Reportaje

Reportaje de Shenmue 3 y su Kickstarter

Por Rafael Aznar
-

Shenmue 3, el juego con el que miles de personas llevaban catorce años soñando, ya es una realidad, gracias a Kickstarter. La segunda entrega nos dejó con la miel en los labios, merced a uno de los ‘cliffhangers’ más intrigantes de la historia de los videojuegos, pero, por fin, parece que vamos a saber cómo continúa la historia de venganza de Ryo Hazuki contra Lan Di. Tras una larga y meditada espera, Yu Suzuki, una de las mayores leyendas de la industria, se ha decidido a salvar la saga, con ayuda de sus fans. Os contamos todo lo que hay que saber de un título largamente aguardado por sus fieles. Celebramos su advenimiento con honores.

Shenmue 3, la continuación de la que para muchos es la mejor saga de la historia de los videojuegos, es real. Lo anunció Yu Suzuki en la conferencia de Sony en el E3 2015, convertida en una suerte de misa para complacer a los creyentes, pues, en ella, también se presentaron The Last Guardian y el ‘remake’ de Final Fantasy VII. La revelación de esa Santísima Trinidad del videojuego ha contribuido con fuerza a que muchos consideren esta feria como la mejor de la historia, al menos si obviamos aquéllas en las que se presentaron nuevas consolas. Pues bien, en lo sucesivo, vamos a recopilar absolutamente todo lo que se sabe del juego, que es mucho más de lo que se pueda pensar, a pesar de que el desarrollo ni siquiera ha comenzado, más allá del prototipo inicial.

Antes de empezar, aclaramos que, como fuentes de documentación, hemos usado el Kickstarter del juego, un cuestionario de preguntas contestadas por el creador en Reddit, numerosas entrevistas (en Famitsu, 4gamer.net, inside-games.jp o el canal de YouTube Bien Ouej!) recogidas por el portal Shenmue Dojo y nuestro propio bagaje con la saga.

Todas los caminos conducían a Kickstarter

Hace tres años, Yu Suzuki supo de la existencia de Kickstarter, una plataforma de financiación colectiva que, con el paso de los años, ha ido creciendo a pasos agigantados, alumbrando proyectos como Oculus Rift (las famosas gafas de realidad virtual que luego adquirió Facebook), Bloodstained (heredero espiritual de Castlevania creado por Koji Igarashi) o Yooka-Laylee (una suerte de Banjo-Kazooie firmado por exmiembros de Rare). Fueron figuras destacadas de la industria, como Mark Cerny, arquitecto de PS4, o Ryan Payton, director creativo de Halo 4 y productor de Metal Gear Solid 4, quienes le sugirieron la posibilidad de recurrir a la gente de a pie para sacar adelante el proyecto.

Desde entonces, han sido incesantes las declaraciones en las que Yu Suzuki dejaba entrever el potencial que veía en esa vía. No en vano, la saga cuenta con una legión de fans que nunca se ha cansado de mostrar su veneración por ella. Páginas web como Shenmue Dojo o Team Yu han promovido campañas en todas las dirección, con el lema #SaveShenmue como estandarte, hasta el punto de que el propio creador del juego lo ha hecho suyo. Muchos seguidores siempre han dicho que, si hacía falta, ellos mismos estaban dispuestos a rascarse el bolsillo para poder ver una continuación de su saga favorita.

A priori, era la única forma de llevar adelante un proyecto en el que ninguna editora ha querido confiar nunca, y no sin razón, pues la primera entrega costó la friolera de 47 millones de dólares, allá por 1999, para unas ventas que se quedaron en apenas 1,18 millones de copias, según VG Chartz. El presupuesto del proyecto puede estar un poco viciado, pues no hay que olvidar que, inicialmente, estaba pensado para Sega Saturn y, más tarde, se acabó trasladando a Dreamcast. En todo caso, costó una millonada que no se recuperó con las ventas, y eso que los elogios de la crítica fueron exacerbados. Sin ir más lejos, tres miembros de nuestra redacción, Daniel Quesada, Borja Abadíe y un servidor, consideran las dos entregas de esta saga, que casi se deben entender como un todo unitario, como los mejores videojuegos que se han hecho jamás.

Con ese caldo de cultivo, llegamos al E3 2015. En los días previos al evento, ya se rumoreaba que podía haber alguna novedad al respecto. El propio Yu Suzuki, a través de su cuenta de Twitter, había ido dando sutiles pista, enlazando el vídeo de ‘Suka High, un homenaje a una de las escenas más famosas de la primera, y, sobre todo, enseñando una foto de una carretilla elevadora que decía haber visto en el E3… La noche anterior a la conferencia de Sony, el portal francés Jeuxactu.com daba la noticia de que Shenmue 3 estaba en desarrollo, con la colaboración del estudio Quantic Dream… Acertó en casi todo.

La confirmación definitiva del proyecto se produjo en la conferencia de Sony, cuando Adam Boyes empezó a hablar, despreocupadamente, de algunos juegos que se habían financiado con ayuda de Kickstarter, antes de dar paso a uno que los fans llevaban mucho tiempo esperando. Entonces, la pantalla se fundió a negro y, sólo con escuchar la melodía que empezó a sonar, sin siquiera haber visto aún imagen alguna, la ilusión se disparó: Yu Suzuki iniciaba una campaña para pedir apoyo para Shenmue III. Basta con ver la reacción que tuvieron los periodistas de Game Trailers durante su emisión de la conferencia para entender lo que significa esta saga para mucha gente. Si no os emocionáis o sonreís al menos viendo el siguiente vídeo, es que estáis hechos de madera:

Como meta inicial para poder hacer realidad el juego, se fijaron los 2 millones de dólares, una cantidad que se alcanzó en apenas nueve horas y diecisiete minutos. A partir de ahí, se fijaban otros objetivos progresivos: inclusión de flashbacks de las dos primeras entregas, subtítulos en alemán, francés, español e italiano, un sistema de compenetración, un árbol de habilidades, ampliaciones del escenario de Baisha Village, cinco minijuegos, una misión de infiltración, un evento de batalla, una nueva perspectiva de personajes… En todas las campañas de Kickstarter es habitual este procedimiento, que, además, se suele ir ampliando a medida que se queman etapas. Por ejemplo, en este caso, a petición de los fans, se ha decidido añadir otra meta para incluir subtítulos en portugués.

A día de hoy, la campaña está cerca de alcanzar los 3,6 millones de dólares y han participado cerca de 45.000 personas. En función de la cantidad aportada, las recompensas, que son acumulativas, son de lo más variopintas, desde las simples gracias (5 dólares) hasta una cena con Yu Suzuki (10.000) o una réplica de la chaqueta de Ryo Hazuki (3.000), pasando por la versión digital del juego (29) o la versión física para PC (60). Por medio, no faltan otras opciones que incluyen el derecho a ver tu nombre en los créditos, cápsulas con muñecos, libros de arte, la banda sonora… La fecha de finalización de la campaña es el 18 de julio.

Los malentendidos desatan la polémica

Pese al entusiasmo inicial por el anuncio, no tardaron en saltar las teorías de la conspiración a cuenta de la campaña, motivadas, en parte, por el hecho de que un presupuesto de 2 millones no concuerda con la grandeza que se espera de un juego así (recordemos los 47 millones del original, sin contar la inflación, o, por ejemplo, los 30 que ha costado una bestialidad como es The Witcher 3). En la propia campaña del juego en Kickstarter, ya se aclara, desde el primer momento, que, además de lo que se recaude, Ys Net, el estudio que dirige Yu Suzuki, también se ha asegurado otras fuentes de financiación de las que no se puede explicar nada por cláusulas de confidencialidad. Es algo habitual que, por ejemplo, también ha sucedido con Bloodstained: Ritual of the Night.

Sin embargo, las sospechas pronto apuntaron en dirección a Sony, a quien se vio como una suerte de titiritero que usaba el Kickstarter para pulsar la opinión de la gente y, luego, quedarse el dinero, que, supuestamente, iba a aportar de todas formas, pervirtiendo el espíritu altruista de la plataforma. No ayudó el hecho de que Gio Corsi, principal encargado de Sony para la relación con las ‘third parties’, dijera en una entrevista que Sony apoyaría el proyecto, sin especificar en qué sentido. A posteriori, se aclaró que esa ayuda se produciría, fundamentalmente, en labores de marketing y en la versión de PS4.

He aquí un asunto determinante: sí, Sony le hizo a Yu Suzuki el favor de darle el inigualable altavoz de su conferencia del E3 2015, pero el juego no es exclusivo de PS4. De momento, sale también en PC, con el añadido de que, entre las recompensas para los financiadores, no se cuenta una versión física para PlayStation 4, cuando sí que hay una para ordenadores… Adicionalmente, en el Kickstarter del juego, no se descarta la posibilidad de que llegue a más plataformas. En la sección de preguntas y respuestas, se habla de una hipotética versión para Xbox One, Wii U, Mac y Linux. En nuestra opinión (recalcamos que esto no es oficial, sino una mera interpretación nuestra), una versión para la consola de Microsoft es más que viable, tanto por el volumen de usuarios que eso atraería al Kickstarter como por el hecho de que la segunda entrega ya viera la luz en la primera Xbox.

Volviendo a las cantidades de financiación, Yu Suzuki ha contado que, si se alcanzan los 5 millones, algo que parece relativamente factible, podrá hacer algo muy interesante que tiene pensado. Los 2 millones serían, simplemente, la cantidad mínima para que el juego llegue a existir en su forma más básica, centrándose puramente en la historia. En relación con eso, el creativo japonés también ha afirmado que, para que el mundo sea verdaderamente abierto, se necesitarían 10 millones. Aún quedan más de tres semanas de margen, y el ritmo podría mejorar si se añade la opción de hacer pagos mediante PayPal, algo que piden muchos usuarios, pero lo cierto es que esa cifra parece lejos de su alcance, pues, tras el boom inicial, el volumen de las aportaciones ha bajado de forma drástica.

Múltiples estudios para una tarea titánica

Shenmue es una saga que nació bajo el paraguas financiero de Sega, con un desarrollo a cargo de AM2, seguramente el estudio más legendario de la compañía japonesa. Por tanto, los derechos le pertenecían. Sin embargo, Yu Suzuki, que mantiene una gran relación con la empresa que tanto le dio y a la que tanto aportó, ha logrado que ésta se los ceda. Desde hace tiempo, se sabía que Sega no iba a poner ningún impedimento si el creador de la saga quería continuar con ella. El problema era la financiación, y eso ya empieza a estar encarrilado.

Eso sí, hay que aclarar que los derechos de las dos entregas originales siguen perteneciendo a Sega, por lo que la hipotética remasterización de ambas dependería exclusivamente de ella. Viendo la gran acogida que ha tenido el Kickstarter y sabiendo que sería bueno recuperar esos dos juegos para que la mayor cantidad de gente posible pueda jugarlos de cara a interesarse por la tercera entrega, lo lógico sería que, en un momento u otro, Sega se lanzara a hacer la adaptación. No en vano, el trabajo de remasterización no debería ser particularmente difícil, pues los gráficos eran una bestialidad en su día y han envejecido realmente bien. Al parecer, el problema fundamental radica en que hay problemas con la licencia del motor gráfico, que pertenecía a una empresa hoy ya extinta, con los consiguientes problemas legales, según cuenta en Game Reactor Ramón Méndez, gran fan de la saga y conocedor de los entresijos de la industria, pues ha sido el encargado de traducir títulos como The Witcher 3, Far Cry 4 o Thief, además de haber trabajado como periodista.

A lo que íbamos. No está muy claro cuánta gente va a trabajar en el proyecto, pero Yu Suzuki ya se ha encargado de rescatar a las principales cabezas pensantes de los dos juegos anteriores. A priori, estarán involucrados Takeshi Hirai (director creativo de la nueva entrega, tras ser jefe de programación en los primeros), Masahiro Yoshimoto (guionista), Kenji Miyawaki (diseñador de personajes), Manabu Takimoto (arquitecto que se encargó de diseñar los escenarios), Ryuji Uichi (compositor) o Masaya Matsukaze (actor que encarnó a Ryo Hazuki). Estos fichajes son, cuando menos, esperanzadores, pues conocen la saga como la palma de su mano.

Como mínimo, va a haber tres estudios implicados en el desarrollo, todos ellos bastante desconocidos en el mundillo: Ys Net, Shibuya Productions y Neilo Inc. Ys Net es la compañía que fundó Yu Suzuki tras salir de Sega y, curiosamente, es de la que menos datos se tienen. Shibuya Productions es una compañía monegasca –de aquí el rumor inicial, que, por la nacionalidad ‘casi francesa’, apuntaba, erróneamente, que Quantic Dream podía estar en el ajo– que produce y promociona juegos, series de animación y películas. Su presidente, Cedric Biscay, será coproductor del juego y parece que tendrá un importante papel de cara a establecer un nexo cultural entre Japón y Occidente (sin ir más lejos, en algunas entrevistas del E3, hizo de traductor de Yu Suzuki). Según Biscay, su compañía se ocupará también de buscar parte de la financiación, promocionar el juego y hacer el ‘port’ para PC. Finalmente, Neilo parece ser la compañía que llevará el peso del proyecto. El motivo es sencillo: su principal responsable es el citado Tak Hirai, que conoce al detalle el código de los dos juegos originales, que Sega ha prestado, lo cual es un factor determinante, pues Yu Suzuki ya ha dicho que ese material tendrá un gran uso. Fue el propio Hirai quien escribió gran parte de ese código.

En cuanto al motor gráfico, se ha optado por usar un estándar como es el Unreal Engine 4, pues, lógicamente, no hay presupuesto para hacer una tecnología propia desde cero. Al margen de su facilidad de uso, según Yu Suzuki, es el que mejor se adaptaba al estilo y las tonalidades que querían darle al juego. En este sentido, cabe decir que el vídeo que se ha usado para promocionar el juego está hecho con Unreal 4. Ha habido quien se ha echado las manos a la cabeza creyendo que el juego final pueda verse así, en especial por el diseño de la cara de Ryo (el director ya ha dicho que no está satisfecho con ella y que, en la versión final, será tal y como la tiene pensada), pero es un mero prototipo para demostrar que pueden hacer el juego. De hecho, el metraje es una simple adaptación de una escena del cuarto GD de Shenmue 2, por lo que ni siquiera es parte de la futura aventura. Veremos si Yu Suzuki, dentro de las limitaciones que tendrán él y su equipo, sigue manteniendo ese toque mágico para los gráficos que tenía cuando revolucionó el género de la velocidad con el ‘scaling’ o el de la lucha con los polígonos. Como curiosidad, la gente que participe en el Kickstarter tendrá derecho a participar en la toma de algunas decisiones, como la elección entre diversos diseños para un personaje. Cómo no, habrá ciclo día-noche. Y sí, Ryo seguirá con su tirita en la mejilla, aunque el director está considerando una opción especial para poder quitarla…

Igualmente, las voces que se escuchan en el tráiler, en inglés, tampoco son las de los actores originales. De hecho, son un mero emplasto. De momento, aún no se ha confirmado que vaya a haber doblaje al inglés, pero Ys Net ya ha dicho que tiene en cuenta las insistentes peticiones de la gente. Como curiosidad, Corey Marshall, que puso la voz a Ryo en inglés en las dos entregas originales, siempre ha declarado su apoyo a la saga y ya ha mostrado su predisposición a tomar parte en el proyecto. A continuación, podéis verle parodiando los eternos tragos que se pegaba el protagonista al sacar una lata de refresco de una máquina expendedora:

Una continuación directa

Es algo que cada vez se lleva menos entre las compañías –para poder tener las ‘churrerías’ a pleno rendimiento–, pero Shenmue es una saga muy dependiente de su argumento, que se enlaza entre unas entregas y otras. Esto puede ser una virtud y, a la vez, un problema, pues el posible éxito de la tercera entrega puede verse condicionado por el hecho de que, previamente, pueda haberse lanzado o no una remasterización de las dos anteriores. Yu Suzuki ha dicho que considerará la posibilidad de insistirle a Sega con el tema, aunque, por ahora, no hay nada seguro. Como a casi cualquier juego, se podrá jugar seguro sin necesidad de haber probado los anteriores, pero sería muy importante que esas remasterizaciones llegaran a ver la luz, más que en ningún otro caso. Por si acaso, de momento, el creador se ha guardado las espaldas con uno de los objetivos ya alcanzados en el Kickstarter: la inclusión de escenas que recuerden sucesos de las dos entregas anteriores.

Hay que recordar que, inicialmente, la historia estaba pensada para ser contada en once capítulos. En la primera entrega, vimos el primer capítulo, mientras que, en la segunda, vimos el tercero, el cuarto y el quinto (el segundo no fue jugable, sino que transcurría en la travesía en barco desde Japón hasta Hong Kong, entre el final del primer juego y el comienzo del segundo). Aunque, inicialmente, muchos pensábamos que la saga iba a estar estructurada en dieciséis capítulos, por las últimas palabras de Suzuki, parece que, finalmente, serán once, con la idea de que se dividan en cuatro o cinco juegos. Si es posible, el creador quiere que eso siga siendo así, por lo que es casi seguro que la saga no acabará en la tercera entrega. De hecho, ya ha anunciado su deseo de que haya más.

El juego empezará justo tras el final del 2, que, como recordaréis, acababa con Ryo y Shenhua en una cueva de las montañas de Guilin. No damos más detalles para no destriparle nada a nadie, pero, si jugasteis hace catorce años, seguro que lleváis desde entonces zampándoos las uñas mientras os corroe la curiosidad de qué podía suceder a renglón seguido del ‘cliffhanger’ con el que acababa la aventura. Por lo que se sabe hasta ahora, la nueva entrega transcurrirá en su totalidad en China, en zonas rurales, lo que entroncaría con el tono más pausado del cuarto GD de Shenmue II.

Se han confirmado tres áreas principales, cuyo tamaño dependerá, en buena medida, de los rangos de financiación que se alcancen en el Kickstarter. En primer lugar, estará Bailu Village, que es la pequeña aldea que ya conocimos en la segunda entrega, donde residen tanto Shenhua como el árbol de hojas rosas que da nombre al juego. En segundo lugar, estará Baisha Village, de la que apenas se conocen detalles, pero que podría condensar buena parte del núcleo del juego, pues todos los objetivos de financiación que hay anunciados ahora mismo están asociados, en gran medida, a su crecimiento. Finalmente, estará Choubu, un pueblo ubicado a las orillas de un río, con multitud de tiendas, hoteles y templos. A priori, parece que no habrá grandes ciudades, como lo fueron Dobuita, Aberdeen o Kowloon en los anteriores títulos.

Como decíamos, la historia tendrá una gran profundidad, con incidencia en la historia de los espejos del fénix y el dragón, así como con la relación que tenía Iwao Hazuki con ellos. Cómo no, Lan Di y los Chi You Men volverán a ser nuestros enemigos. Entre los nuevos villanos, se ha confirmado la presencia de Niao Sun, una mujer letal que, curiosamente, pese a no haber aparecido en ninguna entrega de la saga aún, es conocida, pues se dejó ver en un vídeo promocional antes siquiera de que se lanzara el primer juego. En esta entrega, conoceremos, por fin, a esta líder de la citada organización criminal.

Sin embargo, en términos argumentales, lo más importante será el llamado ‘sistema de entendimiento’, otra de las metas parciales del Kickstarter que ya se han rebasado. Este sistema afectará a la evolución de la relación personal entre Ryo y Shenhua, que será la piedra angular de todo, de modo que, dependiendo de las conversaciones y las acciones que llevemos a cabo, variarán la forma en que nos hablará la joven y su interés por cooperar. Si esto está bien llevado, como en un juego de rol, puede dar muchísimo juego.

Otro elemento fundamental será el llamado ‘sistema de perspectiva de los personajes’, aunque esta meta aún no se ha alcanzado (se ‘desbloqueará’ al alcanzar los 5 millones de financiación). Yu Suzuki aún no ha dado muchos detalles, pero, al parecer, consistirá en que, de vez en cuando, podremos manejar a otros personajes, concretamente a Shenhua y Ren, para incidir en otros puntos de vista. Si habéis visto el final del tercer GD de Shenmue 2, con aquel mapa y aquella navaja, estaba claro que el líder de los Heaven tenía que volver en algún momento, y nos alegramos mucho por ello.

En líneas generales, el objetivo es que el juego sea lo más profundo posible, que prime la calidad sobre la cantidad. En ese sentido, el director ha dicho que priorizará que haya diez personajes potentes a que haya cien, si no hay recursos para hacerlos, pues quiere que las conversaciones y la inteligencia estén trabajadas hasta el detalle. Si os acordáis de las dos entregas previas, esto era fundamental, pues todos los personajes del juego tenían algo que decirnos si hablábamos con ellos, dependiendo de cuál fuera la tarea que tuviéramos entre manos en ese momento, aunque fuera para mandarnos a tomar viento fresco. Igualmente, era muy fácil sentir empatía con casi cualquier personaje: Nozomi, Fuku-san, Ine-san, Goro, Gui Zhang, Master Chen, Tom, Mark, Joy, Wong, Zhu Yuan Da… Parece que eso se mantendrá.

¿Y qué pasa con la aventura en sí?

Por ahora, no hay grandes detalles de cómo será el desarrollo de Shenmue III. Los dos anteriores tenían un equilibrio sensacional entre exploración, conversaciones, combate, QTE o minijuegos, pero, para esta nueva entrega, sólo se han dado pequeñas píldoras de lo que cabe esperar. Lo más reseñable, seguramente, es la forma de aprender técnicas, que, ahora, entroncaría con diversos aspectos del juego, como los citados minijuegos o los QTE. Yu Suzuki, famoso, entre otras cosas, por su gran trabajo en la saga Virtua Fighter (de la que Shenmue iba a ser un ‘spin off’ inicialmente), quiere cambiar la naturaleza de los combates para que se basen más en “la toma de decisiones correctas que en un ‘timing’ correcto a la hora de pulsar los botones”. Habrá que ver qué significa eso. La intención es que vuelva también la posibilidad de entrenar esas habilidades, para ver cómo su ejecución va puliéndose a base de insistir. Precisamente, una de las metas que se han cubierto recientemente es la de la inclusión de un árbol de habilidades, que podría entroncar con todo lo que acabamos de decir.

Un aspecto que Yu Suzuki ha dejado caer con fuerza en muchas entrevistas es que los trabajos para obtener dinero volverán a tener una gran importancia. Suponemos que el transporte de cajas a mano volverá sin ningún tipo de duda, igual que las partidas de pachinko o los pulsos. También se quiere recuperar la mítica carretilla elevadora que manejábamos en el tercer GD de la primera entrega, que a mucha gente le encantó (también hay quien la odia). Dado que el juego transcurrirá en las montañas de China, el director ya ha dicho que no es algo fácil de integrar, pero no para de pensar en cómo incluirla. En todo caso, se supone que muchos de los trabajos se irán anunciando con las metas de financiación que puedan surgir con el paso de los días.

Si nos atenemos, precisamente, a las metas que hay anunciadas ahora mismo, parece que la nostalgia hacia la propia saga será enorme. Por ejemplo, hay una meta para una misión de infiltración y otra para un evento de batalla, que remiten, innegablemente, a la incursión nocturna en los antiguos almacenes del puerto y a la lucha contra 70 hombres, respectivamente. Asimismo, Suzuki no descarta la inclusión de un salón arcade como futuro objetivo, ni tampoco la vuelta de las carreras de patos. Sí, al parecer, en la segunda entrega, había carreras de patos, aunque un servidor nunca se topó con ellas, pese a haberla jugado una decena de veces. He aquí un claro ejemplo de la cantidad de sorpresas que oculta esta saga. Y, hablando de animales, se ha sugerido la posibilidad de que, en algún momento, montemos a caballo.

En cualquier caso, Yu Suzuki ha insistido mucho en que los contenidos finales dependerán de la recaudación del Kickstarter. Por ahora, no quiere anunciar demasiadas cosas, para no decepcionar a los usuarios con promesas que, luego, no se puedan cumplir.

Un proyecto a largo plazo

La fecha de lanzamiento que maneja Ys Net es diciembre de 2017, un plazo bastante razonable, dado que el desarrollo apenas ha empezado siquiera. Poner fechas con tanta antelación puede ser peligroso, pero, por lo pronto, aseguran que se ha hecho un calendario riguroso que creen posible, si bien el objetivo es hacer el mejor juego posible, por lo que piden compresión si hubiera cambios. En cuanto acabe el Kickstarter, pondrán en marcha toda la maquinaria, siempre con Neilo como epicentro del proyecto. Según reveló Cedric Biscay en una entrevista, el juego se dejará ver el 27 de febrero de 2016, en MAGIC, una conferencia de videojuegos, animación, manga y cómics que se celebrará en Mónaco y a la que asistirá Yu Suzuki. Del mismo modo, cabe reseñar que, en algún momento, habrá también una demo del juego para PC, a la que tendrán acceso los financiadores que hayan aportado, al menos 100 dólares. Nos morimos de ganas por saber más del que, seguramente, sea el juego más anhelado de la historia, con permiso de Half-Life 3. ¡Reloj, marca las horas!

Antes de despedir este reportaje, os instamos a repasar el especial que publicamos sobre la saga el año pasado, cuando creíamos que Shenmue 3 estaba a punto de ser anunciado. Nos adelantamos un año y tres meses al verdadero Día D, pero, si queréis saber por qué esta saga es tan especial, no os lo podéis perder, igual que los análisis de la primera y la segunda entrega.

Lecturas recomendadas