Project Scorpio Principal
Reportaje

Project Scorpio presentada - Características técnicas

Por Luis López Zamorano
-

A principios de semana Microsoft nos sorprendía con el aviso de que hoy presentaría Project Scorpio en un evento exclusivo para el portal Eurogamer. Lo prometido es deuda y ya han sido revelados los primeros detalles de la nueva versión de Xbox One. Nosotros hemos prestado mucha atención a la presentación de Project Scorpio y a continuación os vamos a detallas las características técnicas dadas a conocer sobre esta nueva consola. ¡El futuro está aquí!

Características técnicas

Como se viene diciendo desde que se anunció que Microsoft trabajaba en Project Scorpio durante el E3 2016, la máquina será la consola más potente jamás creada, aunque hay que recordar que no será una nueva generación sino una nueva versión más potente de Xbox One. Esto será posible a sus 6 teraflops de potencia (1,8 más que PS4 Pro), lo que permitirá mover los juegos con mucha más soltura y mostrar un apartado gráfico muy superior al que se puede ver en los juegos de Xbox One, Xbox One S o de las consolas de la competencia. Y es que, estos 6 teraflops de potencia permitirán a Project Scorpio mostrar juegos con resolución 4K nativa y capaces de moverse a 60 imágenes por segundo (Eurogamer afirma haber visto una demos de Forza Motorsport a 4K nativos y 60fps).

Project Scorpio contará también con una CPU de ocho núcleos X86 a medida a 2.3GHz (31% más rápidos que los de Xbox One) y una GPU de 40 unidades de computación a medida a 1172MhZ, lo que permitirá a la consola rendir a gran velocidad. Además, tendrá un ancho de banda de memoria de 326GB/s y un disco duro de 1TB de 2.5 pulgadas.

Además, se ha confirmado que Project Scorpio tendrá 12 GB de memoria GDDR5 unificada a 6.8GHz en una interfaz de memoria de 12 canales de 32 bits (384 bits en general). Esto no afectará directamente a la potencia de la consola pero sí supondrá el fin de la segregación de memoria RAM y ESRAM de la Xbox One y dará mayor facilidad a los desarrolladores a la hora de crear sus juegos para esta consola gracias a su estructura más similar a la de PC y PS4.

De estos 12GB de memoria, 8 estarán disponibles para los desarrolladores y 4 se reservarán al sistema. De aquí se concluye que Project Scorpio tendrá 1GB extra de memoria reservada en relación a Xbox One, un extra necesario para poder mover los juegos a resolución 4K nativa. En este apartado, los juegos contarán con un 60% más de memoria y el disco duro de 1TB tendrá un 50% más de ancho de banda para garantizar tiempos de carga consistentes.

Comparativa características Project Scorpio

Por supuesto, Project Scorpio será compatible con todos los juegos y periféricos de Xbox One y Xbox One S y es que, insistimos, no será una consola de nueva generación sino una revisión de la máquina original que aportará más potencia y mejores prestaciones a los usuarios. De esta manera, si alguien ya tenía alguno de los otros dos modelos de Xbox One y decide pasarse al nuevo, podrá seguir utilizando todos los productos en ésta. Además, la intención de Microsoft es la de que todos los juegos de Xbox One y Xbox One S que funcionasen a 900p o 1080p en dichas consolas, se muevan a 4K nativos en Scorpio.

Hay que destacar también que para el desarrollo de esta nueva versión de Xbox One, Microsoft ha contado con la ayuda de AMD que ha diseñado el denominado Scorpio Engine, un nuevo SoC (Ssystem on chip). Según ha informado Microsoft, el diseño de este nuevo procesador se basó en un flujo de trabajo revolucionario que sólo se podía lograr en una actualización de mitad de generación, dando como resultado la consola más potente de la historia.

Este Scorpio Engine será un chip fabricado por TSMC a 16nm FinFET y sus siete mil millones de transistores contienen un cluster CPU a medida, cuarenta unidades de computación Radeon a medida y muchas otras cosas más alrededor. Project Scorpio tendrá 40 unidades de computación Radeon en el Scorpio Engine, alcanzando una velocidad de hasta 1172MHz (PS4 Pro llega a 911MHz).

Para lograr que los juegos se muestren a 4K nativos, 60 imágenes por segundo y con colores HDR, Project Scorpio utilizará un cable HDMI 2.0 para conectarse a la pantalla y nos permitirá realizar capturas en HDR con una nueva tecnología captura de pantalla retroactiva que nos permitirá movernos por las capturas frame a frame para sacar la mejor imagen.

Por otro lado, para que la consola no se sobrecaliente, Microsoft utilizará un revolucionario sistema de refrigeración con una cámara de vapor, algo similar a lo que se usa en tarjetas gráficas de alta gama como GTX 1080 y GTX 1080 Ti en PC. Este sistema consistirá en un recipiente de cobre en cuyo interior habrá agua destilada e ionizada al vacío. El calor desprendido por los elementos de Project Scorpio será absorbido por el agua, vaporizándose. Ese vapor generado será conducido desde los puntos calientes hasta condensarse en el disipador.

También se ha confirmado que Project Scorpio tendrá una fuente de alimentación PSU universal de 245W interna. En cuanto a la disposición de los puertos traseros, será igual que la de Xbox One S, por lo que tampoco se incluye el puerto Kinect que sí estaba en la Xbox One origina y se requerirá de un adaptador USB para poder conectar la cámara a la consola. Esos sí, aunque en Eurogamer sí han podido ver el diseño de la consola, Microsoft ha embargado sus imágenes hasta el E3 2017, por lo que tendremos que esperar hasta entonces para conocer su aspecto, su fecha de lanzamiento, su precio y sus juegos.

Lecturas recomendadas