Reportaje

Primer vistazo al esperado Gears of War 3

Por Sergio Gracia
-

Xbox 360 tiene dos claros buques insignia en el campo de la acción, Halo y Gears of War. Ambas franquicias se han hecho un hueco en la industria desde el primer momento, pero tal vez el que más ha influenciado al género ha sido el desarrollado por Epic Games. Son muchos los juegos que se le asemejan en jugabilidad, incluso artísticamente. Cuando la saga diseñada por Cliff Bleszinski hizo su primera aparición en Xbox 360, allá por 2006, causó gran revuelo. Podría denominársele como un vende consolas y, de hecho, cumplió.

Ahora, cinco años después, Marcus Fenix y los suyos preparan su regreso para lo que será la culminación de una trilogía, que será recordada durante años. Los Locust volverán a saber qué es lo que se siente al enfrentarse al Escuadrón Delta de las Fuerzas Armadas COG. ¿Estará Gears of War 3 a la altura de lo esperado o será una decepción para los fans? Es algo que no podremos saber hasta el próximo mes de septiembre, cuando aparezca el juego. Pero podéis haceros una idea con lo que viene a continuación.

El fin de una era

De momento, se desconoce si, después de Gears of War 3, la saga volverá con alguna especie de spin-off o historias paralelas. Pero de lo que debemos mentalizarnos es de que esta tercera entrega cerrará, al menos, un ciclo. Con la culminación del juego se resolverán las cuestiones más importantes que han quedado abiertas durante el desarrollo de la trilogía.

La historia, que comenzará 18 meses después de la caída de Jacinto, está escrita por Karen Traviss. El mismo que se encargó de las novelas basadas en el universo Gears of War, lo que asegurará una trama profunda y sin meteduras de pata o pisotones a lo narrado en los tres libros que ya se encuentran a la venta.

Viviremos la invasión Lambent (los Locust expuestos y mutados por la Imulsión) y lucharemos hombro con hombro con los supervivientes del Martillo del Amanecer, para repeler a las fuerzas enemigas en una apasionante guerra a tres bandas por el control de Sera. Como es costumbre en la saga, no tendremos casi ningún momento de descanso y las balas, explosiones y gritos servirán como banda sonora en los momentos más intensos. Sin duda, un gran acontecimiento para el final de una gran saga.

Algo nuevo, algo viejo

En Gears of War 3 conoceremos a nuevos personajes como Griffin, líder de los Stranded o Clayton Carmine, hermano de los fallecidos Anthony y Benjamin Carmine (y cuya vida, por cierto, pende de un hilo gracias a una promoción caritativa que lanzó Epic Games el pasado año). Estos personajes estarán a nuestro lado o nos ayudarán en los momentos más complicados de la historia. Anya Stroud por su parte, a pesar de ser una vieja conocida, dejará el puesto de oficial de comunicaciones para enfundarse una armadura, equiparse con un Lancer y salir a primera línea del campo de batalla.

Haremos uso de nuevas armas, entre las que se encuentran la escopeta Sawed-Off Double-Barrel, letal a distancias cortas, las granadas incendiarias, ideales para limpiar una zona, o el preciso rifle One-Shot, capaz de acabar con el blanco de un solo disparo, como su propio nombre indica. Pero no habrá nada más épico que el Silverback, un mech equipado y preparado para aniquilar cualquier cosa que se interponga en su camino. Capaz de transportar varias armas e intercambiarlas. Pero no sería nada del Escuadrón Delta sin su amado Lancer y la sierra que lleva incorporada, así como las armas que precedieron a esta, en tiempos donde los humanos luchaban con los suyos y no hacía falta tanta fuerza bruta como contra los Locust. Para Gears of War 3 se han creado nuevas animaciones de ataque para este arma tan poco elegante pero tan eficaz. Además ahora el uso de las armas cuerpo a cuerpo será mucho más rápido y efectivo.

Pero en la guerra no sólo dependemos de nuestras armas, sino también del apoyo de los aliados. Podremos intercambiarlas con nuestros amigos de una forma dinámica y automática, algo que vendrá muy bien en el modo multijugador. Durante una carrera para ponernos a cubierto, podremos derribar a un enemigo que se ponga por delante, pero si lo nuestro es la casquería tendremos la opción de patear el cuerpo inerte de un Lambent, después de haberlo abierto en canal con la sierra del Lancer o degollado con la bayoneta. Sin comentarios.

Obviamente, ya que nos proporcionan nuevas armas y habilidades, también tendrán que darnos nuevos enemigos contra los que usar estos elementos, ¿no? El bando Lambent es el que sale mejor parado en este sentido. ¿Os imagináis un Berserker Lambent? Tiene que ser algo escalofriante, ¿a que sí? Pues en Gears of War 3 tendremos que vérnoslas con él, además de con Lambent Stalks, unas inmensas plantas o árboles infectadas por la Imulsión o los Lambent Drudge, una criatura con una resistencia sin igual, capaz de extender sus piernas y hacerse aún más grande. Pero, ¿qué demonios?, ¡somos miembros del Escuadrón Delta de la COG, no le tenemos miedo a nada!, ¿o sí?

El multijugador que se merece

Si la campaña de Gears of War 3 ya tiene una pinta bestial, imaginaos cómo puede ser el pasárnosla junto a tres amigos más en modo cooperativo. Aquí será cuando de verdad le podremos sacar el máximo partido al juego, encarnando al Escuadrón Delta y luchando por la libertad de Sera contra los Lambent y los Locust. Gracias a las nuevas funcionalidades, el juego en equipo será vital y esencial para evitar que nuestra misión acabe en desastre. Todo parecen mejoras frente a lo que pudimos experimentar en Gears of War 2 y su increíble modo cooperativo.

Pero no sólo encontraremos un modo historia para hasta cuatro jugadores, sino varios competitivos online para un total de 16 simultáneos. Todo un salto desde los anteriores títulos de la saga. Entre los modos clásicos estará el divertido Horda introducido en la anterior entrega, en el que deberemos luchar por sobrevivir a oleadas de enemigos que nos acosan constantemente y por todos los flancos. Una vez más, el juego en equipo debe predominar para llegar lo más lejos posible.

x

A estas alturas a uno le da que pensar la discriminación de los pobres Locust en Gears of War, siempre recibiendo yoyas y explotando por los aires... pues eso se acabó. Las Hordas Locust tendrán su propio Modo Horda, solo que recibirá el nombre de Bestia. En él deberemos luchar contra los humanos del COG (entre los que se incluyen Marcus, Dom, Anya y el resto de componentes del Escuadrón Delta). Junto a estos nos encontraremos el modo Capturar al Líder (con la reina Locust en un lado, a la que pillar de rehén y usar como escudo... Locust, mientras en el otro lado, los malos podrán hacer lo propio con un humano) y Team Deathmatch, los cuales podrán jugarse tanto en nuevos como viejos mapas, aunque por el momento no se ha desvelado cuáles serán.

El modo multijugador será uno de los puntos fuertes del juego, y para incentivar que nos reunamos online para echar unas partidas, se han creado los premios y recompensas. Podremos desbloquear nuevos aspectos y variantes para los personajes ya disponibles, así como un buen puñado de nuevas armas, tipos de ejecución y mutadores. Además, para luchar contra el molesto lag, Epic Games ha asegurado que proporcionará servidores dedicados para evitar los problemas que tuvieron con Gears of War 2. ¿Qué más se puede pedir de un juego de estas características?

Lecturas recomendadas