Poochy & Yoshi's Woolly World
Reportaje

Poochy & Yoshi's Woolly World - Avance del port para 3DS

Por Daniel Quesada
-

¡Yoshi aún tiene mucha tela que cortar! Quedan unos días para que 3DS acoja Poochy a& Yoshi's Woolly World, la conversión del estupendo juego de plataformas de Wii U. Para la ocasión, se han añadido algunas novedades lanudas.

Ha pasado medio año desde que el encantador Yoshi's Woolly World cubriera de lana los circuitos de Wii U y ahora es el momento de que los usuarios de 3DS disfruten de una versión "remendada" y aumentada. Efectivamente, Poochy & Yoshi's Woolly World para 3DS es el mismo juego, pero con numerosos añadidos que le dan todavía más variedad. ¡Como si no tuviéramos para decenas de horas con el original!

Pero, ¿cuál es el planteamiento general del título? Al más puro estilo del clásico Super Mario World 2 (y posteriores entregas como Yoshi's New Island), el dino verdoso ha de superar niveles plataformeros en 2D plagados de color e imaginación. Si en anteriores entregas veíamos mundos pintados por un niño, aquí el look está compuesto a base de lana, retales e hilos. Por lo demás, el desarrollo hará sentir a los viejos plataformeros como en casa: checkpoints, montones de zonas ocultas y una enorme madeja de coleccionables esperan en cada uno de los 48 niveles (divididos en 6 mundos) que nos esperan en Isla Remiendos.

Poochy & Yoshi's Woolly World
¡Diseña tu propio Yoshi! Mejor que hacer calceta.

En función de los items recolectados podemos desbloquear nuevos patrones para Yoshi (ya sabéis que hay muchos Yoshis, cada uno con su propio color), Insignias (items que nos dan ventajas como poder saltar niveles) e incluso escenarios extra. Hasta podemos diseñar nuestro propio patrón de color para el personaje mediante un sencillo editor. ¡Pero no es lo único con lo que nos podemos entretetener en Poochy & Yoshi's Woolly World!

Un interesante añadido es el Cine de Yoshi, una colección de 31 cortos de animación (arriba podéis ver el primero de ellos) que se van desbloqueando a razón de uno al día... ¡Con pregunta trampa al final, para que estemos atentos! Y ya que lo han metido en el título, habrá que dar más cuerda a Poochy, ¿no? Efectivamente, el simpático perrito tiene sus propios niveles, en los que hemos de llegar a la meta contra reloj mientras saltamos y arrasamos con todo lo que pillamos por delante. ¡Y recordad tocar a todos los "Poochitos" que encontréis para liberarlos!

Poochy & Yoshi's Woolly World
Desde la caseta de Poochy accedemos a niveles frenéticos protagonizados por él.

Pero claro, Yoshi no se iba a quedar de ovillos cruzados y también ofrece sus clásicas transformaciones en momentos clave de algunos niveles: moto, gigante o paraguas, cada una con sus habilidades propias, que hemos de aprovechar con el crono en contra. 

No os desesperéis, porque el resto del juego se disfruta sin cuenta atrás, a nuestro ritmo. De hecho, la dificultad no es alta (ni siquiera hay vidas, solo checkpoints) y los retos más complejos, que los hay, se reservan para los que quieran coleccionarlo todo y buscar en los innumerables recovecos de los niveles. Los que quieran algo incluso más cómodo pueden optar por el modo relajado, en el que Yoshi tiene más facilidades para superar los niveles (por ejemplo, mantener el vuelo cuanto quiera). Lo único que parece haberse caído en esta conversión es el multijugador cooperativo. Esta vez, la experiencia es únicamente en solitario.

Poochy & Yoshi's Woolly World
Las transformaciones de Yoshi dan mucha variedad al desarrollo.

Un juego tela de bonito

Ya entraremos en más detalle cuando nos toque abordar el análisis (Poochy & Yoshi's Woolly World tiene como fecha de lanzamiento el 3 de febrero), pero ya os adelantamos que el juego es una verdadera preciosidad, también en 3DS. La bajada de calidad gráfica es casi imperceptible y a cambio, se mantiene todo el protagonismo artístico de esos enemigos hechos de lana, plataformas de tela y mundos remendados. La mayoría de ellos son viejos conocidos de la saga e incluso revivimos algunos duelos clásicos con jefes finales (hay 2 en cada mundo) como Don Inflón. El efecto 3D, sin ser espectacular, funciona a la perfección en unos escenarios plagados de capas de detalles. ¡Y ojo, que en las New 3DS la fluidez visual sube hasta los 60 FPS!

Poochy & Yoshi's Woolly World

En unos días os ofreceremos un completo análisis del juego. Mientras tanto, podéis consultar nuestra lista con los mejores juegos de 3DS (y aquí abajo, tenéis una galería con los mejores juegos de la consola en 2016). Ya os adelantamos que Yoshi tiene muchas papeletas para colarse en ella. No perdáis el hilo...

Lecturas recomendadas