Reportaje

Retrospectiva: grandes temas de Final Fantasy

Por Laura Gómez
-

Es imposible alcanzar un consenso sobre cuál es el mejor juego o la mejor banda sonora de Final Fantasy, pero la cantidad de melodías estelares de las que puede presumir la saga merece un repaso. 

Hace unos meses hablábamos largo y tendido de los paisajes sonoros de Nobuo Uematsu y sus bandas de rock: The Black Mages y Earthbound Papas. Aprovechando el lanzamiento de Bravely Default, el último JRPG con aroma clásico de 3DS, recordamos algunos de los mejores temas de la saga Final Fantasy. Cada uno de sus juegos tiene momentos musicales emblemáticos cargados de épica y, a veces, romanticismo. Es probable que la franquicia de Square Enix sea la que más conciertos orquestales ha recibido en su honor, y su tremenda variedad de sonidos y arreglos no es para menos. En los escenarios que plasma Uematsu hay una identidad inquebrantable que hace de la saga algo único.

Las canciones de los “world map” o mapas abiertos siempre han existido en la saga para que se identifique más fácilmente cuándo nos encontramos en esos terrenos libres. Son tremendamente simbólicas: incrementan el tamaño del universo y de cada juego con unos temas lacónicos y pegadizos que sumergen de lleno en cada atmósfera.

Final Fantasy IX 

Vaporosa y celestial, podría ser parte de un sueño.

Final Fantasy VI 

La canción de Terra es alentadora, sutil, memorable y resume la naturaleza de la saga en pocas notas. Para algunos, la mejor canción (y el mejor juego) de la franquicia.

Final Fantasy VII 

Entre tanta calma atmosférica, hay una angustia provocada por un destino incierto.

Final Fantasy IV 

Es el primer world theme complejo gracias a que el chip de sonido de SNES era superior al de NES. Empieza con esa sensación que crean todos los temas de mundo abierto del juego: extrañamente melancólicos, dan esa sensación de progresión, de que la música camina junto al jugador.

De amar en tiempos revueltos

Los love themes forman parte de la cultura japonesa de la saga y de su forma de presentar a los personajes. Tienden a lo ñoño, pero no puedo imaginar un Final Fantasy sin los momentos empalagosos.

Final Fantasy IV

Una de las más famosas de la serie de juegos, y también una de las más conmovedoras. Es tan querida y tan icónica en Japón que, al parecer, se enseña en los centros de formación como parte de sus planes de estudio.

Final Fantasy XIII

Cantada por Sayuri Sugawara y mucho más popera.

De batallas sangrientas

A lo largo de la saga, los temas para las batallas han modificado levemente sus melodías hasta convertir algunas de ellas en rompedoras, pero han mantenido su estructura y el característico bajo bombeante. Desde las líneas ochobiteras hasta las texturas orquestadas más modernas, los cortes de las luchas intensifican nuestra energía y crean esa tensión de combate.

En relación a los battle themes surgen los temas de los jefes finales. Una vuelta de tuerca al concepto de “desafío” con la fusión de rock progresivo, orquesta y puntos electrónicos. Cortes épicos, explosivos y frenéticos que dibujan a cada adversario final con su propia personalidad.

Final Fantasy VII

Final Fantasy VI

Final Fantasy X

En general, son una exposición de la magnitud del juego, pero no siempre son infalibles: estos arreglos metaleros se pierden dentro de la identidad delicada de Final Fantasy.

Final Fantasy IX 

Las canciones oscuras son muy comunes en la saga: Golbez, Kefka... Un órgano incisivo que se mezcla con guitarreos oscuros: si me dicen que Dream Theater está detrás de todo esto, me lo creo.

Las atípicas

Final Fantasy XI

Es parte de un teatro del juego. Uno de los temas más atípicos de la saga, pero hay varios. En este caso, la influencia flamenca también tiene cabida en la cabecita de Uematsu.

 


Final Fantasy VII

Final Fantasy VII

Es pegadiza, vibrante y tiene un toque western muy curioso. Un tema bastante infravalorado dentro de un juego, para muchos, sobrevalorado.

Final Fantasy VIII

Una elección más típica, pero no por ello menos memorable. La naturaleza positiva de este tema invita a no parar de moverse.

 

Final Fantasy VI

En este momento, juegas a la ópera y tienes que recitar bien las frases de la canción.

Final Fantasy XIII

Kue, kue, kue, wark, wark, wark...

De llorar a moco tendido

Otro de los aspectos de Final Fantasy es ese tono trágico que suele acompañar a su personajes. Ya sean princesas rebeldes, amnésicos abúlicos y magos exiliados, todos viven envueltos en un melodrama constante que, si bien a veces roza lo ñoño, pueden calar. No son pocos los temas pensados con ese fin.

 


Final Fantasy X

Final Fantasy II

Una versión muy curiosa de El lago de los cisnes. Más curioso aún: la pieza original se encuentra dentro del Opus 20 del ballet de Tchaikovsky, y aunque se le mencione como la obra debido a su repercusión, en realidad no tiene nombre.

Final Fantasy VII

El prota cumple su sueño: se quita una espina y todos los héroes pueden ver la tierra desde el espacio, lo cual es especialmente simbólico porque todo el juego gira en torno a la corriente vital del planeta y un extraterrestre que quiere destruirlo con un meteorito gigante.

Final Fantasy VII

¡Todos los fans del juego conocen los lloros por Aeris!

Final Fantasy VI

El tema que retrata la relación de Rachel y Locke en un flashback de este último.

De malos malosos

Los antagonistas de Final Fantasy tienen tanta importancia como los protagonistas porque gran parte de la historia siempre se sustenta en sus motivaciones, casi más que en las propias de los héroes de turno. Y un buen enemigo, dado el gran carácter de la música de esta saga, también se merece una gran melodía. En estos tres casos que destaco, está claro que una línea melódica define mejor que mil palabras.

Final Fantasy VIII

Final Fantasy VI

Kefka, nuestro particular Joker.

Final Fantasy IX

Lecturas recomendadas