Reportaje

Terror en Halloween: los mejores sustos en videojuegos

Por Álvaro Alonso
-

Preparad los pañales, porque os traemos... ¡Los mejores sustos de los videojuegos! Con Halloween a la vuelta de la esquina, qué mejor momento para repasar esas situaciones inesperadas que han provocado cientos de grito ahogados, saltos en el sitio y corazones a cien por hora... ¡Y no sólo en juegos de terror!  

No hay nada como un buen susto de videojuego. Cuando hablamos de títulos que nos lo han hecho pasar mal, es inevitable pensar en Resident Evil o en Silent Hill... Es el tipo de terror que nos tiene varios días dando todas las luces de la casa para cualquier trayecto nocturno, por corto que sea. Pero para qué engañarnos, nada se puede comparar a los sustos de toda la vida: repentinos, inesperados y angustiosos, juegan con el hecho de pillarnos desprevenidos para dejarnos mal cuerpo, una táctica un tanto sucia y bastante menos elaborada que el terror piscológico, por poner ejemplo.

En muchos casos incluso se los ve venir desde lejos, pero cuando nos pillan bien pillados... El escalofrío que nos recorre la espalda pasa a la posteridad. ¡Cómo olvidar aquella madrugada, jugando a oscuras y con los cascos puestos, en que aquel maldito bicho salió de la nada y despertamos a toda la casa con los gritos! Sensaciones únicas, sin lugar a dudas, ¡y lo mejor de todo es que no son exclusivas de juegos de terror! Así que que no os asuste encontrar en esta recopilación más de uno y de dos títulos que dan de todo menos miedo. Ah, y procurad evitar aquellos a los que no habéis jugado; al fin y al cabo, la gracia está en que nos pille por sorpresa... ¡Feliz Halloween!

13. Murciélagos en el tejado

Manbat Arkham Knight

Con un personaje tan oscuro y siniestro como Batman (y esos villanos... ¡ESOS VILLANOS!), era inevitable que cayase algún susto en los magníficos juegos de la saga Arkham. El primero, Arkham Asylum, presentaba una secuencia terrorífica con el Espantapájaros como protagonista, pero el gran sobresalto está en la última entrega: Arkham Knight. Los fans llevaban varios años deseando ver a Manbat en el Arkhamverso, y su entrada en escena no pudo ser más repentina e inesperada: tras usar por enésima vez la bat-garra para columpiarnos hacia las alturas, el monstruoso ser aparecía ante nuestras narices profiriendo un horrible grito. Pero para grito, el que dimos nosotros.

12. Depredador invisible

Cocodrilo Far Cry 3

Uno de los motivos que hizo tan especial a Far Cry 3 fue la caza. Pero no la que llevábamos a cabo nosotros, sino a la que estábamos sometidos en todo momento por los grandes depredadores: tigres, dragones de Komodo, tiburones... Pero entre todos ellos, había uno que casi nos sacó el corazón del pecho en más de una ocasión... LOS MALDITOS COCODRILOS. Los malnacidos se camuflaban a la perfección con las aguas de Rook Island y se lanzaban a nuestro cuello sin previo aviso a poco que nos acercásemos. Suerte que convertirlos en filete de reptil sólo requería machacar el botón de turno... Aunque después de semajante sobresalto, a saber dónde andaba el mando.

11. ¡Estos muertos están muy vivos!

Dead Space gif

En esta lista no podía faltar la saga Dead Space, en la que los sustos por sobresalto son más habituales que los dramas familiares en The Walking Dead. Y de entre todos los que encontramos en cada juego, hay uno en concreto que aun repitiéndose un buen número de veces, siempre funciona a la perfección: algunos necromorfos se hacen los muertos. Así que después de descargar una andanada de balas, rayos láser o lo que sea que llevamos en la recámara de nuestra arma futurista, el enemigo cae al suelo derrotado... O eso nos hacen creer. Aprovechando nuestra sensación de tranquilidad y alivio, se lanzaban a por nosotros con todavía más ímpetu que en la primera ocasión, y esta vez, el susto nos había dejado lo suficientemente descolocados como para no atinar correctamente. Lo bueno es que tras dos situaciones de este estilo, no había enemigo al que no rematásemos después de verlo caer. Un cargador entero, por si las moscas.

10. Este va directo al taller

Until Dawn ha sido la sorpresa de este año en PS4, y no sólo porque el título haya resultado mejor de lo esperado, sino por la cantidad de sustos y momentos aterradores que contiene. Tenemos una buen repertorio donde elegir, pero nos vamos a quedar con uno de los que tiene lugar en las primeras horas de juego, al acercarnos a examinar un coche (lo tenéis al inicio del vídeo). Es Típico. Es Previsible. Es maravillosamente efectivo.

9. El poder del silencio

Boys of Silence Bioshock Infinite

Gracias a su magistral ambientación, el primer Bioshock era capaz de ponerle los pelos de punta al más pintado: una ciudad sumergida en la que locos esperan detrás de cada esquina, grabaciones con relatos tétricos sobre horribles asesinatos, niñas siniestras con ganas de arracarnos la cabeza... Un día normal en Rapture, vaya. Bioshock Infinite no contaba con una ambientación tan oscura como su predecesor, pero en cierto momento de la aventura viajábamos a una dimensión alternativa donde la casa de Comstock estaba habitada por lunáticos y... los chicos del silencio. Estos enemigos servían como una suerte de vigilantes, avisando al resto de enemigos en cuanto nos detectaban. Su apariencia, forma de moverse y sonidos los hacían aterradores, pero el gran momento venía tras activar la palanca que abría la puerta de la celda donde esperaba Elisabeth; al darnos la vuelta, uno de estos "chicos" nos esperaba a apenas unos centimetros, y acto seguido profería uno de sus terribles chillidos. Se nos acelera el pulso solo de recordarlo.

8. A través del cristal

Jurassic Park nos enseñó que los Tyrannosaurus Rex pueden dar mucho, mucho miedo, así que los señores de Capcom pensaron que un Resident Evil con dinosaurios sería algo maravilloso. Y estaban en lo cierto. El primer encuentro con el rey saurio en Dino Crisis debería entrar en el libro guinness de los récords por ser el momento que más rápido nos ha hecho mojar los pantalones.

7. Selfi... ¡AHHHHHHHHH!

¡Y cómo olvidarnos de los fantasmas de a saga Project Zero/Fatal Frame! Tener que utilizar la cámara de fotos (es decir, cambiar de perspectiva) para acabar con los espectros nos ha dejado una buena ración de sobresaltos en el pasado, pero si tenemos que elegir, nos quedamos con las inesperadas aparicines de la doncella del cuello roto, un enemigo de Project Zero 2 que, como su propio nombre indica, un día se despertó con dolor cervical y decidió atormentar a los vivos. Señora, con un collarín habría bastado, ¿no cree?

6. Baño de hemoglobina

La locura jugaba un papel fundamental en Eternal Darkness, la joya olvidada de Silicon knights que hizo pasar ratos terroríficos a los usuarios de Game Cube. Contábamos en todo momento con un medidor de cordura y, a medida que aumentaba, lo hacían las visiones y sucesoso paranormales que tenían lugar ante nuestros ojos. Una de las más recordadas tenía lugar cuando Alexandra Roivas, una de las protagonistas, entraba a un baño. Al examinar la bañera -aparentemente vacía- contemplábamos a la muchacha, muerta y rodeada de sangre. Desde entonces nos duchamos como los gatos.

5. Sonríe al pajarito

Otra saga que por desgracia ha caído en el olvido y que también fue fuente de inumerables sustos es Condemned. Sus desarroladores (Monolith Productions, autores del genial Sombras de Mordor) citaban como referencias El Silencio de los Corderos y Se7en, así que era de esperar una obra oscura y aterradora... Pero nada pudo prepararnos para el horror que escondían los dos títulos de la saga. Una de las peculiaridades es que actuamos como detectives, recopilando pistas para resolver casos, y el más memorable nos llevaba a fotografiar un cadaver oculto en una taquilla. Y justo cuando estamos enfocando para obtener una instantánea de su rostro, el tipo decide agarrarnos violentamnte. Para que luego digan que no sirve para nada... ¡Aquí un palo de selfies habría venido de perlas!

4. No es oro todo lo que reluce

Golden Freddy Five Nights at Freddy's

Five Nights at Freddy's se ha convertido en toda una sensación entre los amantes del terror, y es que no hay nada peor que un osito animatrónico. Si bien la tensión y los sustos están presentes en todo momento durante la aventura, nada se compara a la aparición de Golden Freddy. Al contemplar su póster a través de una de las cámaras de seguridad, la criatura estará esperándonos en el centro de control, totalmente inmóvil y aparentemente apagada. Si esto no fuese ya de por sí horriblemente terrorífico, hemos de actuar a toda velocidad si no queremos terminar siendo papilla de robot adorable.

3. Sólo es un @&%# gato

Silent Hill gato

De entre todos los horrores y criaturas de pesadilla que podemos encontrar en la saga Silent Hill, quién iiba a imaginar que lo que más pavor, lo que más angustia, lo que más hizo que se nos acelerase el pulso y comenzásemos a sudar iba a ser... "sólo un gato". Un odioso y despreciable gato. Suerte que lo que vino después fue aún más agradable...

2. La cara del terror

PT Silent Hills

Que P.T. ha conseguido causar más terror que Capcom con las últimas tres entregas de Resident Evil lo saben aquí y en Silent Hill(s). Lo que no saben es que tuvimos que dejar de jugar tras el momento en que Lisa nos agarra por sorpresa y nos manda de vuelta al inicio del pasillo. Y tampoco saben que tuvimos que cambiarnos de pantalones... Ehm... No habéis leído nada, ¿vale?

1. El peor amigo del hombre

Resident Evil perros

Ironías del destino: el mayor susto de Silent Hill lo protagoniza un gato, y el de Resident Evil... Un perro. Un perro zombie sediendto de sangre que atraviesa un cristal en el momento menos esperado, en la mansión más terorífica de la historia de los videojuegos. Y luego la gente se extraña de que no tengamos animales de compañía...

Lecturas recomendadas