Reportaje

Todo lo que PS Vita puede hacer por PS4

Por Sonia Herranz
-

PS Vita, además de una excelente consola portátil, es el complemento ideal para cualquier propietario de una PS4. Puede funcionar como segundo mando o como pantalla extra, pero lo mejor de todo es que nos permite disfrutar de los juegos de PS4 con la tele apagada. El uso a distancia nos abre un mundo de posibilidades que aquí os vamos a explicar.

Sony llevaba avisando casi desde el mismo día en que se anunció la existencia de PS4. PS Vita iba a ser el complemento ideal para su nueva consola de sobremesa. Lleva desde febrero insistiendo en ello y, pese a que PS4 lleva poco más de un mes a la venta, ya hemos podido comprobar por nosotros mismos que la relación entre las dos PlayStation va a ser una inagotable fuente de sorpresas.

Si las funciones cruzadas de PS Vita con PS3 ya eran de por sí sorprendentes y entre las dos consolas apenas había puntos en común, imaginaos las posibilidades con PS4, una máquina mucho más cercana a PS Vita y con mucho más “parentesco” en su estructura y funcionamiento. Para empezar, funciones como el chat de voz entre usuarios de ambas consolas ya es una realidad, aunque fuera imposible entre PS3 y PS Vita.

Para emepzar, ya tenemos la certeza de que todos los juegos de PS4 soportan juego remoto y de que el enlace entra las dos consolas es facilísimo. También hemos comprobado que, en según qué juegos, PS Vita puede usarse como un segundo mando y que incluso puede utilizarse como un lienzo sobre el que pintar e interactuar con aplicaciones propias de PS4. El chat de voz y los mensajes de texto interplataformas o el “cross buy” son otras de las funciones que ya están disponibles para todo el que tenga PS4 y PS Vita, pero estamos seguros de que todo esto es sólo el principio. Por ejemplo, trasteando con las dos consolas hemos sido capaces de utilizar un Dual Shock 4 en PS Vita, con un juego que se estaba ejecutando en PS4… Sí, rocambolesco, pero nos permite hacernos una idea de las muchísimas posibles combinaciones y usos entra las dos consolas. Pero esta vez vamos a centrarnos en la que opción más atractiva que nos ofrecen las dos consolas: el uso a distancia.

Jugar a PS4 en tu PS Vita

El uso remoto quizá sea la característica más interesante de la estrecha relación entre PS4 y PS Vita y da pie a muchas posibilidades, aunque la más atractiva es el juego a distancia o juego remoto. Esto significa, básicamente, que si estás jugando a PS4 y debes dejar libre la tele, puedes continuar tu partida en la pantalla de 5 pulgadas de PS Vita. El juego se sigue ejecutando en PS4, por supuesto, pero la señal de vídeo y los controles del juego pasan de la tele y del Dual Shock 4 a tu PS Vita. Lógicamente, PS4 debe permanecer encendida, pero puedes cambiar el canal del televisor o incluso apagarlo.

Para que esto sea posible es necesario que las dos consolas estén conectadas a la misma red Wi-Fi y es muy recomendable que PS4 esté conectada por cable, aunque nosotros hemos probado con las dos consolas en Wi-Fi y funciona igualmente… mientras la señal sea estable. Teóricamente también sería posible mantener esta conexión fuera de tu red doméstica, pero necesitarías unas condiciones de red muy específicas y estables y el área local de red donde esté conectada PS4 debe estar configurado para permitir el acceso de PS Vita. Por supuesto, ni lo intentes usando la red 3G de PS Vita

El proceso para conectar las consolas es realmente sencillo, una vez cumplidos los requisitos mínimos: tenéis las dos consolas, las dos están configuradas para conecatrse online y las dos están asociadas a una cuenta PSN. Por cierto, aunque es necesario que las dos consolas estén asociadas a la misma cuenta PSN para realizar en el enlace, una vez realizado correctamente, esa PS Vita podrá acceder al uso remoto de esa PS4, aunque el usuario no sea el mismo de la cuenta original. Por supuesto, no es necesario estar subscrito a PlayStation Plus para disfrutar del juego remoto.

Para emparejar PS Vita y PS4 sigue estos pasos:

  1. Inicia sesión en PSN en PS Vita y PS4 con la misma cuenta. Ambas consolas deben estar en la misma red Wi-Fi.
  2. Ahora en PS4 accede al menú [Ajustes], entra en [Ajustes de conexión de PS Vita] y selecciona [Añadir dispositivo]. Esto genererá un código único que verás en pantalla y que necesitarás para empejar PS Vita.
  3. En PS Vita abre la aplicación “Enlace PS4”. Esta aplicación sólo estará disponible si has actualizado PS Vita a la versión 3.0 del firmware de sistema.
  4. En la aplicación, selecciona [Uso remoto], busca tu sistema PS4 e introduce el código que tienes en la pantalla de PS4. Tienes un tiempo límite.
  5. Las dos consolas quedarán enlazadas y en la pantalla de PS Vita aparecerá la misma información que veas en el televisor. La diferencia, es que el Dual Shock 4 se habrá desconectado y ahora te moverás por los menús de PS4 con los controles de Vita. Y ya puedes apagar la tele…

Una vez enlazadas las dos consolas, la unión es para siempre, es decir, nunca hay que volver a repetir el proceso. Tanto, que si dejas PS4 en modo de espera (no apagada del todo), podrás iniciarla desde tu PS Vita (por ejemplo desde la cama), moverte por los menús de PS4, cargar el juego que desees y echarte unas partiditas o acceder a tu perfil PSN para ver qué está pasando con tus colegas…

Para dejar PS Vita en "modo espera" Entra en  [Ajustes) > [Ajustes de ahorro de energía] > [Establecer funciones disponibles en modo de espera]. Actívalas todas las opciones si además quieres cargar el Dual Shock 4 mientras las consola está “apagada” (algo que se echaba de menos en PS3, ¿verdad?). La banda de luz de PS4 se volverá anaranjada y ya podremos encender la consola a distancia con PS Vita o con PlayStation App.

La opción de juego remoto está disponible en todos los juegos de PS4. La única excepción son los juegos que utilizan un periférico extra, como la cámara PlayStation o el portal de Skylanders Swap Force. Además, en todos los que hemos probado funciona a las mil maravillas. Sólo hemos detectado dos problemillas, que tienen que ver más con los juegos que con la función en sí misma. El primero es el tamaño de los textos de algunos juegos, que son muy pequeños incluso para la tele y en la pantalla de 5 pulgadas de PS Vita se pierden. El otro son los controles.

El tema de los textos tiene mal apaño, aunque suele notarse especialmente en los subtítulos y no es demasiado grave. De hecho, en juego como LEGO Marvel Super Heroes que tiene un buen tamaño de textos, no hay ningún problema. El tema del control sí que tiene fácil solución. Por defecto, una vez que accedamos al juego remoto el panel táctil trasero de PS Vita se divide en 4 partes virtuales que hacen las veces de los botones que le faltan a PS Vita. Así, las dos partes superiores ejercen de L2 y R2 y las dos inferiores de L3 y R3. Es verdad que, en según que juegos, puede resultar un poco farragoso, aunque accediendo al menú de controles del juego podemos cambiar la configuración a nuestro gusto. Incluso en algunos juegos veremos una PS Vita en pantalla (en lugar del esquema del Dual Shock 4), para seleccionar el sistema de control que nos resulte más cómodo. Con los shooters cuesta más acostumbrarse, pero los dos sticks de PS Vita se encargan del trabajo más duro.

Más usos en la distancia…

Pero jugar en remoto no es la única utilidad del uso a distancia. Una vez que nuestra PS Vita se ha enlazado con PS4 nos moveremos por sus menús exactamente igual que si estuviéramos jugado en el televisor con el Dual Shock 4 en la mano. Esto significa que puedes acceder a cualquier opción de perfil, visualizar los contenidos subidos por tus amigos o navegar por PlayStation Store.

Eso sí, cualquier compra que se realice o cualquier descarga que se complete estará ocurriendo en PS4. Aunque inicies la descarga de un contenido, sea del tipo que sea, desde PS Vita, ese contenido se estará almacenando en PS4. Igual ocurre con los trofeos que ganes. Si el usuario activo en PS4 no es el mismo usuario de PS Vita, los trofeos que se ganen se añadirán a la cuenta del usuario de PS4. Al fin y al cabo, PS Vita en este caso no es más que una especie de complejo mando a distancia.

Este uso a distancia incluye las funciones sociales de PS4 asociadas al botón Share: compartir pantallas de juegos, vídeos o transmitir partidas. Y es que los botones de PS Vita se adaptan a los botones del Dual Shok 4. De este modo, el botón “Start” de Vita se convierte en el botón “Options” de PS4 y el “Select” pasa a ser el “Share”. Del mismo modo, si mientras jugamos pulsamos el botón HOME de PS Vita, accederemos al menú principal de PS4 y podremos cambiar de juego, apagar la consolas, entrar en PSN… Lo que se nos ocurra.

PS Vita como periférico PS4

Otra interesante aplicación del uso remoto es la “Segunda Pantalla”. Esta función permite que usemos PS Vita como un periférico más. Al contrario de lo que ocurre con el juego remoto, en este caso no es una función estándar de todos los juegos y es necesario que los programadores lo hayan tenido en cuenta. Por ejemplo, en Playroom, la aplicación de Realidad Aumentada que viene instalada en PS4. Como sabéis, para disfrutar de esta aplicación es necesario tener la cámara PlayStation que nos permitirá, entre otras cosas, interactuar con unos pequeños robots que “viven” en el Dual Shock 4. Pues ya es posible descargar un DLC gratuito, “Juguetero”, que transforma nuestra PS Vita en una segunda pantalla en la que podemos dibujar cualquier elemento que luego se convertirá en un juguete que podremos lanzar a nuestros pequeños robots. Las posibilidades sólo dependen de la imaginación de los desarrolladores.

Además, también es posible utilizar PS Vita como un segundo mando, aunque no todos los juegos aceptan esta configuración. Normalmente, los juegos que permiten que un segundo jugador se conecte en cualquier momento, aceptan que ese segundo jugador sea una PS Vita. Basta con arrancar el juego, activar el uso a distancia en PS Vita y que el otro jugador reactive el Dual Shock 4 y pulse el botón pertinente. Funciona sin problemas en LEGO Marvel Super Heroes o Knack, pero en otros juegos como FIFA no hemos conseguido que funcione.

Funciones cross

PS Vita ofrece otras funciones cruzadas con PS4, que son independientes del uso remoto y del hecho de que las consolas estén o no enlazadas. Ya hemos comentado la posibilidad de disfrutar de Chat de voz y mensajería instantánea entre jugadores de las dos plataformas. Iniciando el modo fiesta (que se ha incluido en la última actualización de software de Vita) podremos hablar con nuestros amigos, aunque estemos jugado a juegos distintos y unos estén jugando con PS Vita y otros con PS4.

Por supuesto, PS Vita también tendrá juego cruzado con PS4, es decir, que podemos jugar online juntos. Eso sí, el juego cruzado tampoco es automático y será decisión de los desarrolladores incluir la opción. Todavía no hay ningún juego que esté disponible para ambas consolas con opciones online, con lo que ha sido imposible probarlo, pero la idea es la misma que con PS3 y juegos como PlayStation All Stars Battle Royale. Bastará con iniciar sesión online y buscar partidas, independientemente de si jugamos con la portátil o con PS4.

Y también tendrá “cross buy”, es decir, habrá juegos que sólo pagaremos una vez, aunque podremos disfrutarlos tanto en PS Vita como en PS4 (y hasta en PS3). Una vez más, incluir esta opción es decisión de los desarrolladores, ya que aunque a nosotros nos parezca que el juego es el mismo, en realidad son desarrollos diferentes. De hecho, la versión de Escape Plan de PS Vita no funciona en PS4, tenemos que bajarnos la versión específica de PS4, aunque si en su día compramos la de PS Vita esta descarga será totalmente gratuita. Se ya se ha confirmado que Zen Pinball 2 (que estará en breve disponible en PS4) también será cross buy, de manera que si en su día compramos alguna de sus mesas para PS3 o PS Vita ahora las podremos descargar gratis en PS4. Lo más probable es que estas funciones cross buy se reserven a juegos descargables debido a las diferencias técnicas entre ambas consolas. De hecho, además de Zen Pinball 2 y Escape Plan, también Flower y Sound Shapes están disponibles en descarga gratuita para PS4 si ya compraste el juego para PS3.

Una pareja con mucho futuro

Como veis, la pareja que forman PS4 y PS Vita tiene pinta de darnos muchas alegrías desde ahora mismo, pero aún más en el futuro. Es de suponer que cuando los desarrolladores conozcan mejor sus posibles aplicaciones nos permitan hacer muchas más cosas. De momento, os aconsejamos que probéis y que busquéis vosotros mismos posibles usos de PS Vita en PS4. Pasad regularmente por PS Store y buscad nuevas aplicaciones para las dos consolas. Y no os olvidéis de mirar de vez en cuando si los juegos que habéis comprado en PS Vita o PS3 pasan a estar disponibles gratuitamente en PS4. De momento son sólo 5, pero quién sabe más adelante. Y si descubrís más cosas que os han gustado del uso remoto, ya sabéis, nos escribís y nos la contáis que esto no ha hecho más que empezar y puede darnos “mucho juego”…

Lecturas recomendadas