Reportaje

Los mangas de Takehiko Inoue

Por Thais Valdivia
-

El famoso mangaka Takehiko Inoue ha logrado hacerse un hueco en el sector gracias a su impecable estilo de dibujo y a sus apasionantes historias.

Hace unos días saltó la noticia: el mangaka Takehiko Inoue estará presente en el próximo Salón del Manga de Barcelona (del 30 de octubre al 2 de noviembre). Gracias a Ficomic y a la editorial Ivréa, el autor será uno de los invitado al mayor evento manganime de nuestro país. Así se ponen fin a todos los rumores y especulaciones que decían que el autor se pasaría por la Ciudad Condal.

Inoue se suma a la lista de invitados después de haberse anunciado que también estarán en el evento Takeshi Obata (Death NoteBakuman), Kengo Hanazawa (I am a Hero), Ken Niimura (Soy una Matagigantes) y Koji Yoshida (editor de Bakuman).

Antes de convertirse en un mangaka profesional, Inoue (12/01/1967) fue asistente de Tsukasa Hōjō, durante la serialización de City Hunter. Su debut no llegó hasta el año 1988 con Purple Kaede, trabajo que vio la luz en la revista Weekly Shōnen Jump (Shueisha) y que recibió uno de los Premios Osamu Tezuka. Un año después, trabajó con Kazuhiko Watanabe en la obra Chamaleon Jail. Mientras Watanabe escribía la historia, Inoue se encargó de las ilustraciones de este manga de dos tomos.

Slam Dunk fue el manga que le dio la fama durante los años noventa.  Lejos de ser un shōnen más, Slam Dunk narra las idas y venidas de los integrantes del equipo de baloncesto de la instituto Shōhoku. Además, en el año 1995, la serie recibió el premio Shogakukan al mejor manga y fue declarada como la obra preferida de los japoneses. El éxito cosechado le valió que se anunciara una adaptación animada que se compuso de 101 episodios.

El siguiente trabajo que produjo este autor fue Buzzer Beater, una colaboración con ESPN que vio la luz en 1997. En esta ocasión, el baloncesto se trasladó al espacio y la historia nos presentó a un equipo de la Tierra que desea competir a nivel intergaláctico. Al igual que Slam Dunk, Buzzer Beater se adaptó a una serie de animación de dos temporadas trece episodios que estuvieron producidos por TMS Entertainment.

Antes de lograr otro éxito comparable con Slam Dunk, Inoue realizó varias obras cortas como, por ejemplo, la intimista y poco conocida Piercing. Tras intentarlo con diferentes mangas, el éxito llamó a la puerta de este artista en el momento en que se publicó el primer episodio de Vagabond, una obra que a día de hoy sigue en activo y que merece todos los elogios tanto a nivel técnico como a nivel narrativo.

Mientras seguía publicando Vagabond, Inoue no dejó de lado el mundo del baloncesto y creó Real, una trama que muestra todo lo relacionado con el baloncesto en silla de ruedas. Al igual que Vagabond, esta serie tampoco ha terminado.

En lo que respecta al mundo de los videojuegos, Takehiko Inoue ha sido el encargado de diseñar los personajes de Lost Odyssey, un JRPG desarrollado por la empresa MistWalker.

Fuera del mundo del manganime y los videojuegos, el mangaka ha publicado un cuaderno de viaje titulado Pepita. En él sigue los pasos del conocido Antonio Gaudí y muestra sus impresiones durante una visita a nuestro país.

Después de este breve resumen, veamos un poco más en profundidad las obras más importantes de Takehiko Inoue: 

Chameleon Jail

Los Risk Hunters son profesionales que se encargan de los trabajos más complicados para la policía. Secuestros, terrorismo, asesinatos,... nada escapa a su control. Entre ellos destaca un hombre que puede manipular su Kara (energía interna del cuerpo) para cambiar su apariencia completamente. A lo largo de la serie veremos todo lo que es capaz de hacer con tal de llegar hasta el final de un caso.

Como hemos mencionado anteriormente, Chameleon Jail es un manga realizado por Takehiko Inoue (dibujo) y Kazuhiko Watanabe (historia) que se publicó en la revista Weekly Shōnen Jump desde diciembre de 1989 hasta febrero de 1990. En un principio, la obra se recopiló en dos tomos, aunque posteriormente se recogió en uno solo.

Una de las cosas buenas que tiene esta historia, además del espléndido dibujo y la atrayente e innovadora historia, es que es corta, por lo que no da tiempo a cansarse de ella. Es más, al terminar, uno se queda con ganas de saber más cosas acerca de este curioso chico que tiene complejo de camaleón. Historia muy recomendable para los seguidores de la ciencia ficción y el drama. 

Slam Dunk

Hanamichi Sakuragi es un chico de 15 años muy problemático que llega al instituto Shōhoku después de haber sufrido unos cuantos fracasos amorosos. Allí se encuentra con Haruko Akagi, de quien se enamora a primera vista. Para que se fije en él, Sakuragi se apunta al club de baloncesto del instituto sin conocer cuáles son las reglas de este deporte. Una vez dentro del equipo, comprueba con impotencia las impresionantes habilidades de otro chico de primer año, Kaede Rukawa, el amor de Haruko. Para ganar a su rival y lograr el corazón de su amada, Sakuragi comienza a entrenar duro. Canasta tras canasta, el muchacho le irá cogiendo el gusto al baloncesto.

Con la incorporación de Sakuragi, el equipo del instituto, capitaneado por Takenori Akagi (hermano de Haruko), se va haciendo mucho más fuerte. Incluso está presente tanto el Torneo de Kanagawa como el Torneo Nacional.

La publicación Weekly Shōnen Jump fue la que acogió esta historia entre 1990 y 1996. Posteriormente se recogieron treinta y un volúmenes. Años más tarde, se realizó una edición kanzenban que redujo el número de tomos a veinticuatro.

La adaptación animada de esta gran historia de superación y deporte no llegó hasta 1993. Dirigida por Nobutaka Nishizawa y animada por Toei Animation, el anime de Slam Dunk se compone de 101 capítulos. La historia de la serie es la misma que la del manga original, aunque se pueden encontrar pequeñas variaciones con respecto a su homólogo en papel como, por ejemplo, el último partido de la serie. A pesar de ello, esta adaptación es de obligado visionado tanto para los seguidores de los trabajos de Inoue como del baloncesto en general.

Para muchos aficionados al manganime, Slam Dunk es todo un referente dentro de las series de corte deportivo. Su apasionante historia, así como la calidad de los diseños de los personajes, hacen de ella una obra imprescindible que merece tenerse muy en cuenta en todas sus versiones posibles.  

Buzzer Beater

En el año 2xxx los habitantes del universo tienen un deporte en común: el baloncesto. En toda la Liga Intergaláctica no hay ningún humano que practique dicha especialidad hasta que entra en escena Hideoshi Tanaka, quien aspira a crear un equipo sólo de humanos. Al muchacho le ayuda Yoshimune, un anciano que en el pasado fue el presidente de la Liga Intergaláctica. Juntos logran reunir a los mejores jugadores del planeta Tierra. Llegó la hora de demostrar de qué pasta están hechos los terrícolas.

Un año después del final de Slam Dunk, Takehiko Inoue empezó a publicar Buzzer Beater en la Gekkan Shōnen Jump. En total, la serie tiene cuatro tomos recopilatorios que entre los años 2005 y 2007 contaron con su propia adaptación animada. Dirigidas por Shigeyuki Miya y producidas por TMS Entertainment, las dos temporadas de la serie tienen trece capítulos cada una.

Nueva incursión en el mundo del baloncesto por parte de Takehiko Inoue. En esta ocasión, la ambientación es completamente diferente a la que nos tiene acostumbrados, lo que puede ser un gran punto a favor. Lamentablemente, la historia puede pecar de ser un poco repetitiva. El anime, por último, destaca por sus fluidas animaciones y su banda sonora. 

Vagabond

Tomando como referencia los textos escritos por autor Eiji Yoshikawa, la trama narra la historia del guerrero más conocido del país del Sol Naciente, Musashi Miyamoto. Al principio de la historia, el protagonista destaca por tener una personalidad violenta y bastante irascible, pero después de encontrarse con el monje Takuan, decide cambiar su nombre y emprender un camino de autosuperación que le llevará por los lugares más inhóspitos y sorprendentes.

Vagabond vio la luz en una de las revistas de la editorial Kōdansha (Morning) en 1998. Desde entonces, la serie ha sido galardonada con el Gran Premio del Festival de Artes de los Medios de la Agencia Japonesa de Asuntos Culturales (2000), la Condecoración número 24 de Kōdansha al Mejor Manga (2000) y el Premio Osamu Tezuka (2002).

Durante todos estos años, Vagabond se ha recogido en un total de treinta y siete tomos. Este número irá en aumento próximamente, pues la obra aún no ha terminado.

Al igual que el resto de series de Inoue, Vagabond destaca en un primer momento por la gran calidad de las ilustraciones. Con un nivel de detalle impresionante, el mangaka logra meternos de lleno en el universo de este guerrero que emprende un peligroso viaje del que somos testigos en todo momento. Incluso en algunas ocasiones nos sentimos identificados con él. Esperemos que cuando llegue el final, este sea digno y muy especial. 

Real

La historia sigue a Nomiya Tomomi, un chico con problemas de conducta. Tras sobrevivir a un accidente de moto en el que su acompañante se queda en silla de ruedas, el joven toma la decisión de dejar la escuela. Ahora, Tomomi vive recordando una y otra vez dicho suceso. A pesar de haber intentado por todo los medios olvidarlo, le resulta imposible.

Para no sentirse un paria de la sociedad, el protagonista comienza a buscar trabajo. Un día, Tomomi ve a un grupo de chicos minusválidos jugar al baloncesto, su deporte preferido. En ese momento, las ganas de volver a practicar este deporte se apoderan de él. Junto a él estará Yasumi, la chica que iba con él en la moto y que ahora va en silla de ruedas.

Takehiko Inoue lanzó en 2001 este proyecto que vuelve a tener al baloncesto de nuevo como protagonista. Bajo la categoría de seinen, la obra se está publicando en la revista Weekly Young Jump. A día de hoy, Real ya cuenta con trece tomos recopilatorios.

Con su impecable estilo de dibujo, el autor nos presenta una obra muy especial y madura que trata el tema del baloncesto en silla de ruedas con una maestría digna de admiración. Ojalá que esta trama consiga una adaptación animada a la altura para que todos aquellos que no conozcan esta serie puedan tenerla un poco más cera.


Tenemos muchas otras recopilaciones de mangas y animes. Aquí las tenéis las más recientes:

Lecturas recomendadas