Reportaje

Dragon Ball: repaso actualizado a la gran obra de Toriyama

Por Daniel Quesada
-

Hay muchos universos, pero pocos tan completos, divertidos y apasionantes como el de Dragon Ball. Goku y sus amigos han protagonizado combates y aventuras que siguen funcionando casi 30 años después de que conociéramos a un chavalín con cola de mono...

ACTUALIZADO 20-2-2015: Desde que os presentamos este repaso a Dragon Ball, el universo creado por Akira Toriyama ha crecido en varias direcciones. Para celebrar la llegada de Dragon Ball Xenoverse, recuperamos y actualizamos esta guía rápida para disfrutar mejor de las aventuras de Goku.

Orígenes

Es bastante conocido que Akira Toriyama, el autor de este manga, se inspiró en la clásica historia china Viaje al oeste, en la que un viajero conoce a varios seres fantásticos, incluído el rey mono Sun Wukong, que sirvió de inspiración para Son Goku.

A partir de Viaje al oeste, Toriyama publicó en 1983 una historia corta llamada Dragon Boy, en la que un chavalín de aspecto setentero y enorme habilidad para las artes marciales se encontraba con la "precursora" de Bulma, aunque la primera versión de ésta tenía un aspecto mucho más oriental.

Dragon Boy apenas ocupaba unas páginas, pero ya tenía la base aventurera, mágica y humorística que caracterizaría los primeros años de Dragon Ball. De hecho es posible ver en ella la arquitectura o los escenarios de ésta...

Ya en 1984, dio comienzo en la revista Shonen Jump (en concreto, en su número 51) la serialización de Dragon Ball. Así, acabamos de celebrar el 30 aniversario de Bola de Dragón. En un principio era una serie más, cuyo único incentivo era estar firmada por el mangaka que había dibujado Dr. Slump. Sin embargo, pronto comenzó a hacerse más y más popular, hasta que estalló la revolución con la serie de TV, que se estrenó en 1986 en Japón. A lo largo de toda la obra, Toriyama ha mezclado posos de las culturas oriental y occidental. Casi es tan apasionante seguir la historia como descubrir las bromas internas y referencias que esconde la historia.

Veamos un par de ejemplos: la saga de Cell está claramente inspirada en Terminator, con una Bulma del futuro que homenajea a Sarah Connor. Por otro lado, ¿sabéis de dónde viene el nombre de kame-hame-ha? Aunque sus kanjis vendrían a significar algo así como "onda de la tortuga", fonéticamente es una referencia al emperador Kamehameha, que unió las islas de Hawaii en el siglo XVIII. Ahora os explicáis las camisas floridas de Mutenroshi, ¿verdad? Gohan significa "arroz blanco", Babidí y Bu provienen de una canción de La Cenicienta... Hay curiosidades como para parar un tren.

Bienvenidos al Dragon World

En Dragon Ball (o Bola de Dragón, si lo preferís) existe un entorno muy completo y bien definido. Según la guía oficial Dragon Ball Landmark, éste es una especie de esfera. En la mitad inferior de la misma está el plano de los mortales, el llamado Universo, que se divide en las galaxias del norte, sur, este y oeste. Es aquí donde encontramos la Tierra o el planeta Namek, por ejemplo. La mitad superior está separada de la inferior y se corresponde con el Cosmos, donde habitan las almas de los muertos y los dioses. En la parte más baja de éste encontramos el Infierno, en el centro están el palacio de Enma (donde se juzgan las almas de los que acaban de morir) o la casa de Kaioh y en la parte superior está el Cielo. Si tenemos en cuenta todo el entorno de DB, encontramos gran cantidad de planetas interesantes:

  • En Namek se crearon las dragon balls originales. Fueron concedidas a los namekianos hace miles de años por su bondad.
  • En Vegeta se crió la raza de los saiyanos, seres capaces de transformarse y especialmente preparados para el combate. Su gravedad equivale a 10 veces la de la Tierra.
  • En el planeta Yadrat viven unos seres muy versátiles, que enseñaron a Goku la técnica del shunkanido (telportación instantánea).
  • En Freezer viven los seres más poderosos del universo (al menos, hasta la llegada de Cell o Buu).
  • El planeta de los Kaioh Shin es la residencia de los dioses supremos. En principio, ningún mortal del "universo inferior" puede acceder a él. Es un mundo muy resistente y alberga la Z-Sword, una espada legendaria que multiplicará la fuerza de quien la desincruste del suelo.

  • El planeta de Kaioh es un pequeño astro al que se llega tras recorrer el larguísimo Camino de la Serpiente. También tiene una potente gravedad y es la residencia del señor Kaioh, la divinidad más importante de la galaxia del norte... Y quizá la más bromista.
  • La Tierra ha servido para que nazcan las Dragon Ball de Shenron, es el lugar donde se escondió la nave espacial de Babidí, donde se celebra el Tenkaichi Budokai (Gran Torneo de Artes Marciales), donde nació Cell o donde se crearon objetos tan prácticos como el bastón nyoibo, las cápsulas hoi-poi o la Sala del Espíritu y el Tiempo. También es donde se criaron todos nuestros héroes...

Hay muchos otros planetas, pero queremos pasar a comentaros algunas de las "normas" que existen el Dragon World. Está todo bastante bien atado:

  • Todo el mundo posee un ki o nivel de fuerza, que puede mejorar gracias al entrenamiento u otras técnicas. El ki se puede medir mediante unidades de fuerza de scouter, kiris... Así, Raditz tenía unas 1200 unidades, pero Freezer superaba el millón en su última transformación. Gracias a la práctica, es posible detectar sin aparatos cuándo hay una energía cerca e incluso a quién corresponde.
  • Si una persona muere, se desprende de su cuerpo y va al palacio de Enma, donde este juez decidirá si va al Cielo o al Infierno. Excepcionalmente, puede concedérsele que mantenga el cuerpo en el más allá. En ese estado no necesita comer ni consume tanta energía. Si en este estado "vuelve a morir" en combate, desaparecerá por completo de la existencia.
  • Hay varias formas de resucitar. Un Kaioh Shin puede ceder su vida a un mortal para que éste regrese al plano de los vivos. Además, las dragon balls pueden usarse para pedir un deseo que consista en resucitar a alguien.

  • La cantidad de deseos y el número de personas que se podían resucitar con cada deseo han ido variando tanto en las dragon balls de la Tierra como las de Namek. Una última opción más "básica" consiste en usar a la adivina Baba para que traiga a un muerto a la Tierra durante 24 horas. En este último caso, no pierde su condición de muerto y no puede volver a usar ese truco nunca más.
  • El contínuo espacio tiempo se puede alterar. Si se usa una máquina del tiempo para ir al pasado, lo que hagamos en ese pasado dará pie a una línea temporal alternativa. En Dragon Ball Xenoverse, se muestra cómo los Patrulleros del Tiempo vigilan para arreglar las distorsiones que se puedan generar en líneas de tiempo ya existentes, por culpa de la bruja Towa. Pueden existir infinitas líneas alternativas. Aún así, es posible usar la máquina del tiempo para regresar a nuestro futuro original, aunque nos encontremos en una línea temporal que ya ha sido alterada.

  • Aunque esto no sucede con los humanos, ciertas razas pueden transformarse y aumentar su fuerza. Los saiyanos pueden usar la luna llena para transformarse en los simios Ohzaru, con lo que multiplican por 10 su fuerza. Mediante mucho entrenamiento y un ataque de furia, son capaces de transformarse en súper saiyanos. Existen tres niveles de super saiyano si tenemos en cuenta el manga y cuatro si incluimos Dragon Ball GT o la mayoría de los juegos. Además, en Dragon Ball Z Battle of Gods se estableció un nuevo tipo de transformación para los saiyanos: el super saiyan god. Es el estado definitivo... Por ahora.

Estas normas más "serias" se mezclan con la desbordante imaginación de Toriyama en esa etapa. Nos presentó un mundo en la que todo tenía cabida: los piratas usaban robots para protegerse, los dinosaurios paseaban por el campo, las naves voladoras nos llevaban de una metrópolis futurista a una aldea que parecía sacada del Japón medieval... En general, son la cultura americana, china y japonesa las que conforman principalmente el grueso del imaginario dragonballiano. ¿Quién no ha querido tener alguna vez las cápsulas hoi-poi o tener un corazón tan puro como para montar en la nube Kinton?

Personajes

¡Buf, hay demasiados! Aquí listaremos algunos de los más relevantes, pero no nos peguéis si nos dejamos vuestro favorito en el tintero...

  • Son Goku: Es descendiente de saiyanos y recibió su entrenamiento más básico con el abuelo Son Gohan, Mutenroshi y el duende Karin. Más tarde sería entranado por algunos de los mayores maestros universales, como Kami-sama o Kaioh. Aunque en principio se trataba de un saiyano de clase inferior, su entusiasmo y un talento innato para las artes marciales terminan por convertirlo en el guerrero más poderoso y en el eterno salvador del planeta Tierra. A veces comete errores, pero su humildad y su tesón suelen jugar a su favor. No busca la humillación del rival, sino ser cada vez mejor. Como bien le dijo Vegeta al final: "tú no peleas para ganar, peleas para no perder nunca".

  • Son Gohan: Hijo de Goku y mestizo entre humana y saiyano. Eso lo ha dotado de una fuerza incluso superior a la de su padre, aunque no está tan predispuesto para el combate. Si bien de pequeño era un "niño de papá", la llegada de los saiyanos a la Tierra y el durísimo entrenamiento de Piccolo forjaron su carácter y sirvieron para desatar su potencial, lo que acabaría por convertirlo en un guerrero letal capaz de vencer a Cell. Más adelante, descuidó su entrenamiento y, a la postre, acabó convirtiéndose en un intelectual.
  • Krilin: Discípulo del templo de Oorin, primero fue rival y después el mejor amigo de Goku. Aunque no está a la altura en los últimos compases de la historia, es el humano puro más poderoso que existe. Sus dos primeras muertes (¡fallece hasta 3 veces en el manga!) sirven de punto de inflexión en la historia. Tiene un punto de cobardía, pero su nobleza e imaginación han sido fundamentales en muchos combates. Además, se ligó a la androido nº 18 y a Marron en el anime. Que le quiten lo bailao...
  • Piccolo: Aunque era hijo de Piccolo Daimaoh y, por tanto, heredero a convertirse en rey de los demonios, las circunstancias lo obligaron a aliarse con "los buenos". Su relación con Son Gohan lo fue ablandando. Cuando se volvió a fusionar con Kami-sama (originalmente, eran una sola persona), su carácter se volvió más reflexivo y bondadoso. Es uno de los guerreros más versátiles y calculadores. Por cierto, también es el personaje favorito de Akira Toriyama.
  • Vegeta: Hijo del Rey Vegeta y príncipe de los saiyanos, su origen hizo de él una persona cruel y orgullosa, que no dudaba en eliminar a sus aliados porque le estorbaban. Su derrota a manos de Goku y sus amigos lo hirió emocionalmente, de tal forma que se obsesionó con volverse más fuerte para derrotar al pelopincho. Su orgullo de saiyano se fue convirtiendo en orgullo de luchador. Mal que le pese, cada vez se fue volviendo más pacífico, pero nunca dejó de disfrutar de un buen combate. Sus ataques especiales, sus estallidos de ira y sus bravatas encantaban a los fans de la serie... Aunque, curiosamente, es el personaje que peor cae a Toriyama.
  • Bulma: A partir de Dragon Ball Z, su importancia comenzó a decrecer, pero es sin duda uno de los personajes más significativos y carismáticos de la obra. Es extremadamente inteligente (inventó el dragon radar) y tiene un carácter que asusta al mismísimo Goku. En su juventud era muy presumida y picarona, hasta el punto de poner contra las cuerdas al tímido Yamcha o de hacer que a Mutenroshi le saliera sangre por la nariz... No se reveló hasta el manga Jaco, patrullero galáctico que tenía una hermana mayor: Tights.

También deberíamos hablar de Ten Shin Han, Freezer, Cell, Buu, Goten, Trunks o el propio Mutenroshi, pero entonces no acabaríamos nunca. ¡Esta historia está llena de personajes geniales!

Expansión

El éxito de Dragon Ball se esparció por todo el mundo gracias, sobre todo, a la serie de TV. Ésta seguía la historia principal del manga, pero añadió varias tramas de relleno, como la de Garlic Jr. o la de los entrenamientos de Goku entre los torneos de artes marciales. Además, se han lanzado 19 películas y 4 especiales de televisión, que sirvieron para presentar personajes inéditos en el manga como Broly o Boujack, además del propio Garlic. Aún está en camino una nueva película, Fukkatsu no F, que recuperará a Freezer como villano y también tendrá adaptación al cómic.

Estas diferencias, unidas a la censura, las diferencias en los inicios de emisión y los caóticos doblajes a los que fue sometida la serie en todo el mundo sirvieron para que los fans no acabaran de tener claro el transcurso de la historia y los rumores sobre cada nuevo personaje formaran parte de la "salsa" de Dragon Ball durante los años 90. ¿Krilín con armadura saiyana? ¿Un nuevo guerrero con el pelo morado? ¿Qué estaba pasando?

En este entrevista, Daisuke Nishio, director de casi toda la serie de animación de Dragon Ball, repasa los años de creación de este icónico anime:

En esta otra entrevista, Mariano Peña, el actor de doblaje de Mutenroshi en la versión castellana, recordó junto a nosotros el boom de la serie:

El manga también sigue adelante, en cierta medida. Aunque Toriyama ha estado más centrado en el diseño para videojuegos durante bastante tiempo (ahora, parece que vuelve a picarle el gusanillo del manga), ha dado su beneplácito para que otros autores creen cómics oficiales del universo Dragon Ball. Los casos más claros son Dragon Ball SD o Episode of Bardock, a cargo de Naho Ooishi o Fukkatsu no F a cargo de Toyotaro.


Los videojuegos no tardaron en llegar a Japón (el primero salió en 1986 para Super Cassette Vision), aunque sí se hicieron de rogar más en España: hasta Super Butouden de Super Nintendo, allá por 1993, no pudimos controlar a Goku. Sin tener en cuenta versiones, ya se han lanzado unos 80 juegos diferentes de Dragon Ball, que abarcan desde el rol hasta, lógicamente, la lucha. Los de Super Nintendo son recordados como clasicazos gracias a que fueron los primeros que cató la mayoría del público (al principio, pagando auténticos pastizales por las versiones de importación), pero la saga volvió a coger brillo gracias a la llegada de los Budokai a PlayStation 2 (y, más tarde, a otras consolas).

En nuestra opinión, el mejor equilibrio se consiguió con Dragon Ball Z Budokai 3, aunque es loable el esfuerzo por innovar que hubo en los posteriores Budokai Tenkaichi. En la actualidad, los juegos no paran de decepcionar a los usuarios, hasta el punto de que se tocó fondo con Dragon Ball Z for KinectBattle of Z no consiguió remontar el vuelo, pero se ha abierto una nueva vía de esperanza con Dragon Ball Xenoverse para las consolas de sobremesa y con Extreme Butouden para 3DS.

 

Por cierto, los juegos y el fenómeno Dragon Ball han protagonizado 5 portadas de Hobby Consolas y, de hecho, la primera vez que se usó a Goku como reclamo la revista alcanzó su récord histórico en ventas, nunca superado: 180.000 ejemplares. Aquí tenéis las cinco portadas. ¿Volverán los saiyanos a ser protagonistas de nuestros titulares? Haremos como Trunks y pintaremos en nuestra carcasa la palabra Hope!!

Su influencia en el resto del mundo

El manga conoció un antes y un después de Dragon Ball, eso es evidente. Montones de mangakas reconocen su influencia directa de la serie, como Masakazu Katsura (I''s, Zetman) o Masashi Kishimoto (Naruto). El propio Toriyama ha usado sus personajes en otros mangas como Jaco, Patrullero Galáctico, Nekomajin o en el crossover Cross Epoch con One Piece. Además, a lo largo de los años se han sucedido los homenajes y parodias, como este de Yoshio Sawai, que metió a los alocados personajes de Bobobo en un tronchante combate.

Su influencia se ha notado en películas, series y, cómo no, videojuegos. Está claro que Toriyama metió mano en esas super transformaciones que lográbamos al avanzar lo suficiente en Dragon Quest VIII, ¿no? Por otro lado, Yuji Naka, uno de los creadores de Sonic, no tiene reparos en reconocer que le encantaba Dragon Ball y que de ella tomó la inspiración para Super Sonic. Bueno, era bastante evidente, Naka-sama.

La imaginería de Dragon Ball excitó la imaginación de millones de niños, que calcaban de la tele las poses más chulas o se inventaban nuevs transformaciones para sus personajes. ¿Cuántos peinados y tintes de pelo diferentes habrá tenido el bueno de Son Goku? ¿Cuántas peleas por saber si se decía onda vital o kamehameha habremos tenido en el colegio? A partir de Dragon Ball se han creado raps, películas de imagen real que es mejor olvidar o montones de fan films.

Recientemente, hemos conocido hasta un juego de lucha creado por aficionados que ha causado sensación en los foros de Internet, Hyper Dragon Ball Z, e incluso es posible encontrar en Youtube vídeos de verdaderos "manitas" que se diseñan su propio scouter. ¡Hay verdaderas obras de arte circulando por el ciberespacio!

Y es que Dragon Ball se adelantó a su tiempo. Goku, con el Genkidama, inventó el crowdfunding mucho antes de que estuviera de moda...

Y los saiyanos se adelantaron años a Google Glass con su scouter. Tampoco tiene tanto mérito, Google...


Por cierto, tenemos más universos de ficción para vosotros. Recordad visitar los reportajes dedicados a:

Lecturas recomendadas