Reportaje

Resident Evil 2 - Análisis retro

Por Javier Parrilla Ruiz
-

Resident Evil 2 cumple la mayoría de edad desde su lanzamiento en Japón allá por 1998. Considerado por muchos como el mejor juego de la saga de Capcom, este survival horror tiene un remake en camino del que todavía no se ha mostrado nada.

Resident Evil 2, llamado Biohazard 2 en Japón, es para muchos la mejor entrega de la saga de zombis de Capcom. Ya han pasado 18 años desde que el videojuego se pusiera a la venta el 21 de enero de 1998 para PSone en territorio nipón. En nuestro caso, pudimos disfrutarlo a partir del 8 de mayo de ese mismo año. Más tarde, el juego tuvo varios ports para PC, Nintendo 64, Dreamcast y GameCube.

Dirigido por Hideki Kamiya (director de Bayonetta o del prometedor Scalebound) y producido por Shinji Mikami (The Evil Within), Resident Evil 2 puede ser utilizado como ejemplo y referente de lo que se espera de una secuela. Si Resident Evil definió un género, el survival horror (con permiso de Alone in the Dark), Resident Evil 2 elevó las bases empleadas en el original con una entrega a lo grande cuyo '2' no se limitaba a ser un mero número identificativo. Teníamos dos nuevos protagonistas, Leon S. Kennedy y Claire Redfield, dos CD's y dos caminos para emprender la aventura. La carta de presentación no podía ser más tentadora.

¡En Racoon City no se podía coger ni el autobús!

En Resident Evil 2 ya no estábamos explorando la mansión Spencer del debut de la saga, sino una ciudad, Raccoon City, infestada por los zombis a causa del estrago producido por el Virus-T creado por la corporación Umbrella. Los hechos acontencían tan solo dos meses después de lo sucedido en el primer Resident Evil, pero los personajes transmitían una sensación de vulnerabilidad mayor que la de Chris Redfield o Jill Valentine. A fin de cuentas, Leon era un agente de policía en su primer día de trabajo y Claire una estudiante universitaria en busca de su hermano, el propio Chris.

Con semejante recibimiento en Racoon City, ilustrado con una espectacular cinemática para la época, la tensión por lo que nos iba a deparar en el juego era tangible desde el primer segundo. La introducción nos ponía en antecedentes y nos presentaba a los protagonistas de forma épica. Por aquel entonces, las intros de los juegos eran, por definirlo de alguna manera, el alimento del hype. Ahora estamos acostumbrados a ver varios tráilers antes del lanzamiento de un juego que nos crean expectativas, pero, hace dos décadas, la intro de un juego era el gancho perfecto para dejarte con la boca abierta, tentarte a probar el producto y querer llevártelo a casa. Incluso, se podrían considerar como una especie de cortometrajes que enseñábamos a nuestros amigos cuando queríamos presentarle el juego en cuestión.

La intro del juego, una de las más recordadas de la época de los 32 bits

Resident Evil 2 repetía la fórmula de su predecesor. Es decir, una aventura de terror en tercera persona con escenarios de gráficos pre-renderizados y personajes con modelos en 3D. La mécanica de juego volvía a poner más énfasis en la exploración y en la resolución de puzles, con una acción que invitaba a la dosificación de la munición de las armas disponibles y a la gestión cauta de nuestros recursos, tanto para la recuperación de la salud con las hierbas medicinales como para guardar la partida con las cintas de tinta para las máquinas de escribir. Supervivencia pura y dura. A esto le sumamos los planos con cámara fija y las transiciones de abrir puertas o bajar escaleras para que la esencia del primero continuara en esta segunda entrega.

Entonces, si era tan calcado al original en sus mecánicas, ¿por qué se considera superior o mejor al primer Resident Evil? No solo el cambio de ubicación daba mucho más juego, sino que la elección entre Leon o Claire, convertían a Resident Evil 2 en un título rejugable para ver las diferencias entre tomar un camino con uno u otro. Además, el sistema de rangos, una clasificación para cada fase del juego en función del tiempo empleado, el número de hierbas tomadas y las veces que habíamos guardado la partida; invitaban a desenvolvernos de la mejor forma posible. De hecho, terminar el juego en menos de dos horas y media y con un rango A o B, aparte de otras condiciones específicas, daba acceso a determinadas armas con munición infinita como el lanzacohetes o la metralleta. Es decir, pasarlas canutas con éxito de principio a fin se recompensaba con jugosos desbloqueables para pasar a una acción más desenfrenada para próximas rejugadas a la aventura.

Los personajes secundarios enriquecieron la trama y los misterios de Resident Evil 2

Otros extras que se podían desbloquear eran trajes alternativos para el dúo protagonista o unos modos de juego adicionales, uno de ellos protagonizado por Tofu. Sí, la comida oriental tal cual. Vamos, que después de tanto terror y sensación de agobio constante durante la primera vez que jugabas a Resident Evil 2, Capcom se las ingeniaba para incentivar al jugador a desbloquear todos los secretos; rebosantes de humor, surrealismo y estilo desenfadado.

Por otro lado, en Resident Evil 2 no faltaban nuevos enemigos para generar el bote en el asiento con sus apariciones o darnos mucha grima. Entre ellos, los lickers pasaron a la posteridad por su diseño asqueroso y la amenaza que suponían. Acostumbrados a la lentitud de los zombis comunes, estos rivales exigían poner a prueba nuestros reflejos por sus saltos y sus ataques con las garras o su peligrosa lengua. Y sí había más de uno al mismo tiempo, tocaba mantener la calma para salir ilesos, o al menos con vida, de la situación.

Licker, culpable de pesadillas nocturnas a finales de los años 90

Aparte de los lickers, en Resident Evil 2 también teníamos plantas venenosas antropomorfas (conocidas como Ivy), una polilla gigante, un cocodrilo de proporciones mastodónticas o los mutantes G. Para colmo, en la comisaría teníamos varios encuentros con Mr. X o Tyrant T-103, siendo un acecho que nos solía pillar desprevenidos con sus consecuencias para nuestros corazones. El gran antagonista, William Birkin, con sus respectivas mutaciones a causa de inyectarse el Virus-G, también nos puso los pelos de punta en reiteradas ocasiones.

Los personajes secundarios de Resident Evil 2 también consiguieron que la aventura por Raccoon City fuera aún más redonda. Desde la misteriosa Ada Wong hasta la desdichada Sherry Birkin, incluso el policía del principio con cierto aire a Will Smith, contribuyeron a que la experiencia se quedara grabada en nuestra memoria. Luego teníamos al típico personaje odioso y deleznable, Brian Irons, cuya historia y relación con la hija del alcade de la ciudad ya era bastante tétrica de por sí hasta el punto de que daría para desarrollar una trama aparte.

¿Will? ¿Estás bien?

Resulta difícil encontrar a alquien que no se haya pegado al menos un buen sobresalto jugando a Resident Evil 2 o se haya llevado la mano a la boca en algún momento del juego. Por ejemplo, el pasillo en el que revientan las ventanas y aparece una bandada de cuervos resulta escalofriante, momento digno de soltar el mando y emitir un grito, aunque sea ahogado. Si después de ver Los Pájaros de Alfred Hitchcok pensábamos estar inmunizados al miedo que pueden producir las aves, estábamos equivocados. La casquería tampoco faltaba en esta entrega con las muertes explícitas con los mutantes G, aquella especie de larvas que salían de los cuerpos humanos no compatibles en los que se habían hospedado. Por ello, Resident Evil 2 tenía la mezcla de terror perfecta: ambientación asfixiante, sustos de todo tipo y gore en su justa dosis, creando un equilibrio.

Tanto gustó Resident Evil 2 y tanto se añora, que el pasado año se confirmó el desarrollo del remake oficial. Desde la confirmación de Resident Evil 2 Remake, no hemos visto absolutamente ningún material de este juego en camino. Por eso, uno de los bombazos de este año 2016 podría ser el estreno del primer tráiler de Resident Evil 2 Remake, el que nos permitirá ver cómo será la actualización de la segunda entrega de la saga a los tiempos actuales. De momento, y para amenizar la espera, acaba de salir Resident Evil 0 HD Remaster, la remasterización de la precuela de la franquicia. Además, también ya está disponible Resident Evil Origins Collection, recopilación de esta remasterización y la del primer Resident Evil. Aquí tenéis nuestros análisis de Resident Evil HD Remaster y Resident Evil 0 HD Remaster. ¿Mantendrá Resident Evil 2 Remake la esencia del original? Veremos si este año salimos de dudas.

Lecturas recomendadas