del escritorio virtual y navegar por carpetas, ventanas, páginas web y cualquier otra aplicación o elemento gráfico que se abra.

 

Del laboratorio al salón

Las aplicaciones de toda esta tecnología tienen una especial importancia a la hora de crear elementos. Lo que se ha hecho es imitar a profesionales de la investigación, de manera que podemos usar herramientas para dar forma a objetos 3D, colocar elementos en mundos abiertos, manipular moléculas de plutonio... vamos, lo normal.

 

 

Después de esta demostración, hemos salido con unas ganas locas de ver cómo se portará Move en juegos como Little Big Planet 2 o ModNation Racers. Pero no sólo pinta genial para colocar cosas ya hechas, sino para crearlas y modificarlas. Las herramientas disponibles se parecen mucho a lo que emplean profesionales del diseño 3D. Un ejemplo muy representativo es el que nos permite pintar un coche, un monstruo, etc. Incluso hay diseñadores que ya se han lanzado a probar estas capacidades junto a programas como Maya, muy popular en el mundo del diseño profesional. Los editores de personajes y de vehículos pueden ganar mucho con Move, a todos los niveles.

 

¿Por qué a estas alturas de la película?

La tecnología de PlayStation Move ha sido posible sólo recientemente. Problemas en cuanto a precio y precisión de los componentes han retrasado la llegada al mercado de sistemas así. También ayuda que los requisitos de hardware para la consola son mínimos, con lo que se puede integrar en todo tipo de juegos, sin que esto afecte a la jugabilidad.

 

Según Richard Marks, las principales diferencias respecto a la competencia es que PlayStation Move reúne lo mejor que pueden ofrecer otros sistemas. La precisión de Kinect, las sensaciones de apretar botones y la inclusión de vibración o cómo se transmiten los movimientos a la pantalla. Estos son los ingredientes principales de este cócktel. La detección de rostros y el seguimiento del cuerpo también están presentes en Move. Además, registra el escenario que está delante de la cámara y nos mete en un mundo virtual. Si con EyeToy, sin Move, ya podíamos aprovechar la realidad aumentada, ahora se amplían las posibilidades.

 

 

En cuanto a las aplicaciones, el nuevo software que emplea EyeToy, junto a Move, se adapta a la iluminación de la sala. Esta se calibra con la luz emitida por el mando y puede usarse en total oscuridad, algo que nos permitirá jugar a títulos de terror en su propio terreno.

 

Hasta cuatro jugadores simultáneos

Por ahora, pueden usarse hasta cuatro controladores principales que detecta la cámara, pero la mayoría de los juegos se pueden usar con uno nada más. Lo que sí tienen en proyecto es ampliar las posibilidades de los juegos, que crecerán junto a los usuarios. Si, en principio se puede jugar a dobles con un único mando, cuando tengamos dos, podremos aprovecharlos también.

 

En cuanto al futuro, la investigación sigue y los fabricantes de accesorios pueden hacer productos de lo más variados. Un ejemplo es el uso de guantes, con dedos de colores, que se desechó en el proceso de desarrollo de Move. El motivo principal es que se trata de un objeto muy personal. Pero la tecnología incluida es capaz de aprovechar muchas otras iniciativas que están por llegar y, atreverse con ellas, está en manos de todas las compañías que se están volcando con este nuevo producto para PlayStation 3.

 

Los títulos de Move serán variados. Los habrá que sólo funcionen con el nuevo periférico, otros aprovecharán el DualShock 3 como complemento o sustituirán a este durante toda la partida. Las combinaciones serán variadas, con situaciones en que convivirán los controladores y otras en las que sólo se usará Move. Sin embargo, el objetivo no es sustituir al mando tradicional, sino complementarlo y, sobre todo, dar lugar a nuevas formas de jugar. Eso es lo que nos espera, más, para todos y mejor.

Lecturas recomendadas