Reportaje

Star Wars: Reseña Jedi del nuevo cómic de Marvel

Por Jesús Delgado
-

Star Wars, la primera colección de los tres títulos de cómic que sustituyen al antiguo Univeros Expandido de La Guerra de las Galaxias, ya está aquí. Por eso, pasamos a reseñaros el primer cómic de la primera serie, escrito por Jason Aaron y dibujado por John Cassaday. 

Planeta Cómic cumple lo prometido. Finalmente ha aterrizado en kioscos y librerías especializadas de todo el páis el primer número de la nueva colección de cómics de Star Wars, que viene a sustituir todo el material en cómic del Universo Expandido, publicado a lo largo de los últimos cuarenta años. La verdad es que no puede llegar en mejor momento, con la Star Wars Celebration a punto de tener lugar y con el estreno de Star Wars en plataformas digitales.

En unas viñetas muy lejanas...

Star Wars, un cómic escrito por Jason Aaron y dibujado por John Cassaday, es el primer título de las tres series con las que Marvel reinicia el Universo Expandido de Star Wars (historias más allá de las películas) en viñetas. En mayo se le unirá Darth Vader, un cómic centrado en el villano y que estará dibujado por Salvador Larroca, con guión de Kieron Gillen. Y, finalmente, en junio empezará la mini-serie de la Princesa Leia, de Mark Waid y Terry Dodson. 

La historia de este cómic se desarrolla apenas pocas semanas después de lo acontecido en la película original de Star Wars, el Episodio IV: Una nueva esperanza. De aquí que los héroes aparezcan tal y como los dejamos poco después de la mítica escena del salón del trono y la imposición de medallas, pero con un ligero toque, distinto al de los años 70.

El nuevo cómic de Star Wars arranca su andadura al precio de un euro. Este coste se incrementará a 3,95 de cara a futuras entregas. Su periodicidad pretende ser mensual e ininterrumpida mientras en EEUU se mantenga la colección.  

Ah, pero, ¿queréis saber más?. ¿Merece la pena o no? Si queréis que respondamos a estas preguntas, venid con nosotros al siguiente epígrafe. 

El nuevo viejo Star Wars

Este nuevo cómic de Star Wars no es el primer intento de narrar los hechos posteriores a la película original de La Guerra de las Galaxias. De hecho, Roy Thomas ya firmó una colección secuela de Marvel de los 70, y, más recientemente, Brian Wood y Dark Horse trataron de desarrollar un proyecto parecido, que quedó interrumpido con el plan de Disney para reestructurar el Universo Expandido. 

Ahora bien, ¿qué aporta este nuevo cómic a Star Wars? Dejando a un lado las odiosas comparaciones con sus antecesores, el nuevo título que nos ocupa es fresco, divertido y sumamente fiel al espíritu de las películas, algo que muchas veces se echaba en falta en obras del viejo Universo Expandido. 

Disney no se duerme en los laureles. En lugar de presentarnos un producto prefabricado y recalentado, apuesta por un Star Wars de calidad. Con este esfuerzo extra, rinde tributo y pleitesía al viejo fandom y a su vez abre el mercado para futuros seguidores, la sangre nueva que mantendrá viva la llama de Star Wars en los años venideros.  

Así, a través de Marvel se nos presenta una historia y un primer número destinados a gustar y a satisfacer hasta al público más exigente. En este aspecto, el guionista, Jason Aaron, demuestra adorar de corazón la saga, deseando agradar a los lectores con una aventura hecha ex profeso para ellos. Y aún así lo tiene muy difícil, ya que conquistar al nucleo duro de los seguidores, que aún no parece muy convencido con el nuevo giro de la franquicia, no es moco de pavo. 

Pero el escritor no se se achanta ante tamaño desafío. En su lugar, se viene arriba y nos ofrece una historia entretenida, con garra y con unos personajes atrayentes y bien construidos, destinados a encandilar a los fans veteranos y a los de reciente incorporación. 

Rebeldes con causa

La trama promete desde el minuto uno, y su desarrollo pronto parece sumergirnos en el lenguaje de las películas, regresando a la esencia de éstas, sin tantos personajes nuevos inventados, monumentos al ego de sus creadores. La historia se reduce a los mínimos más molones en los que se sustenta el Star Wars Original: Imperio contra Rebelión, Luke Skywalker y sus amigos contra Darth Vader y las tropas de asalto y el sabor a western galáctico. 


Este efecto se magnifica si además Han, Luke y Leia, el trío de héroes originales, funciona de miedo desde su primera aparición y la relación entre ellos y con los otros personajes (incluyendo al invitado "sorpresa") están bien articuladas. Los diálogos creíbles, los guiños a la película original y el intento de desarrollar a los personajes de una forma natural funciona y nos ayuda a empatizar con estos rebeldes.

Por otro lado, John Cassaday ayuda mucho a dotar de fuerza a la historia de Aaron. Este autor, como ya demostró en Planetary, es de los que saben hacer un soberbio trabajo de ilustración cuando no ha de cumplir plazos imposibles y la editorial le deja que trabaje al detalle y se esmere. Y eso mismo se percibe en este cómic. Sobre todo en lo tocante a las expresiones faciales de los personajes, en donde Aaron logra captar gestos propios de los actores en las películas y definir escenarios que recogen la estética de la Galaxia de George Lucas. Eso sí, por desgracia, el acabado de los stormtroopers flojea un poco. Pero... ¿a quién le importa la carne de cañón?

Tampoco hemos de olvidar a Laura Martin, la colorista de este cómic. Martin corona el trabajo de Aaron con paletas que recrean de forma óptima el Universo de Star Wars, haciendo que en ocasiones nos lleguemos a creer que estamos "leyendo la película". De hecho, su trabajo es una gozada, ya que los tonos se corresponden en buena medida con los de las películas en las que se basa, no rompiendo el lenguaje visual que Cassaday propone.

Después de todo ésto, podemos decir que Marvel ha entrado con muy buen pie en esta colección, ofreciendonos un cómic entretenido, bien dibujado y en el que se reconoce un Star Wars que muchos (sobre todo los veteranos) echábamos de menos. Por su parte, Planeta Cómics ha acertado volviendo a apostar por el formato grapa, resucitando con la periodicidad mensual. Así revive en nosotros aquella magnífica sensación de expectación ante lo que sucederá en los siguientes cómics, dejandonos no seis meses de espera, sino un único mes de cliffhanger, que ya se nos hará largo a más de uno. 

En definitiva, podemos decir sin lugar a dudas que el nuevo Star Wars de Marvel será un cómic que no sólo gustará a los fans de la Saga, incluyendo a los gruñones que miran con recelo al nuevo Universo Expandido, sino que también hará las delicias de los amantes del buen cómic de aventuras. 

Lecturas recomendadas