PS4 Pro BUENA
Reportaje

Resolución 4K UHD, HDR, ¿Qué es y cómo funciona en las consolas?

Por David Martínez
-

Tras la presentación de PS4 PRO y PS4 Slim en el PlayStation Meeting de ayer, junto al anuncio de Project Scorpio y Xbox One S por parte de Microsoft, durante el E3, las nuevas resoluciones 4K UHD y la tecnología HDR han irrumpido en las consolas. En este reportaje os contamos en qué consiste cada una de ellas, y en  qué consolas podremos disfrutarlas. Bienvenidos al futuro de la imagen en los videojuegos.

Resolución 4K UHD

La resolución standard de un monitor es de 480p (640x480 píxeles). Los juegos en alta definición se muestran a partir de 720p (1280x720) hasta 1080p, denominado Full HD (1920x1080 pixeles). Pues bien, la resolución 4K (o 2160p) muestra 3840 píxeles de ancho por 2160 píxeles de alto, el equivalente a cuatro pantallas Full HD. En un juego, esto se traduce en una definición cuatro veces mayor.  

Reescalada o nativa

Aquí es donde radica una de las cuestiones más delicadas. Si el televisor recibe una señal de imagen en 4K, no hay problema, pero ¿Qué ocurre cuando la señal es, pongamos por ejemplo, Full HD (1080p)? Evidentemente, no deja tres cuartas partes de la pantalla en negro, sino que el propio monitor reescala la imagen; la "hincha" para que ocupe todos los píxeles, con cierta pérdida de detalle: lo que antes era un pixel, ahora son cuatro. Es un proceso automático.

Las consolas le ahorran este trabajo al monitor, con su propia tecnología de reescalado. Así, la señal que llega al televisor es 4K, aunque el juego no lo fuera originalmente. Se trata de un algoritmo que "inventa" los píxeles que no están en la imagen original, a partir de los datos de brillo, saturación,  contraste, desentrelazado... de los píxeles circundantes. Así se consigue una imagen de mayor calidad que la original, aunque no alcance el detalle de la resolución nativa.

PS4 PRO ofrece un reescalado en la mayoría de sus juegos. La tecnología que utiliza es la de tablero de ajedrez 4X4, en que se multiplica el tamaño de grupos de 2x2 píxeles y se consigue un resultado muy sólido. De esta manera podremos disfrutar de juegos reescalados en 4K y 60 FPS, como Call of Duty Infinite Warfare. Mientras que si el juego se muestra a mayor resolución, el rendimiento cae, en el mejor de los casos a 30 FPS.  Para disfrutar de este reescalado, bastará con incorporar un parche. Por eso juegos ya existentes, como Sombras de Mordor, The Last of Us Remasterizado, Black Ops 3 o Uncharted 4, serán compatibles con este modo.    

Algunos títulos, como Rise of the Tomb Raider, nos permitirán escoger entre distintas configuraciones: 4K a 30 FPS, 1080p a 60 FPS o 1080p a 30 FPS con efectos gráficos al máximo. Y también se baraja que los juegos aparezcan a una resolución nativa "intermedia" de 1440p (2K).

Pero, ¿habrá juegos en 4K nativas en PS4 PRO? Sony ha declarado que sí podremos jugar en esta resolución, y algunas Third parties ya están trabajando en ello. Juegos como  Smite ya se han probado renderizando a 4K nativas  y 60 FPS en PS4 PRO, aunque cuando se trata de un título más exigente a nivel gráfico, no parece factible. Según su anuncio del E3, Project Scorpio será capaz de correr juegos en resolución 4K nativas.  

HDR

El estándar HDR (High Dynamic Range) permite mostrar una mayor gama de colores en pantalla, con más profundidad de imagen. Esto significa, en pocas palabras, que los blancos serán más claros, las tonalidades medias serán más fieles a los colores reales y sobre todo, los negros serán más oscuros, lo que se traduce en una mayor nitidez de la imagen. El HDR ofrece 1024 grados por cada color fundamental, mientras que el HD no supera los 256 tonos. Cuando un juego se muestra en HDR, las imágenes son más vivas, el contraste es mayor y el aspecto es más realista.

Las consolas compatibles con HDR son PS4 (a partir de la actualización de la semana próxima), Xbox One S, PS4 SlimPS4 PRO y, presumiblemente, Project Scorpio.  Tanto los modelos de PS4 como Xbox One S utilizan el formato HDR10.

Spider-Man PS4 Pro

Sólo en televisores específicos

Como podéis imaginar, esta tecnología sólo se apreciará en televisores compatibles con resolución 4K y HDR. Para apreciar en todo su esplendor la resolución UHD, en una pantalla de 49" deberíamos situarnos a una distancia un poco superior a 2 metros. En pantallas de menos tamaño, la mejora respecto a Full HD (1080p) es más difícil de apreciar, y requieren que nos acerquemos mucho a la pantalla. En cuanto a HDR; no todos los televisores 4K son compatibles con esta tecnología. Sobre todo se ha comenzado a implantar en 2016, pero los modelos de gama alta LG OLED o Sony Bravia se han actualizado para mostrar esta tecnología.   

No todos los puertos del televisor soportan este formato. Tenemos que buscar la entrada HDMI con perfil multimedia HDR10. 

Lecturas recomendadas