Reportaje

Spider-man - Las 7 peores sagas del Hombre Araña de Marvel

Por Jesús Delgado
-

Spider-man tiene malísimas historias. Repasamos las que son las 7 peores sagas del Hombre Araña de Marvel en sus más de siete décadas de vida, con sus tramas más locas e incoherentes

Todos los héroes tienen horas altas y horas bajas. Spider-man no se escapa de esta gran verdad. Pensando en ello, hemos recopilado las 5 peores sagas de Spider-man. Esto es, aquellas que consideramos más ridículas, incoherentes o cuyo saldo al concluir nos han dejado el peor regusto en la boca. 

Como podréis ver, las sagas que menos nos han gustado se circunscriben a los 90 y a principios de la pasada década. Y es que, ciertamente, esta fue una etapa muy oscura para el Hombre Araña de Marvel. Aunque, ciertamente, nos reservamos un bonus track que nos habría parecido de órdago el habérnoslo dejado en el tintero por lo controvertido y cogido por los pelos que fue. 

¿Fan de Spider-man? No te pierdas las ofertas de la Tienda Marvel de Amazon

1. Un día más

Está bastante claro que el llamado "Mefistazo" fue una huida hacia adelante (¿o quizá hacia atrás?) por parte de unos creativos que no tenían muy claro qué hacer ya con el personaje. Después de que Peter diera a conocer su identidad secreta en Civil War, y tras perder la protección de Stark, media hampa fue a por él y a por sus seres queridos. Como resultado, Tía May fue tiroteada, quedando muy grave y con un pronostico nada bueno.

En estas, el demonio Mefisto se aparece ante Peter y Mary Jane y les propone borrar todo lo ocurrido de la existencia si ambos aceptan que, además, se borre su relación: su noviazgo, años de matrimonio, etc... Ambos aceptan y como resultado la continuidad de Spidey sufrió un reboot radical, incluyendo la resurrección de Harry Osborn.

Esta historia, por cierto, la podéis encontrar en el tomo Marvel Deluxe Spider-man Un día más y en la colección Marvel Saga Spider-man.  

Pero, espera, Spider-man también tiene sagas importantes. Estas son sus historias más notorias.

2. Pecados del Pasado

Una de las peores ideas de J. Michael Straczynski frente a Spider-man (lo del totem araña ya lo discutiremos otro día). La historia básicamente retconéo el pasado de Peter, exponiendo que Gwen Stacy y Norman Osborn habían tenido un affair del que habían nacido dos gemelos. El motivo por el que Norman, en su identidad como el Duende Verde, la mató habría sido porque Gwen se propuso dejarle para estar solo con Peter, asumiendo la custodia completa de los niños. 

Esta historia, a grandes rasgos, "mancilló" la muerte de Gwen, que había sido un hito en la historia de los cómics. Ya no era la muerte de una víctima inocente a manos del villano, sino que se reescribió como una turbia relación sexual entre una adolescente y un empresario de mediana edad que acabó en el asesinato de esta.

Pecados del Pasado está reeditada dentro del tomo Marvel Saga Spider-man: Pecados del Pasado.

3. La saga del Clon

Los noventa nos dieron algunas obras interesantes como Marvels o La era de Apocalipsis. Cabe decir que por lo general, la mayor parte de los superhéroes fueron víctimas de tramas cuanto menos ridículas o traídas por los pelos. El culebrón de la saga del clon habría sido una oportunidad perfecta para regenerar a un por entonces Spidey que vivía horas muy bajas. 

La trama propuso el regreso del clon de Spider-man, dado por muerto en los años 70. El clon actuaba rápidamente como justiciero, en tanto Peter tenía que lidiar con una crisis en su matrimonio. A mitad de saga, descubríamos que el clon, que se había rebautizado como Ben Reilly, era el "verdadero" Spidey y que el que habíamos estado leyendo durante veinte años era el doble. De esta manera, este doble acababa yéndose de NY con MJ, dejando el traje en manos de su hermano. 

Debido a las quejas de los lectores, Marvel hubo de desdecirse y acabó reculando, al tiempo que traía de entre los muertos a Norman Osborn, dando paso a una época no poco tumultuosa y plagada de cambios que tampoco fueron para bien. Aunque si queréis leerla, os avisamos que está complicado. El material original está descatalogadísimo, aunque existe alguna revisión moderna condensada de La Saga del Clon.

4. Spider-man: Capitulo Uno

Ya hemos dicho que los noventa fueron muy duros. Un ejemplo de ello fue Spider-man: Capítulo Uno, una serie confiada nada más y nada menos que a John Byrne. La idea de esta serie era la de retconear el origen de Spider-man, actualizándolo y poniéndolo al día. Como si hubiera sido en una década posterior a los 60, explicando algunos errores de continuidad y contextualizándolos. 

Aunque la idea fuera buena, la ejecución no funcionó. Byrne propuso que todos los villanos que iban enfrentándose a Peter estaban contratados por el Duende Verde, o azuzados por él. Esta premisa se retomó en algunas series animadas, funcionando en cierta medida, pero en este cómic la cosa no acabó de cuajar. 

5. La saga de los padres

Nuevamente, otro de esos deshechos de los noventa. En la llamada saga de los padres, en la que los padres de Peter volvían de la Unión Soviética después de que esta se desmembrara. Recordemos que Richard y Mary Parker eran espías de SHIELD y que habían sido dados por muertos en un accidente de avión mientras investigaban al tercer Cráneo Rojo durante la Guerra Fría. Tras varias idas y venidas, con Peter preguntándose si podía confiar en ellos y revelarles su secreto, el héroe lo hizo.

Eso sí, fue una mala idea, porque los padres resultaron ser robots creados por el Camaleón a instancias de un plan macabro de Harry Osborn. Este descubrimiento supuso un mazazo para Peter, dando pie a lo que sería la Saga del Clon. Y aunque os contemos de manera tan aséptica esta trama, os avisamos que la ejecución dista mucho de ser tan limpia. 

6. La conspiración del clon

ATENCION: SPOILERS

Posiblemente el primer bache en la carrera de Dan Slott como guionista de Spider-man. Estamos hablando de una historia que aún está publicándose en España. Así que ojito con seguir adelante si no queréis llevaros un destripe. Avisados estáis. 

Un crossover reciente de Spidey trajo de vuelta de la tumba a varios personajes de su entornos en forma de clon. El villano responsable de esta historia era un tipo trajeado con máscara de Anubis que respondía al nombre de Chacal. En lugar de ser Miles Warren, el villano clonador responsable de la Saga del Clon, resultó ser el propio Ben Reilly que volvía de entre los muertos, dispuesto a hacer un "mundo mejor". Pero la cosa no cuajó. Spider-man y el clon de Otto Octavius lograron dar al traste con los planes de este nuevo Chacal, aunque a un precio quizá muy alto. 

FIN DE SPOILERS

7. Cambios

Los 2000 también tuvieron su ración de malas ideas. Una de ellas fue la historia de Cambios, llevada a cabo antes de la Civil War y de la Saga de El Otro. Cambios era una historia que pretendía implementar ideas de la película de Sam Raimi, tales como telarañas orgánicas y mayor afinidad de Spidey con las arañas. En el momento que vimos a Peter convertirse en una araña gigante, preñada, que acababa dándose a luz a sí mismo, solo nos quedó pedir lo mismo que se había fumado Paul Jenkins, escritor responsable de esta historia. 

Hablando del Spider-man de Sam Raimi. Aqui analizamos la trilogía original de los años 2000

Bonus Track: Reino

Nos dejamos para el final la más vergonzosa de todas, que realmente ocurre en un futuro paralelo. Una mala adaptación de la premisa de El retorno del Caballero Oscuro de Miller, Spider-man: Reino pretendía contar la historia de un Peter Parker viudo, viejo y amargado, en una Nueva York desolada. Peter, que ya no era Spidey, debía volver a coger las telarañas para luchar contra la corrupción de la ciudad. 

Hasta aquí todo bien. El mazazo venía cuando nos enterábamos que Mary Jane había muerto por "culpa" de Peter. Al parecer, los fluídos de Peter eran radiactivos, debido a la mordida de la araña, lo cual le produjo el cáncer que la mató. En fin, muy traído por los pelos. 

Aún así, hay algunas ediciones de Spider-man: Reign pululando aún por ahí, en caso de que queráis leerlo por vosotros mismos. 

Lecturas recomendadas