Reportaje

TGS 2012: jugamos con Puppeteer

Por Kagotani
-

Poco antes del comienzo del Tokyo Game Show, Sony nos invitó a visitar el Japan Studio para probar Puppeteer, un juego que tiene la apuesta por la originalidad como principal reclamo. Os contamos nuestras impresiones.

El Tokyo Game Show 2012 arrancó para nosotros con un primer contacto con Puppeteer, el juego de PS3 que se convirtió en una de las principales sorpresas que desveló Sony en la pasada Gamescom. Para ello, nos desplazamos a las oficinas del Japan Studio que tiene la compañía nipona en Tokio donde pudimos ver el juego y hablar con Gavin Moore, director de SCE.

La demo se pone en movimiento

Allí pudimos jugar a una demo que correspondía precisamente al vídeo que se presentó en Colonia, y nos permitió sumergirnos en esta extraña historia, mezcla de acción y plataformas, que parece sacada de una de las películas de Tim Burton. Nosotros controlamos a Kutaro, un chaval con aspecto de marioneta que intenta recuperar su vida... y su cabeza. Para conseguirlo, debe acabar con el señor del reino, un gran oso de color negro.

Kutaro, su cabeza, el gato y las tijeras

La parte peliaguda es que sus única armas son unas tijeras mágicas y el apoyo de un gato que vuela. El repertorio de habilidades del protagonista es muy básico, y nos recordó los primeros tiempos del videojuego, especialmente a títulos como Donkey Kong. Kutaro puede rodar hacia los lados, saltar y esquivar. Precisamente, una característica innovadora son las tijeras: elemento clave para abrirnos paso cortando el escenario o para hacer pedacitos a un jefe. También, es posible volar con ellas e, incluso, hacer círculos en el aire si encadenamos varios tijeretazos.

Además, posee algunas habilidades adicionales, como usar su cabeza y sus tijeras mágicas. Eso sí, no puede luchar, así que durante la mayor parte de la demo tuvimos que saltar o esquivar mientras avanzábamos. El sistema de plataformas era bastante simple y básico y además había que recolectar unas luces similares a las estrellas en los juegos de Mario.

Nuestro héroe tiene un gato al que puede ordenar que "escanee" los escenarios en busca de cosas ocultas. Con el joystick izquierdo puedes mover al gato, y usamos el botón L2 para explorar el lugar deseado. También podemos utilizar la cabeza de Kutaro, con acciones que varían según el tipo que tengamos equipado: podemos llevar hasta 3 diferentes y cambiar de una a otra con un simple botón.

Por ejemplo, en Puppeteer una cabeza puede transformar un sandwich en una hamburguesa que se puede usar como trampolín y otras son bastante tontas y divertidas, como la cabeza-banana. Al comienzo del juego tenemos una y luego está en nuestra mano el usar al gato para descubrir otras cabezas ocultas. Estas añaden rejugabilidad, ya que nos dan la oportunidad de hacer cosas que eran imposibles de hacer al comienzo del juego, así que constantemente nos vemos empujados a explorar y experimentar todas las fases aunque las hayamos completado.

Nada de scroll lateral en Puppeteer

Puppeteer no hace scroll de una forma tradicional. Y es que como los niveles tienen un diseño similar a un teatro, todo se desarrolla en lo que sería el escenario y el personaje se mueve dentro de él. En algunos momentos, veremos una nube que permite al héroe pasar a la siguiente parte del nivel, y sólo entonces avanza el escenario. Es como una especie de torre que debes escalar mientras te deslizas bajo arañas y saltas sobre ratas y murciélagos.

De hecho, la 'torre' rota y tú tienes a Kutaro en el centro del escenario. Si lo prefieres, Puppeteer está compuesto de sucesivos escenarios que se superan en pocos segundos, o un poquitín más si quieres explorarlo todo en busca de secretos interesantes. Así que una sección entera del mapa, pongamos la cocina, por ejemplo, se acaba en poco tiempo. Pero nos cuentan desde el estudio que el juego tiene cientos de estas pantallas divididas en diferentes temas, subdivididas a su vez en mapas y luego en secciones. ¡¡Todo un mundo!!

Puppeter será para todos los públicos

Según nos cuentan en Japan Studio, Puppeteer será un juego dirigido a una audiencia muy amplia, así que en un momento dado podremos ver una marca en la pared que nos da una pista o te avisa de que algo va a venir. Por ejemplo, te puede enseñar unas bananas que te llevan a un nivel secreto, te avisa de cuál va a ser el próximo ataque de un jefe, etc.

Aunque no era jugable, también nos mostraron una pelea contra un jefe final que se desarrollaba a base de QTE muy simples. Además, asistimos también a una demo en 3D jugada por alguien del equipo. Sus creadores nos confesaron que las 3D no eran un punto fundamental del juego, pero sí que han puesto mucho esfuerzo en él. Dado que no hay movimientos bruscos de cámara, no te mareas, lo que refuerza el atractivo del juego para audiencias muy amplias.

Lecturas recomendadas