Reportaje

Star Wars Battlefront II - Los 11 videojuegos del Lado Oscuro

Por Jesús Delgado
-

Star Wars Battlefront II de DICE estará protagonizado por el Imperio en su modo campaña. Repasamos los otros juegos en los que vimos la perspectiva de los villanos de La Guerra de las Galaxias.

Si nos habéis seguido durante la cobertura de la Star Wars Celebration 2017, sabréis ya a estas alturas que EA Games hizo un anuncio muy especial: el del próximo lanzamiento del Star Wars Battlefront II, la secuela del reboot de la franquicia Battlefront de DICE.  Si no es así solo tenéis que seguir este enlace para saber más si queréis conocer más acerca del multjugador de este SWBF2, y de este otro sobre su modo historia si aún no estáis enterados acerca de lo que irá.

Y es que el Star Wars Battlefront II cuenta con una novedad muy interesante en su modo historia: jugaremos con los "malos". Bueno, malos, lo que se dice malos tampoco. Jugaremos con el Imperio, pero viendo su punto de vista. Esto es, invirtiendo la narrativa habitual de los juegos y películas de La Guerra de las Galaxias en donde los rebeldes son muy buenos y los imperiales muy tontos y perversos. Star Wars Battlefront II se une así al club de los juegos protagonizados por el Lado Oscuro, o mejor dicho, por un personaje habitualmente alienado con los villanos de la saga. 

Ahora bien, como os vamos a demostrar a continuación, el llevar al "malo" en un juego no es una novedad. Es algo que lleva haciéndose en los videojuegos de Star Wars desde hace al menos 23 años.

1. TIE Fighter (1994)

El primer juego que recordamos es a secuela imperial del simulador de PC de combate espacial Star Wars: X-Wing (1993).  TIE Fighter fue un pepinazo de Lawrence Holland y Edward Kilham, que nos trasladaba al interior de la endeble y vulnerable carlinga de un caza TIE para defender el Imperio de los rebeldes y los piratas. Desde nuestro punto de vista, tal y cómo iba avanzando el juego, hacíamos lo mejor para la Galaxia, defendiendo mundos de bandidos, terroristas y criminales. 

Aunque ha envenjecido muy mal, fue la base para muchos elementos del Universo Expandido, que se ha rescatado recientemente. Cazas como el TIE Defensor, los TIE Avanzados o las Gunboats fueron desarrollados en este juego. Por cierto, el protagonista no era anónimo. Su nombre se reconoció luego como Maarek Stele, un piloto sensible a la Fuerza que se convertiría en uno de los agentes del mismísimo Emperador. 

2. Jedi Knight: Mysteries of the Sith (1997)

Tras el Dark Forces II: Jedi Knight, llegó una expansión: Mysteries of the Sith. En dicha expansión manejábamos a dos personajes. Uno era el mercenario reconvertido a Jedi Kyle Katarn. El otro era Mara Jade, una agente imperial que se había pasado al bando rebelde durante la trilogía de Heredero del Imperio, de Timothy Zhan. Este juego mostró a un personaje que si bien en el momento no era una villana, sí había sido una poderosa agente imperial. De ahí que fuera la primera vez que jugáramos a un personaje del Universo Expandido que, además, tenía un pasado oscuro. 

3. Rebellion (1998)

Rebellion (Supremacy en UK e Irlanda) fue un juego de PC de estrategia "por turnos" que arrancaba tras la destrucción de la Estrella de la Muerte en Yavin IV. El jugador debía de elegir si unirse al Imperio o a la Rebelión, teniendo que hacerse al modo de juego de cada uno. La premisa del juego era la de un gestor de recursos militar bastante complejo que no estaba exento de cierta dificultad. De hecho, jugar con el Imperio era complicadete, ya que pronto descubrías que no era tan fácil eso de llevar el Lado Oscuro a todos los rincones de la Galaxia, por mucho que contaras con el poder de la Armada Imperial y el poderoso Darth Vader.

Como añadido curioso, fue uno de los primeros juegos en integrar personajes, naves y localizaciones del Universo Expandido. En una línea similar Star Wars Galactic Battleground (2001) y Star Wars: Empire at War (2006) nos permitía jugar con el Imperio, aunque desde un punto de vista más bien táctico.  Por cierto, Star Wars Rebellion saltó no hace mucho a juego de mesa. Y es uno de los juegos más interesantes de Star Wars en materia de ocio lúdico. 

4. Force Commander (2000)

Uno de los títulos más olvidados y criticados de Star Wars en PC. Force Commander nos ponía en el pellejo de un comandante de campo en un juego que emulaba de mala manera las mecánicas del Z, permitiéndonos jugar en modo historia con el Imperio, primero, y luego con la Rebelión. Si bien su jugabilidad era pésima, tenía el atractivo de que nos permitía ver el funcionamiento de las operaciones militares del Imperio desde dentro. Quizá unos mejores controles y un apartado gráfico menos aparatoso hubieran jugador en su favor. 

5. Bounty Hunter (2002)

Uno de los grandes preferidos de aquella generación, aunque sus controles fueran odiosos. Bounty Hunter era la historia de Jango Fett, contando cómo el mandaloriano era reclutado por Darth Tyranus entre La Amenaza Fantasma y El Ataque de los Clones. Junto a Jango recorríamos los bajos fondos, en una peligrosa competición contra lo más vil del mundo criminal de los últimos días de la Vieja República. También asistíamos a su adquisición del Esclavo I y otros detalles muy interesantes de cara al trasfondo del personaje. En su día, Bounty Hunter salió para PlayStation 2 y GameCube. Hoy lo podemos encontrar en la PS Store para PS3 y PS4. 

6. Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith (2005)

El juego de la película. Star Wars Episodio III: La Venganza de los Sith fue un título que vimos en distintas versiones en plataformas PlayStation 2, Xbox, Game Boy Advance y Nintendo DS. El juego tenía la particularidad de permitirnos jugar con Obi-Wan y con Anakin en distintas fases hasta la conclusión de la película y el duelo final entre maestro y aprendiz. Como curiosidad, el juego contaba con imágenes de la película, además de un final alternativo, en el que Vader lograba vencer a Obi-Wan.

7. Star Wars Battlefront 2 (2005)

El Star Wars Battlefront 2 original contaba con numerosas unidades y héroes, ambientándose entre dos épocas. Las precuelas y las películas originales. Aprovechando esto, el modo historia seguía al Puño de Vader: La Legión 501, una división de clones que se iniciaban en combate en la Batalla de Geonosis, pero que seguiría a Skywalker a lo largo de dos décadas. Desde la matanza del Templo Jedi hasta las llanuras heladas de Hoth, pasando por el asedio de Kamino o el asalto a la Tantivo IV. Claro está, los clones tenía algo que decir acerca del tránsito de la República al Imperio. 

8. Battle of the Sith Lords (Cancelado en 2011)

Battle of the Sith Lords, más conocido como el juego de Darth Maul. Se trata de un proyecto cancelado que giraba en torno al peligroso Lord Sith. O mejor dicho, el clon de este. Battle of the Sith Lords fue un proyecto de Red Fly Studio, que proponía el resurgir de Maul 170 años después de la trilogía original. Esto es, durante la etapa de Legado, unos cómics que siguen las peripecias de Cade Skywalker, el último descendiente de su familia. Maul se uniría a la twi'lek Darth Talon contra el dominio de  Darth Krayt y su nueva versión de los Sith. Este proyecto quedó cancelado con la adquisición de Lucasfilm por parte de Disney. Nada más que decir, salvo que tenía muy buena pinta. 

9. Star Wars: El Poder de la Fuerza I y II (2008 y 2010) 

LucasArts presentó en 2008 Star Wars: The Force Unleashed, traducido en España como El Poder de la Fuerza. La historia giraba en torno al discípulo secreto de Darth Vader, criado por este desde niño en las tripas del Ejecutor. El juego trataba de mostrar qué hubiera pasado si Luke hubiera sido criado por su padre, mostrando el poder desatado del Lado Oscuro. En este aspecto, el protagonista del juego, Garen Malek "Starkiller", distaba de ser un metódico Jedi, sino una máquina de destrucción, gracias a su enorme afinidad con la Fuerza.

Además, el juego nos permitía jugar por partida doble con el Lado Oscuro. La pantalla inicial / tutorial se jugaba con Vader. Además, los DLCS nos permitían jugar en escenarios en donde Starkiller había sucumbido al Reverso Tenebroso, convirtiéndose en el pelele del Emperador. De manera similar, su secuela (2010) contó con un DLC más en donde jugamos en su lugar con el clon maligno de Star Killer. Por cierto, a pesar de las malas ventas de El Poder de la Fuerza II, se esperaba hacer una secuela en la que controlaríamos a Vader y a Marek, habiendo ambos de colaborar juntos a lo largo de la historia. Desgraciadamente, esta idea fue abandonada con el inicio de la nueva etapa Disney. 

10. Star Wars: The Old Republic (2011)

El MMO de Bioware fue de facto la tercera entrega de la serie Star Wars: Knights of the Old Republic. Ambientado 4000 años antes de las películas, Star Wars: The Old Republic nos permitía jugar con personajes de la Antigua República (clases Jedi Guardián, Jedi Consul, Soldado y Contrabandista) o como Imperio Sith (Guerrero Sith, Inquisidor Sith, Operativo Imperial o Cazarrecompensas).  Si elegíamos el segundo, en cada una de las clases nos veíamos inmersos en historias que revelaban la sociedad de los mundos Sith, su política y sociedad, mostrando el punto de vista de "los malos", haciendo que llegáramos a simpatizar con ellos. 

11. Star Wars 1313 (Cancelado en 2013)

Otro de esos títulos que aún nos escuecen. La cancelación de Star Wars 1313 fue uno de los mayores palos para los títulos de juegos de Star Wars. La historia se iba a desarrollar en el nivel 1313 de Coruscant, uno de los barrios más sucios y peligrosos del planeta. Nosotros jugaríamos ni más ni menos que con Boba Fett, al que manejaríamos en sus años mozos, mientras aprendía los secretos del negocio y se curtía en su camino para ser el cazarrecompensas más peligroso de la galaxia. Dicho de otro modo, Star Wars 1313 iba a ser el Batman Begins de los juegos de SW.