Reportaje

TGS 2014: impresiones de Resident Evil Revelations 2

Por Alberto Lloret
-

Resident Evil Revelations 2 se puede ver y probar en la feria Tokyo Game Show, que ahora mismo se está celebrando en Japón. Nosotros hemos podido acceder a la demo allí disponible y os contamos qué ofrece y qué nos ha transmitido...

Tal y como adelantamos hace pocos días, Resident Evil Revelations 2 será la primera entrega episódica de la serie, con un total de 4 capítulos que llegarán a principios de 2015, a razón de uno por semana. Y, coincidiendo con el arranque del Tokyo Game Show, hemos podido probar una sección de su primer capítulo, de aproximadamente 15 minutos de duración, que nos ha servido para ver por dónde van a ir los tiros con esta nueva entrega y, de paso, descubrir algunos nuevos detalles. ¿Nos acompañáis?

La demo, que ha sido con la versión de PS4, comienza al principio del primer capítulo, con Claire y Moira encerradas en la prisión que se vio en el trailer, ubicada en una isla remota, donde transcurrirá RER2. Comenzamos manejando a Claire, quien consigue salir de su celda tras abrirse la cerradura electrónica que lo impedía. Un poco más adelante está Moira, quien también queda libre. Desarmadas y desorientadas, avanzamos con ellas por una serie de lúgubres pasillos, hasta llegar a una amplia zona circular, por la que podemos ascender (algún tramo pegados a la pared) y en cuya parte más alta hay cuerpos cubiertos y atravesados por ganchos. Buen rollo para abrir boca.

Creando el ambiente propicio para la tensión

Unos pasos más adelante empezamos a oír gritos de una fémina y llegamos a una zona que parece una enfermería. Sobre una mesa, recogemos un machete para Claire y una linterna para Moira y seguimos avanzamos para descubrir algunas cosillas, como que presionando L3 nos agachamos, hasta llegar a un pasillo bloqueado por una estanteria. Con el stick izquierdo la empujamos, hasta que una criatura, de forma brusca y sin previo aviso, se avalanza sobre nosotros y nos derriba. Se trata del primer sustillo... y del primer encuentro con un afligido, los nuevos enemigos de esta entrega.

Protegidos por la estantería, le asestamos unos cuantos machetazos, hasta que huye por un pasillo. Nuevos gritos, otro rastro de sangre que seguimos con algo de inquietud en el cuerpo. Un poco más adelante encontramos el foco de los gritos: una mujer que, decapitada hace escasos instantes, da sus últimos pasos hacia nosotros. Salimos por la única puerta de la sala y lllegamos a una enorme estancia, con una estructura circular en el centro. Todas las puertas están bloqueadas con cerraduras electrónicas, pero pegado a las escaleras, en uno de sus laterales, cuelga de los pies el cadáver de un poli con las clásicas llaves en su cinturón.

Al acercarnos e intentar cogerlas, el fiambre cae, y acto seguido, otra puerta se abre para permitirnos llegar hasta él dando un pequeño rodeo. Un rodeo, que fiel a la tradición Resident Evil (que se podrá revivir gracias al Remaster de la primera entrega en 2015), ya empieza a anticiparnos que algo malo se avecina: un pasillo con poca luz (algo que Moira arregla con su linterna), más sangre por el suelo, vísceras desparramadas en una mesa de operaciones… así como muchas puertas cerradas y gruñidos que salen de detrás de ellas. La ambientación, por ahora, convence.

¡Ah! Y en esta zona, en un cajón de una mesa, encontramos un par de joyas que nos dieron puntos (¿volverán a ser la moneda de cambio para mejorar las armas?). Sin ningún sobresalto llegamos al foso donde ha caído el policía y, tras inspeccionar el cadáver y hacernos con su arma, descubrimos que las llaves ya no están en el cinto. Entre las dos féminas concluyen que pueden haberse quedado por el camino, y se introduce una nueva mecánica de juego en la serie: el cambio de personaje.

Alternando el control entre las dos protagonistas

A diferencia de RE5 y RE6, donde solo manejábamos a un personaje de la pareja, aquí basta con pulsar el botón triángulo para alternar el control entre ambas protagonistas. El cambio es prácticamente inmediato, sin tiempos de espera, ya que promete ser una mecánica clave de Resident Evil Revelations 2, al ofrecer cada personaje armas y habilidades distintas. Sin dudarlo, cambiamos a Moira, quien como ya hemos dicho antes, lleva una linterna con la que puede iluminar zonas oscuras. Y es con su luz como encontramos las llaves colgadas de una pared.

Cambiamos de nuevo a Claire, y de un certero disparo, tira las llaves al suelo. Al recogerlas, otra puerta cercana con cerradura electrónica se abre… Nos acercamos y otro "afflicted" o afligido irrumpe con fuerza dando un portazo, en mitad de una orgía de gruñidos y alaridos. Son más rápidos que un zombi, mas fuertes y muchos llevan alguna herramienta para golpearnos. En este primer encontronazo comprobamos una cosa: el control remite directamente a Resident Evil 6, ya que podemos movernos con el stick izquierdo y apuntar con el derecho (y hacer ambas cosas a la vez), así como realizar algunas maniobras para esquivar (presionando círculo más stick izquierdo).

Como no tenemos excesiva munición, optamos por jugar de modo conservador (“rata” para los amigos) y disparar a una de las rodillas de la criatura, que se desestabiliza y cae, dándonos unos segundos preciosos para salir pitando y subir por una escalerilla cercana, que nos devuelve al pasillo oscuro por el que vinimos. Con todas las puertas ahora abiertas, os podéis imaginar lo que nos espera: más afligidos. Pero, a diferencia de RE6, aquí los enemigos no vienen en manadas y, como mucho, no nos hemos encontrado con más de 2 en pantalla, que dada su resistencia a los tiros, se agradece.

Trabajando en equipo contra los afligidos

Ante uno de los afligidos, probamos a cambiar a Moira, quien apuntando con su linterna parece dañarlos (de su cuerpo sale humo, como si se quemaran) y los deja aturdidos, para que Claire, de forma automática (o podemos cambiar manualmente y hacerlo nosotros), los golpee y los tire al suelo para rematarlos, bien con la pistola o con el cuchillo. Con el área “limpia”, exploramos las estancias para encontrar plantas verdes (que de nuevo se transforman en un spray que utilizamos en cualquier momento presionando R1, sin detener la acción, al estilo de RE6) y 4 balas contadas.

Si hablamos de munición, en ningún momento, durante toda la demo, llegamos a tener la sensación de “abundancia”. En el mejor de los casos, llegamos a acumular cerca de 20 balas de pistola, que rápidamente descargamos en el mencionado pasillo, al poco de quedar libres los afligidos. En este sentido, quizá si estén intentando recuperar el estilo de los primeros episodios de la saga, aunque 15 minutos de juego no son, en ningún caso, suficientes para sacar conclusiones en este aspecto.

Tras acabar con todos los enemigos y volver al punto de inicio de la demo, localizamos la puerta que abren las llaves recuperadas, y entramos. Al otro lado, un cadáver con escopeta en la mano, que sin dudar recogemos (el cambio de arma se realiza con la cruceta) y avanzamos hasta llegar a un pequeño almacén, donde además de romper cajas con el cuchillo (como en los últimos RE), descubrirmos otra habilidad de Moira: con su linterna revela ítems en zonas oscuras.

Así encontramos alguna bala más y, lo que es más importante, una palanca, de la que se hace cargo Moira (tiene fobia a las armas de fuego por “algo que pasó” y que no se ve en la demo). La palanca, aparte de ser útil como arma cuerpo a cuerpo para aturdir a los enemigos por la espalda o golpearlos cuando están en el suelo, nos permite abrir una puerta bloqueada con maderas clavadas a la pared. Tras arrancarla y avanzar, subiendo por una escalera llegamos a una zona más luminosa.

Las incógnitas, para el final...

Al subir, llegamos a lo que parece una de las galerías principales de la cárcel. Y, nada más dar unos cuantos pasos, una voz sale directamente de las pulseras especiales que Claire y Moira llevan en sus muñecas, dándoles la bienvenida con una frase lapidaria, algo así como “teme en lo que te podrías convertir y conviértete en lo que temes”. Es una voz femenina, que además las vigila a través de las cámaras de seguridad que hay instaladas en la cárcel. Ya sabemos quién abre y cierra las puertas… ¿pero de quién se trata? ¿Será algún viejo conocido o alguien nuevo?

Nuestro speaker sigue revelándonos información importante: las pulseras que llevamos en la muñeca cambian de color cuando sentimos terror. Pero al intentar Claire descubrir quién es nuestro interlocutor, la demo de Revelations 2 termina… Ha sido un primer contacto breve, insuficiente para determinar en qué medida va a volver o no al estilo original de la saga (no hemos visto puzles, por ejemplo). Pero, aunque ha sido poco y pronto para entrar en valoraciones, sí podemos transmitiros algunas impresiones.

Nuestras sensaciones (con la demo)

Por un lado, las sensaciones han sido similares a las que sentimos con el primer Revelations, con una ambientación bastante lograda, pero que en ningún caso llega a meter el miedo en el cuerpo como la reciente demo P.T. Tensión sí, miedo no… pero tampoco hemos llegado a ver ninguna de las situaciones tensas que prometen sus creadores, ni a ningún “cliffhanger” o momento de suspense y emoción que nos espera al final de cada capítulo. De la trama hemos visto muy, muy poquito, por no decir nada.

Y técnicamente, aunque luce bien (1080p y 60 fps en PS4) y tiene detalles curiosetes, como los efectos de luz (lámparas que cimbrean, el haz de la linterna…), el detallado modelado de los afligidos o la textura de algunas prendas de ropa (como la chupa de el cuero de Claire), tampoco os desencajará la mandíbula. Y se nota especialmente en algunos detalles, como la expresividad facial de los modelos en tiempo real, como en esta imagen de aquí abajo... Luce bien, pero con cierto regusto añejo, que remite y recuerda a las anteriores entregas. No hemos visto la versión de PS3, así que tampoco podemos adelantar si habrá muchas diferencias o si serán como gotas de agua.

Siguiendo la línea del primer RER, la acción, aunque presente, no es tan exagerada y a lo bestia como en RE6. No hay ni enormes grupos de enemigos, ni estos disparan armas de fuego, logrando que la acción no sea caótica. Pocos enemigos, más duros y con munición, a priori, ajustada. Eso, de momento, es ya un cambio. Pero insistimos: solo han sido 15 minutos de juego… y no se sabe cuánto durarán los capítulos, si habrá decisiones que afectarán al final -como en el éxito episódico The Walking Dead-, si habrá más tipos de enemigo, etc.

Las novedades, como el cambio de personaje, dan algo de aire fresco al desarrollo, y suponemos que si cada capítulo introduce otras parejas de personajes con habilidades distintas, como hizo de forma soberbia el primer Revelations, puede ser una experiencia bastante curiosa. A principios de 2015 (podría ser en febrero), llegará el primer capítulo, aunque antes, a finales del mes de octubre desvelaremos más detalles más de otro nivel que ya hemos jugado, pero del que aún no podemos decir nada…

Como a muchos de vosotros, algunos de los primeros detalles de RER2 nos cayeron como un jarro de agua fría y vimos con algo de inquietud el carácter episódico de esta entrega. Seguimos sin ver muy claro el porqué de la división por episodios (algo que nos preocupa menos al lanzarse en formato físico) ni de qué forma Capcom incentivará la participación de los jugadores en sus fotos de debate que prepara para que especulemos antes de la llegada de cada nuevo episodio. Pero, tras jugarlo, una cosa ha cambiado: nos ha parecido divertido, con capacidad para enganchar, para picarnos y querer saber qué nos espera más adelante...

Para terminar, podemos confirmar algunas cosas más. El juego llegará totalmente localizado al castellano (textos y voces, aunque aún desconocemos los actores que prestarán su voz a los personajes) y que, por el momento, a falta de confirmacion final, todo apunta a que la versión en disco costará 39,99 euros para las versiones de PS3 y Xbox 360, y 49,99 euros para PS4 y Xbox One. El mes que viene seguiremos ahondando en el primer capítulo de Resident Evil Revelations 2...

Lecturas recomendadas