Reportaje

La pobre historia de Robocop y sus videojuegos

Por José Luis Sanz
-

Ayer mismo llegaba a los cines una nueva interpretación del personaje creado a finales de los 80 para la película de Paul Verhoeven, que nos contaba la vida y milagros de un policía tiroteado y que por esas cosas que tiene la tecnología, le convertían en un casi-robot imparable, capaz de luchar él solito contra el mal.

Pero aunque se trata de un personaje icónico que ha tenido un montón de vidas en muchos órdenes de la vida (pelis, cómics, series de dibujos, etc.), hay que reconocerle que al pobrecito no le ha acompañado en los videojuegos la misma suerte que tiene cuando apunta su arma a un malhechor y le deja su señal de plomo entre ceja y ceja.

Es más, casi por recordar alguno de estos títulos que ahora repasaremos, el más recordado es precisamente una parodia en la que un pez hacía de las suyas en cientos y cientos de plataformas bajo el nombre de Robocod. Sí, sí, la segunda parte de aquel mítico cartucho para 16 bits conocido como James Pond.

Pero lo dicho, toda la suerte y éxito que acompañó a Robocop desde 1987, año del estreno de la película, no le sirvió para protagonizar videojuegos de esos que solemos apuntar en nuestra lista de los más recordados. No fueron títulos malos (algunos sí), pero se limitaban a hacer bien las modas de lo que se llevaba en aquellos viejos ordenadores.

En total, Robocop llegó en cinco ocasiones a lo largo de 15 años, pasando con bastante más pena que gloria, salvo en el caso del primero, del título de Ocean que hizo bastante bien las cosas y que para más INRI pasó antes por las recreativas antes de llegar a nuestras casas. Bueno, mejor dicho, la versión doméstica fue la ‘conversión’ de la recreativa y no al revés, cosa que en aquellos tiempos era muy común.

Robocop (1988)

Robocop fue desarrollado por Data East para las coin-op y su desarrollo era el típico de ‘scroll’ lateral donde el protagonista pega tiros a todo lo que se mueve, más o menos de la misma forma en la que lo hicieron grandes clásicos com Green Beret, Gryzor y otros parecidos.

Ocean se hizo cargo de la conversión, un año después de la máquina arcade y dos tras el estreno de la película y estuvo a la altura de lo que los sistemas de 8 y 16 bits eran capaces de soportar. Es el caso de los ZX Spectrum, Atari ST, Game Boy, Amiga, Commodore 64, PC, NES y Amstrad CPC.

Robocop 2 1990

Aprovechando el filón de finales de los 80, los estudios no sólo lanzaron una continuación de la peli original sino que también tocaron el palo de los videojuegos con dos de los actores que ya triunfaron con el primero: Data East para las recreativas y Ocean para los ‘home computers’ y consolas.

Este juego contó con dos versiones más o menos distintas. Una fue la de ZX Spectrum y Amstrad CPC (y Amiga y Atari ST) que consistía en un plataformas de pegar saltos y demás, mientras que en Commodore 64 y NES, por ejemplo, se volvía a los orígenes del ‘scroll lateral’ con tiros a destajo.

Por cierto, la versión de los Amstrad tuvo un cartucho compatible con aquella consola GX-4000 (aunque también funcionaba en los CPC Plus) que no llegó a ningún sitio y que contaba con una particularidad, y es que nada más empezar la partida, si cogíamos a Robocop y empezamos a andar hacia la derecha sin parar, no había enemigo que nos matara porque todos nos esquivaban. Fallos que hoy en día serían completamente inaceptables, ¿no os parece?

Robocop 3 (1993)

Ocean había encontrado un filón al hacerse con la franquicia para desarrollar los juegos y lógicamente, cuando llegó la tercera película, ahí estuvieron ellos para dejar su sello de compañía ‘de encargos’, sobre todo en esos 90 donde andaban buscando su sitio.

Pero ¿por suerte? los ingleses sólo se encargaron de las versiones de ordenadores y consolas de 8 y 16 bits, en un listado bastanta grande que empieza por el ZX Spectrum, el Amstrad CPC y el Commodore 64 y acaba en las NES, SNES, Mega Drive, Master System, etc.

Sin embargo, en los ordenadores de mayor enjundia de aquellos tiempos, los PC, Amiga y Atari ST, se encargaron de este Robocop 3 los genios de Digital Image Design, creadores de los antológicos F29 Retaliator, Epic o TFX. Gracias a las manos de estos señores, el Robocop 3 podría haberse llamado Robocop 3D por su ‘potente’, en aquellos tiempos, motor gráfico.

Robocop vs Terminator (1994)

Con Ocean ya moribunda o, al menos, con un pie en el otro barrio y una Virgin Interactive en plena edad dorada con las consolas de 16 bits, Robocop se vio las caras con otro mega duro de los 80, el Terminator de Arnold Schwarzenegger. Un cartucho de dudosa justificación salvo por la moda que explotó en los 90 donde se mezclaban churras con merinas vía cómic. ¿O acaso no recordáis aquellos Aliens contra Predator, etc.?

El juego llegó para Mega Drive, Master System, Game Gear, SNES y Game Boy y era una especie de continuación del Robocop 2 de ZX Spectrum y Amstrad CPC donde las plataformas tenían mucha más importancia. Y si no, mirad el vídeo.

Robocop (2003)

Hace 11 años que llegó el último juego de Robocop, en una especie de ‘reborn’ que se pegó un trastazo considerable. Aunque se trataba de un título 3D ya a carta cabal, llegó a Xbox, PS2 y GameCube pero recibió unas críticas feroces.

Era malo de solemnidad y llegó gracias a una compañía que, como a Ocean, ya le debía quedar muy poco para cerrar sus puertas. La Titus de los Lotus Turbo Challenge de Amiga.

Una vez vistos todos estos juegos… ¿tenéis algún título de Robocop entre vuestros preferidos? Un servidor sólo el primero aunque... con reservas.

Pero eso ya... para otro día. ¿No?

Lecturas recomendadas