Reportaje

¿Por qué no mola Nicolas Cage?

Por Raquel Hernández Luján
-

No cabe duda de que Nicolas Cage tiene una de las filmografías más irregulares con absolutos bombazos y sonoros fracasos entre los que se mezclan bastastes títulos del montón, ¿por qué es un actor que no mola? Te lo contamos a continuación.

Vaya por delante que ya hemos analizado los éxitos y aciertos del actor en el reportaje ¿Por qué mola Nicolas Cage?, pero ahora queremos centrarnos en sus desatinos cinematográficos, que han sido muchos y le han llevado a convertirse en una figura con tantas sombras como luces.

Patinaje artístico en la pantalla

Cuando nuestro amigo elige mal, lo hace a lo grande, de modo que siempre que ha sido nominado a los Razzie, los premios que ponen en la picota a las peores películas del año, lo normal es que haya sido en varias categorías o con varios títulos a un tiempo. Es lo que tiene llevar delante de las cámaras desde comienzos de los 80 y haber llegado a interpretar hasta cinco papeles protagonistas en un año...

¿Sus puntos ciegos? Los años 2006, 2007 y 2011 son probablemente los que directamente podríamos tirar al retrete sin remordimientos. Veamos sus nominaciones:

  • Razzies 2007: peor actor y peor pareja en pantalla por Wicker Man (2006)
  • Razzies 2008: peor actor por Ghost Rider, La búsqueda: el diario secreto y Next (las tres de 2007)
  • Razzies 2012: peor actor y peor pareja en pantalla por Furia ciega, En tiempo de brujas y Bajo amenaza (las tres de 2011)
  • Razzies 2013: peor actor por Ghost Rider: espíritu de venganza y El pacto (las dos de 2011)

Ay, Nicolas, ¡dónde te metes!

La implicación de Nicolas Cage en títulos de escasas expectativas comerciales y en blockbusters incluso le ha valido críticas de su propio entorno, que, como es de entender, en ocasiones no ha encajado que un tipo con tanto talento se meta en determinados "fregaos". Una de las declaraciones más duras fue la que Sean Penn realizó en una entrevista al New York Times, en el que criticaba abiertamente a su amigo diciendo que: "Cage ya no es actor". 


Por fortuna, estaba muy equivocado, y, de hecho ha demostrado que, cuando escoge en condiciones es capaz de bordar papeles complejos, otra cosa es que tenga cierta incontinencia a la hora de aceptar casi cualquier cosa que le cae en las manos, ¿codicia?, ¿deudas?, ¿un agente con demasiado sentido del humor?

Algunas noticias acerca de sus millonarias deudas con la hacienda pública y sus excentricidades a la hora de hacerse y deshacerse con propiedades que cuestan cifras desorbitadas vienen a señalar que quizás acepta cualquier cosa para salvar su nivel de vida. También ha tenido algún que otro altercado que le ha llevado a ser detenido por alteración del orden público, así que ciertos problemas, sí que han podido afectar a su carrera.

También se rumorea que es tremendamente exigente con su caracterización y un tanto narcisista... Se ve que es un tanto hipersensible hacia todo lo que tiene que ver con su cabellera... ¡Quién lo diría!

Cage, un meme ideal

Pero no nos pongamos tan serios, que aquí queremos hablar de cine, e Internet, en su divina sapiencia, le ha sacado todo el jugo a esta cuestión, cachondeándose de lo lindo de esa versatilidad, a ver si os suenan estas imágenes:

De hecho hay un verdadero movimiento llamado "nicnomination". Elige un estado de ánimo y a postear fotos del actor con una de sus expresivas caras en redes sociales como Twitter... Y es que todo se puede tunear con la cara de Nicolas Cage: desde el rostro de Buzz Lightyear al de Skyler en Breaking Bad. Aquí va un vídeo para que os echéis unas risas:

A favor del actor hay que decir que en alguna entrevista que otra ha admitido que, aunque no puede seguir el ritmo de estas cosas ni termina de comprender cuál es su origen, ha decidido que "si no puedes con tu enemigo, únete a él".

¡Que no!, que no mola... ¿o sí?

En suma, ¿qué es lo que hace que Nicolas Cage no mole? Que nunca sabes qué puedes esperar de una de esas películas que ya desde el título y el cartel dan que pensar... Al igual que hay actores que te permiten esperar un mínimo de calidad e incluso un éxito seguro, hay otros como él que son motivo de estremecimiento... hasta cuando ha trabajado con grandes actrices como Nicole Kidman en sus buenos tiempos.

Pero tenemos que perdonarle, porque además de brindarnos magníficos momentos de diversión, hay que reconocerle grandes méritos. Es verdad, cuando perpetra alguna que otra castaña lo hace en serie y su filmografía está plagada de títulos que pasarán sin pena ni gloria como aquella Contrarreloj con la que nos deleitó hace poco...

Mosquéate si en el cartel de la peli:

-El Photoshop canta más que los pinreles de Nadal después de dos partidos seguidos

-Aparece Cage con pelos raros y cara de intenso

-La tipografía parece de los años 70

-Aparece fuego, aunque no pegue ni con cola

Sin embargo y a pesar de todo también hay aspectos de su vida y su carrera que hacen que mole un montón, ¿quieres descubrirlos? De momento, echa un ojo a su próximo trabajo, Joe, que está por llegar a nuestras carteleras y luego pásate por el repor de por qué mola.

Yo os dejo con una cita de una de sus mejores películas, Adaptation: "eres lo que amas, no lo que te ama". Pues al menos podemos decir que Nicolas Cage ama al cine y eso es lo que le ha hecho ser quien es...

Y ahora es vuestro turno, ¿sois lovers o haters de Nicolas Cage? ¿Debería regresar a producciones más pequeñas y dejarse de taquillazos o le tenéis pillado el puntillo a sus trabajos?

Lecturas recomendadas