Reportaje

Steep - Avance y nuevo gameplay del juego de deportes extremos

Por Álvaro Alonso
-

Steep es la apuesta de Ubisoft para recuperar los juegos de deportes extremos, un género que estuvo en lo más alto por obra y gracia del legendario Tony Hawk, y que con el paso del tiempo ha ido cayendo en el olvido. Muchos recordaréis la saga SSX, el genial 1080º Snowboarding de Nintendo 64 o los recientes Skate de EA, títulos que nos han dado innumerables horas de diversión... sin necesidad de poner nuestros huesos en peligro.

Lejos de centrarse en un solo deporte, Steep aúna en un mismo título cuatro categorías bien diferenciadas -snowboarding, esquí, vuelo con traje aéreo y parapente- con la montaña como elemento cohesivo. Hobby Consolas tuvo la posibilidad de visitar el estudio de Ubisoft Annecy, donde conocimos los entresijos de esta nueva IP y charlamos con sus responsables. Si no lo habéis hecho todavía, echadle un ojo al vídeo avance y las entrevistas que realizamos.

Steep

Esta vez, os traemos nuestras impresiones tras jugar durante cerca de tres horas a una versión casi final, así como una nueva ración de gameplay de Steep para que comprobéis de primera mano los tortazos que nos dimos en la nieve (lo tenéis sobre estas líneas).

Nada más empezar, pudimos disfrutar de un pequeño tutorial donde se nos explicaban los controles básicos de cada deporte y, cuando nos quisimos dar cuenta, ya éramos libres parar ir allí donde el viento nos llevase. Y es que apenas se tardan unos minutos en hacerse a los controles del snowboard, el esquí y el traje aéreo, y algo más en el caso del parapente.

Steep

De hecho, los dos deportes de suelo se manejan de forma calcada, pero se diferencian en aspectos puramente técnicos, como la forma de ganar velocidad, la suavidad de los giros, las stances (posturas) y, por supuesto, los trucos. Hay que destacar que, en esto último, Steep se aleja bastante del enfoque arcade de juegos como SSX o Tony Hawk: es posible encadenar trucos y lograr acrobacias asombrosas, pero no es un título cuya base gire en torno a conseguir un combo de 80.000 puntos. 

Con el traje aéreo, se nota la experiencia que Ubisoft ha conseguido tras dos títulos de la saga Far Cry que incluían este elemento, aunque en Steep contaban con la dificultad añadida de trasladar la sensación de velocidad a una vista en tercera persona. Y hay que reconocer que el resultado es más que satisfactorio. El vuelo con traje aéreo es probablemente el más rápido y frenético de los cuatro deportes y, si bien no ofrece la posibilidad de realizar piruetas, la puntuación aumenta al volar bajo, pasar rozando montañas y realizando esquivas en el último minuto, lo que requiere de una memorización exacta del recorrido y reflejos extremos.

Steep

Por último tenemos el parapente, que es sin duda el deporte que más quebraderos de cabeza da. El control resulta demasiado sensible, lo que unido a las constantes corrientes de aire, hace que sea difícil seguir el rumbo deseado. Quizás el hecho de que el resto de deportes sean tan accesibles juegan en su contra, pues sin duda requiere de un tiempo de aprendizaje mayor para llegar a dominarlo (también ofrece opciones para realizar giros cerrados o inluco backflips y frontflips). Además, también hay que tener en cuenta que es un deporte pensado, especialmente, para disfrutar de las vistas.

Y oh, las vistas. Puede que Steep no sea un prodigio técnico, pero se nota el esfuerzo y la dedicación de Ubisoft Annecy para dar vida a las más importantes cimas europeas en cada árbol, cada ladera, cada roca y cada pared de hielo. A destacar los efectos de deformación de la nieve, muy logrados, el rastro que dejamos cambia en función de qué partes del personaje toquen el elemento. Por ejemplo, al inclinarnos hacia un lado u otro para realizar giros, contemplamos cómo la mano se abre camino a través de la nieve. Todo un detalle. 

Steep

Otro factor a tener en cuenta a la hora de hablar del tema técnico, es que Steep pone a nuestra disposición un mundo gigante sin tiempos de carga. Nada nuevo que no se haya visto antes en otros sandbox, pero ls principal diferencia es que podemos viajar a CUALQUIER punto del escenario sin tiempos de carga. Basta con pasar a la vista del mapa (manteniendo pulsado el botón Círculo/A), seleccionar el desafío/punto de interés al que quereos desplazarnos y ¡voilà! estaremos ahí en lo mismo que dura un pestañeo.

Esto es especialmente útil si queremos volver a lo más alto de una montaña o llegar hasta donde se encuentra otro jugador. Porque la faceta multijugador es otro de los aspectos fundamentales de Steep, ofreciendo facilidades de todo tipo para jugar en compañía. Unirse a otros jugadores es tan simple como pulsar un botón, y cada línea o recorrido que hagamos en el escenario pueden ser convertidos en desafíos con los que retar al resto de usuarios.

Steep

Imaginad, por ejemplo, que habéis conseguido recorrer un bosque a gran velocidad sin chocaros con ningún árbol; podéis convertir ese recorrido en un desafío de tiempo y retar al resto de jugadores a batir vuestra marca. ¿Habéis conseguido una puntuación excelente realizando trucos en el half pipe del snowpark? Cread un desafío de puntuación y comprobad de qué son capaces vuestros amigos. ¡Incluso es posible crear desafíos en base a las leches que nos pegamos! Todo vale con tal de fomentar la competición, y creednos, es sorprendentemente sencillo picarse con otras personas (las tres horas que tuvimos para probar Steep se nos pasaron volando intentando superar la puntuación del resto de periodistas).

E incluso aunque prefiráis disfrutar de la montaña a vuestras anchas, Steep cuenta con una cantidad enorme de desafíos, de todos los tipos, con todos los deportes, distintas dificultades, calificación por medallas... Así que ya os aseguramos que no os vais a aburrir. Bien es cierto que no existe un modo campaña como tal, pero en cambio contamos con las historias de la montaña, misiones donde descubrimos las zonas más emblemáticas y bellas de la cordillera, al tiempo que la propia montaña nos cuenta sus secretos.

Steep

Oh, y tampoco hay que olvidar que contamos con un amplio armario de opciones de personalización visual: cazadoras, cascos, arneses, trajes de vuelo, tablas, bengalas, botas... La lista es interminable. Muchas de estas piezas de equipo se desbloquean gastando los créditos que conseguimos al completar desafíos, pero otras, las más espectaculares y divertidas, se consiguen al llevar a cabo ciertas hazañas o completar misiones especialmente difíciles. En definitiva, todo apunta a que Steep ofrece juego para rato.

El 2 de diciembre, en apenas unas semanas, podremos disfrutar al completo de Steep. Pero antes, del 18 al 21 de noviembre, todos podremos participar en la beta abierta, o del 10 al 14 si os apuntasteis a la beta cerrada. Sea el día que sea... Estamos deseando volver a recorrer la nieve virgen y descubrir todo lo que tienen que ofrecer las montañas de Steep.

Lecturas recomendadas