Reportaje

La semana de Street Fighter: Así es Vega

Por Daniel Quesada
-

España es un lugar lleno de belleza, aunque el personaje de Street Fighter que presentamos hoy tiene una concepción algo retorcida de la misma. Vega, el "spanish ninja", quiere veros pelear mientras sangráis. Es un amor.

Cuando Street Fighter II arrasó en las recreativas, todos los luchadores suponían un misterio por descubrir para los emocionados jugadores. Sin embargo, había uno especialmente críptico: un sub-jefe venido de España (en concreto, la España pre constitucional, si miramos la bandera con "aguilucho" que se mostraba...), ataviado con una especie de traje de torero, una garra y una máscara que le cubría todo el rostro.

 

¿Sería especialmente feo? ¿Quizá era un asesino tipo Viernes 13? Como en Street Fighter II The World Warrior no se podía seleccionar a los jefes, la única forma de conocer la cara de Vega era vencerle y acceder a la frase de victoria de nuestro personaje, al cabar el combate. No, Vega no escondía su cara por pudor, sino, precisamente, para protegerla porque era demasiado bella. Y es que nuestro luchador de hoy es un sádico, sí, pero sobre todo se mola mucho a sí mismo y a su rostro impoluto. Por lo visto, es un enamorado de la belleza y repudia todo lo que sea feo. Sí, hasta a Cañita Brava.

 

 

¿Cómo es su estilo de lucha? Dado que es español, concretamente de Barcelona... ¡Tenía que tener arte torero, por supuesto! Eso se nota en su atuendo, pero también en su forma de pelear, con la "estocada" de su garra como signo de identidad. Ahora bien, su estilo está fusionado con el ninjutsu. El manual de instrucciones de Street Fighter II Turbo, así como el de Special Champion Edition cuenta que Vega mezcló su profesión dematador con sus conocimientos de esta arte marcial, motivo por el que se lo comenzó a apodar "spanish ninja". ¡Ahí es nada!

 

Su garra y su máscara no son puramente estéticas. Si se desprende de ellas (en Street Fighter IV es capaz hacerlo voluntariamente), puede perder bastante capacidad de ataque o resistencia, pero a cambio gana agilidad. ¡Como si no fuera suficientemente ágil por sí solo!

Otra de sus características más significativas consiste en que, en Street Fighter II, era capaz de trepar por la verja de su escenario (¡ese "Mesón de la Taberna"!) para ser intocable por unos segundos y lanzarse en picado a por su rival. Aunque esos ataques se mantuvieron en posteriores entregas, se hacían del tirón, sin quedarnos pegados a la verja, ya que daba demasiados segundos de invulnerabilidad y descompensaba el combate.

Parece que el concepto de la máscara estuvo presente desde los primeros bocetos del personaje, si bien este iba a ser muy distinto. Como podéis ver aquí abajo, estuvo a punto de ser una especie de caballero templario (¿con espada?), pero parece que quisieron modernizarlo porque la idea del juego era enfrentar a luchadores actuales, no de diferentes épocas. Por cierto, aunque la serpiente de su pecho no significada nada en concreto, sí da a entender que es un delincuente, ya que en la mentalidad japonesa los tatuajes (especialmente los grandes) sirven para declarar que eres un yakuza.

 

 

Y sí, desde luego que Vega es un delincuente. Desde el principio quedó claro que su afan de sangre impregnaba su personalidad narcisista, hasta el punto de que el pobre parece estar algo tocado y en algunas ilustraciones se muestra cómo lame su propia garra impregnada del "néctar" del rival.

 

Recientemente, unos fans crearon el corto Matador, que muestra los orígenes del sadismo y las obsesiones de Vega. Aunque no tiene carácter oficial, es muy curioso descubrirlo. Ojo a la referencia a El señor del Anillos al principio (y al cambio de nombre del personaje, como explicamos más abajo). Curiosamente, aunque casi todos los actores sí tienen acento de España, el Vega niño tiene acento latino...

 

 

Como comentábamos antes, uno de los datos más conocidos de Vega es que, en realidad, no debió llamarse así, sino Balrog. El cambio proviene del momento en que Street Fighter II dio el salto a Estados Unidos. Originalmente, el boxeador se llamaba M.Bison, el torero era Balrog y el dictador se llamaba Vega. El departamento de márketing de Capcom, temeroso de que los abogados de Mike Tyson (en quien claramente estaba inspirado el boxeador) les metieran un "puro" por usar su nombre sin permiso, decidió intercambiar los nombres de los jefes del juego, para despistar. Así, tanto en Europa como en EEUU, M. Bison pasó a llamarse Balrog, Balrog pasó a llamarse Vega y Vega pasó a llamarse M. Bison. Sagat no cambió de nombre; a fin de cuentas, ya se lo conocía del primer Street Fighter...

 

Sí, los creadores de videojuegos siempre "se inspiran" en referencias culturales de aquí y de allá. Hasta el escenario de Vega tiene sus préstamos. ¿Recordáis su música?

 

Aquí podemos escuchar el pasadoble España Cañí...

 

 

...Y aquí la música del escenario de Vega. ¡El comienzo es idéntico!

 

 

La personalidad y estilo de lucha de Vega lo convirtieron en un personaje muy popular, de tal forma que ha aparecido en la mayoría de títulos posteriores de la saga e incluso tuvo una escena muy importante en Street Fighter II The Animated Movie (¿cómo olvidar esa pelea con Chun-Li recién salida de la ducha y con el grito "lo pagarás puta, te haré sufrir"? ¡Menudo sádico!). Gracias a tantas apariciones, hemos ido resolviendo poco a poco los misterios que rodeaban a este inolvidable personaje. Solo queda un gran enigma. ¿Por qué gritaba como un tirolés cuando ganaba en los juegos originales? Quizá lo cuente en el futuro Street Fighter V, si llega a formar parte de la plantilla...

 

Otros personajes de La semana de Street Fighter:

Lecturas recomendadas