Reportaje

Próximo destino: Marte

Por Daniel Quesada
-

Viajamos unos años hacia delante para ver cómo podría ser nuestra vida en Marte. Los científicos tienen muchas teorías al respecto y es normal que la imaginación de los creadores de ciencia-ficción vuele con esta idea. Pero, ¿nos interesa el futuro que se propone?

Desde el cómico Marvin el marciano hasta los temibles invasores de La Guerra de los Mundos, los oriundos de nuestro planeta vecino han sido un recurso común en la ciencia-ficción. Pero no siempre son ellos los que vienen de visita. A veces, somos nosotros los que viajamos hasta allí.

La llegada de la misión Curiosity a Marte (¡tres hurras por la NASA!), ha vuelto a despertar nuestro interés por este planeta. ¿Descubriremos finalmente si allí hubo vida? ¿Llegaremos a colonizar algún área? La ciencia actual aún no nos ha dado esas respuestas, pero la ficción sí se ha atrevido a proponer alternativas. Aquí van cuatro ejemplos de lo que podría esperarnos en Marte.

Mass Effect 3: Marte es una reserva cultural

En este Universo, el descubrimiento de los viajes a mayor velocidad que la luz hicieron que alcanzar Marte fuera tan emocionante como coger el tren a Valdemoro. Por eso, este planeta no llegó a ser tan explotado como se esperaba (se abandonaron proyectos de terraformación y colonización). ¿Por qué perder el tiempo con él, si se podía llegar a la otra punta de la Vía Láctea en un pis-pas?

Sin embargo, el descubrimiento de artefactos proteanos (es decir, de una antigua civilización extremadamente avanzada) en Marte hizo que éste se convirtiera en una especie de reserva cultural. Es como viajar a las ruinas de Mérida, pero a lo bestia.

John Carter: Marte es un mundo tribal en guerra

En la novela Una princesa de Marte (y en la olvidable película que vimos hace unos meses), el veterano de guerra John Carter es el único humano en llegar a Marte, pero ya había otros seres inteligentes antes que él. Nuestro protagonista se ve inmerso en una guerra entre dos reinos poblados por seres humanoides. tendrá que tomar una posición en este conflicto, en el que las armas mezclan lo hi-tech con lo rudimentario.

Al ser el único humano (y estar acostumbrado a una gravedad el triple de fuerte), posee una capacidad de salto y una fuerza inusuales en este planeta, por lo que es una especie de "super héroe" entre los oriundos de la zona. Eso y su valentía sin par provoca que a la princesa Dejah le haga tilín el amigo Carter. Y él tan contento porque, casualidades de la vida, la princesa está de toma pan marciano y moja.

Red Faction: Marte sirve para la explotación minera

Este videojuego cuenta que, a finales de este siglo, los humanos han colonizado Marte para obtener nuevas reservas minerales, pues en la Tierra se están agotando. Allí, la gran corporación Ultor explota a los pobres mineros, que para colmo están cayendo como moscas por culpa de una enfermedad llamada La Plaga. Harto de esta situación, el "currito" Parker decide iniciar una rebelión. Como allí no existe la Puerta del Sol, decide liarse a tiros directamente.

En las siguientes entregas, la acción pasó por la Tierra y luego volvimos a Marte. Red Faction Armageddon (PS3, 360, PC) descendió hasta las galerías mineras para mostrarnos el "mundo interior" de este planeta.

Desafío Total: Marte es una colonia en horas bajas

Basada en un relato de Philip K. Dick llamado "Podemos recordarlo todo por usted", la película protagonizada por Schwarzenegger nos presentaba una sociedad futura en la que Marte es un asentamiento en plena decadencia.

Se puede viajar a él desde la Tierra para pasar unas vacaciones (algo así como ir a Las Vegas, pero sin gente vestida de Elvis), pero la realidad entre bambalinas es mucho más triste: los habitantes sobreviven a duras penas y muchos de ellos han sufrido terribles deformaciones por la exposición a la atmósfera marciana (de ahí que os hayamos puesto esta imagen tan preciosa).

Se cree que existe la posibilidad de convertir Marte en un vergel similar a la Tierra, pero hay intereses financieros que no están dispuestos a permitirlo. En la genial película de 1990, "Chuache" era el encargado de cumplir la misión, mientras que en el remake que llega este año (y que está recibiendo durísimas críticas) el nuevo héroe es Colin Farrel. Entendemos vuestros terrores con esta nueva entrega, pero estad tranquilos: sigue saliendo la alien de tres tetas.

Así concluimos nuestro rápido repaso a Marte en la ciencia-ficción. Nos dejamos otros ejemplos en el tintero, pero lo importante es lo que la ciencia real ya nos ofrece: podemos alcanzar el planeta y quizá, en un futuro no demasiado lejano, podamos habitar alguna región. Si el hombre ya ha inventado la cama que se hace sola, lo de terraformar Marte va a ser un paseo por el campo...

Lecturas recomendadas