Rhythm Paradise Megamix Avance
Reportaje

Rhythm Paradise Megamix - avance e impresiones para 3DS

Por Alberto Lloret
-

Si hay un título concentra la esencia Nintendo en su estado más puro como nadie, ése es Rhythm Paradise. Simples mecánicas de juego -pero que enganchan sin remisión- junto con una simpatía de otro planeta, se dan la mano en alocadas pruebas donde el ritmo y la diversión llevan todo el peso. Y este Rhythm Paradise Megamix, gracias a sus numerosas novedades, lleva el concepto a un nuevo nivel...

Que Nintendo domina como nadie los “Party Games” o juegos de minijuegos, es innegable. Por si no bastara con la serie Mario Party, que va por su décima entrega sin contar las versiones portátiles, también tiene en su haber otra genialidad llamada Wario Ware. Pero en nuestro corazón, Rhythm Paradise (o Rhythm Tengoku, como se la conoce en Japón) tiene un hueco especial. Una serie aún “desconocida” para el gran público occidental, a pesar de haber disfrutado dos de sus tres entregas.

Ahora, con casi un año de retraso respecto a su lanzamiento japonés, nos llega Rhythm Paradise Megamix. Un título que, como adelanta su propio título, se trata de un “gran remix” de la serie, que recopila minijuegos de diversas entregas junto con nuevo contenido y opciones. ¿Qué quiere decir esto? Pues que, por primera vez en Europa, vamos a poder disfrutar de la gran mayoría de los minijuegos del primer e inédito Rhythm Paradise, junto con otras novedades.

Rhythm_Paradise_Megamix_1
Rhythm Paradise Megamix incluye, por primera vez, un modo historia en el que conoceremos a Tibby, una pequeña criatura rosada y con pelo afro que ha caído de Paradisia.

Vaya por delante que Rhythm Paradise Megamix sigue siendo una fabulosa mezcla de locura, sencillas mecánicas jugables y ritmo (no es un juego musical al uso). Casi todas las pruebas suelen consistir en pulsar uno o dos botones (o presionarlos) al ritmo de la música. Ya sea para coger fruta que cae por una escalera, para seguir el paso dentro de una bandada de pájaros, batear una bola de béisbol o cortar demonios por la mitad con nuestra katana. Cada minijuego tiene una estética única, unos patrones de ritmo distintos y su propia locura, aunque a la hora de jugar las mecánicas sean, en cierto modo, similares.

La gran novedad es que, nada más empezar a jugar, descubriremos que por primera vez en la serie hay una historia de fondo que une los minijuegos. Así conoceremos a Tibby, una criatura rosada con el pelo afro que cae del cielo y se topa con nosotros. Nuestro objetivo será acompañarle en su viaje de vuelta a su casa, Paradisia. Un viaje en el que nos iremos topando con todo tipo de chalados que han perdido el ritmo y lo necesitan de vuelta para, por ejemplo, relanzar un negocio de peluquería o ayudar a que un pájaro salga de su huevo.

Rhythm_Paradise_Megamix_2
Rhythm Paradise Megamix incluye tanto pruebas nuevas como otras renovadas de anteriores entregas. En total, más de 100 minijuegos...

Los diálogos, como no podía ser de otra manera en Nintendo, son una verdadera chaladura, y te arrancarán más de una sonrisa gracias a la soberbia traducción de nombres, juegos de palabras y chistes. Pero lo importante es que cada uno de estos personajes te propondrá cuatro minijuegos que deberás superar en orden, para poder avanzar al siguiente nivel. Minijuegos entre los que hay de todo, desde pruebas nuevas como “traducir” los rítmicos mensajes de un alien a pruebas clásicas de anteriores juegos con cambios o lavados de cara, como Karate Killo o las pruebas de bateo.

Dentro de cada minijuego, también hay novedades. Así, por ejemplo, se ha introducido un sistema de puntuación numérica, que nos permitirá saber lo bien o mal que hemos seguido el ritmo. También todas y cada una de las pruebas encierra una estrella, que conseguiremos al llevar el ritmo de forma perfecta en una parte muy concreta de la prueba. Y no solo eso, la pantalla inferior muestra si estamos clavando el ritmo, o si por el contrario si vamos rápidos o lentos. Dependiendo de la actuación, al terminar cada prueba recibiremos monedas, que tienen diversos usos.

Rhythm_Paradise_Megamix_3
Rhythm Paradise Megamix introduce un montón de novedades, como monedas que ganamos al terminar cada prueba, y que sirven para comprar objetos, participar en pruebas especiales...

En el modo historia, las monedas son vitales al llegar a unas puertas especiales, que normalmente aparecen cada ocho o más pruebas. Están custodiadas por otros tres chalados (que atienden a nombres como Limoncio, Arandio y Fresio) que aparecen varias veces a lo largo de la historia. Cada uno representa un nivel de dificultad, de fácil a difícil. Así, si queremos que la prueba sea fácil, nos tocará soltar más monedas (y cuanto más difícil, menos monedas).

Estas pruebas van desde lanzar una moneda al aire y cogerla a los tres segundos a cazar unos virus dentro de un sistema de tubos. Superarlas nos permite pasar al siguiente personaje, mientras que fallarlas, nos obligará a volver a pagar dinero y, si no tenemos, volver a repetir minijuegos para conseguirlas. Es, por lo que hemos jugado hasta ahora, el único punto que puede llegar a frustrar de Rhythm Paradise Megamix, ya que casi siempre busca un tono “asequible” para todo tipo de público.

Rhythm_Paradise_Megamix_4
Rhythm Paradise Megamix es locura y diversión en estado puro. Cada prueba tiene una melodía pegadiza única (podemos escuchar la occidental o la original japonesa), así como un estilo gráfico y mecánicas únicas.

Las monedas también sirven para comprar objetos en la tienda, desde temas de música a ítems que se añaden a la colección de cada prueba. Y es que, la cantidad de contenido extra y desbloqueable es, sencillamente, colosal. Al superar el modo historia podremos acceder a desafíos, tanto para uno como para cuatro jugadores (compatible con el modo descarga, con un único cartucho) que nos dan esferas musicales. Con estas esferas podemos comprar los minijuegos que se han quedado fuera del modo historia (y que son cerca de 20)

Y hay muchas más novedades: los tutoriales previos de cada minijuego ahora son más detallados y, por ejemplo, si fallamos repetidas veces la pantalla inferior nos mostrará con pelos y señales el ritmo al que debemos pulsar los botones.También podemos activar un sistema de control táctil (como en la entrega de DS) o la pista de sonido nipona, para aquellos que conozcan los juegos originales o quieran jugarlo con la música original -que en algunas pruebas gana muchos enteros-.

Rhythm_Paradise_Megamix_5
Rhythm Paradise Megamix también incluye la clásica "cafetería", donde podemos comprar pruebas y minijuegos, encontrar rivales vía Streetpass o incluso dar de comer a una cabra al estilo Pachinko...

Tampoco falta un área para competir contra otros usuarios vía Streetpass, una cafetería donde disfrutar de locuras como alimentar a una cabra al estilo Panchinko... Y es que es justo eso, al igual que Wario Ware, lo que hace especial a este título. Todo derrocha un humor, una simpatía y un estilo propio (repetimos, cada prueba tiene un estilo visual y mecánicas rítmicas “distintas”) que resulta casi imposible resistirse. 

Como anteriores entregas, Rhythm Paradise Megamix también ofrecerá una curva de dificultad creciente, sus míticos “Remix” o pruebas que combinan varios minijuegos con ligeros cambios y mucho más, aunque eso sí, los que esperen un “recopilatorio” de todas las pruebas que se vayan olvidando. Por ahora, hemos detectado que, de los tres juegos anteriores (de Game Boy Advance, DS y Wii), faltan al menos 25 pruebas. Pocas son, desde luego, para la cantidad de locura, simpatía, horas de juego y contenido que ofrecerá dentro de poco en 3DS.

Lecturas recomendadas