Reportaje

Universos de Ficción: Marvel

Por Rubén Guzmán
-

¡Bienvenido al Universo Marvel, True Believer! Desde los rascacielos de Manhattan hasta los límites de la galaxia, cada rincón de este cosmos está lleno de superhéroes.

Comienza el choque de Universos en Hobby Consolas. El Universo Marvel, nacido en el cómic pero expandido a todas las formas de narración creadas por el hombre, presenta las credenciales con las que opta al título de más grande universo de ficción jamás imaginado.

NOTA IMPORTANTE: Este artículo es un poco largo y quiza, solo quizá, también un poco rollo. Pero siempre puedes leerte solo las negritas y descubrirás los principales argumentos a favor de Marvel. ¡Allá vamos! 

Origen:

En julio de 1961 llegó a las tiendas americanas el Número 1 de la serie de cómics The Fantastic Four, obra de Stan Lee y Jack Kirby. En poco más de un año, de la imaginación de estos dos creadores, y de otros como Steve Ditko, nacieron Spider-Man, Hulk, Iron Man, Thor, los X-Men o Daredevil, además de recuperarse personajes de finales de los años 30 y principios de los 40 como Namor y el Capitán América. Cada uno protagonizaba sus propios cómics y todos se desarrollaban en el mismo marco de ficción. Pronto los héroes empezaron a conocerse entre ellos (normalmente para zurrarse antes de colaborar, toda una tradición Marvel) y hasta intercambiaron villanos, creando el primer cosmos de cómic completamente conectado y, sobre todo, con su propia continuidad.

DC Comics ya había juntado a sus héroes en La Liga de la Justicia, pero Marvel iba más allá: los hechos de cada tebeo contaban, quedando para la historia personal de cada héroe, que además “crecía” (por ejemplo, el adolescente Peter Parker acababa el instituto y pasaba a la Universidad, o Reed Richard y Sue Storm se casaban y tenía un niño). Marvel se caracterizó en sus primeros años por hacer otra cosa ajena a DC: acercar a sus héroes a la realidad social. Temas como las drogas se trataban en los cómics de Spider-Man, los X-Men eran una metáfora sobre el racismo y en Los 4 Fantásticos aparecía el primer superhéroe negro de la historia: Pantera Negra. Esta cercanía de Marvel a la realidad y, por lo tanto, al lector, ha sido siempre una de sus señas de identidad.

Había nacido el Universo Marvel… y el mundo nunca volvería a ser el mismo.

Escenario: el Multiverso Marvel

El universo Marvel tiende a infinito. Ya solo en el planeta Tierra encontramos montones de localizaciones fantásticas: la Tierra Salvaje, el reino sumergido de Atlantis, la isla mutante de Genosha, la ciudad de los Inhumanos Attilan, y muchos, muchísimos otros.

Su expansión se extiende por todo el cosmos, con imperios galácticos como los Kree, los Skrull o los Shi’Ar y seres de escala cósmica como Galactus (por cierto, el lado cósmico de Marvel llegará al cine el año que viene con Guardianes de la Galaxia); por reinos místicos como el Infierno de Mefisto o los planos astrales que habitualmente visita el Doctor Extraño; e incluso por un sinfín de dimensiones paralelas con versiones alternativas de sus personajes (la más importante, la línea Ultimate, lleva ya 13 años en los quioscos con varias colecciones ambientadas en este “sub-universo”).

Pero el espacio no es la única dimensión conquistada por Marvel. Sus ingeniosos guionistas también han reescrito la historia. Personajes como el villano Apocalipsis, nacido en Antiguo Egipto, nos han permitido visitar el pasado de la Tierra Marvel; y la serie de cómics S.H.I.E.L.D. de Jonathan Hickman ha convertido en personajes Marvel a Galileo, Newton o, como no, Leonardo Da Vinci. ¡Incluso Lobezno luchó en la Guerra Civil Española!

 

   

Por último, y como buen universo “pulp”, Marvel no tiene en ningún problema en fagocitar otros universos de ficción… siempre que estén libres de derechos o se llegue a acuerdos con los propietarios de los mismos. El mejor ejemplo es la propia mitología: el reino de Asgard, hogar de Thor y los díoses nordicos, es parte fundamental de la historia de Marvel, pero en las páginas de sus cómics también moran los dioses griegos, egipcios o los del panteón Shinto (y se pegan entre ellos, claro). En Transilvania está el Castillo de Drácula (el Conde se las ha visto más de una vez con los X-Men, e incluso tuvo serie propia, en cuyas páginas nació Blade) y Spider-Man ha viajado a la Edad Hiboria de Robert E. Howard para luchar junto al Rey Kull o se ha pegado con los Decepticons…

Los personajes: superhéroes de carne y hueso

Otro aspecto donde el Universo Marvel saca ventaja es en el de los personajes. Los más famosos son auténticos iconos de la cultura popular como Spider-Man, el Capitán América, Hulk, Lobezno o Iron Man. Y la propia naturaleza de universo de cómic le da ventaja sobre otros nacidos en el cine o la literatura: al mes Marvel publica unos 60 cómics que forman parte de su continuidad… muchos de ellos de supergrupos. Imaginad el potencial para desarrollar personajes y darles un transfondo y una historia.

Como universo coral, Marvel es imbatible. Bueno, está el Universo DC, claro. Jamás menospreciaré el poder de dos iconos como Superman y Batman, pero Marvel tiene un catálogo de personajes populares mucho mayor que el de DC. Tiene tres grandes supergrupos: Los Vengadores, X-Men (Patrulla-X en España) y Los 4 Fantásticos. Y los dos primeros han creado toda una subfamila de grupos y personajes paralelos de enorme extensión. En DC, la JLA aglutina a casi todos los personajes conocidos por el gran público. Además, el número de héroes “solitarios” famosos de Marvel es mayor que el de DC: Daredevil, Elektra, Blade, Masacre (Deadpool en inglés), el Motorista Fantasma o el Castigador (The Punisher) se unen al elenco de estrellas principales. En total, se calcula que unos 3000 superhéroes pueblan el Universo Marvel y protagonizan historias de todos los géneros: ciencia-ficción, fantasía épica, género negro, terror…

Y, ¿qué decir de los villanos? Obviando que, desde su nacimiento, los héroes del Universo Marvel se han caracterizado por su humanidad y muchas veces la distinción entre buenos y malos no está muy clara (con ejemplo como Magneto o, actualmente, el mismo Cíclope), los villanos propiamente dichos son insuperables. El Doctor Muerte, Craneo Rojo, Loki, Galactus o la extensa galería de villanos de Spider-Man (con personajes que han protagonizado sus propias series como Veneno) son solo ejemplos.

No menos importante es que Marvel fue la editorial que creo el canón de superhéroe que, aún hoy, es el más influyente del género: el del hombre con superpoderes pero debilidades humanas, el héroe que puede equivocarse y fallar… pero por eso sus triunfos emocionan más al lector. DC tuvo que "marvelizarse" para sobrevivir y, aún reconociendo la importancia en el género de obras como Watchmen o El Retorno de El Caballero Oscuro en los años 80, los cómics de superhéroes de hoy siguen siendo esencialmente hijos de Los 4 Fantásticos de Stan Lee y Jack Kirby y del Spider-Man de Lee, Ditko y Romita Jr.

Expansión Multimedia: conquistando todas las pantallas

¿Por dónde empezar? Más allá de los miles de cómics que conforman la siempre creciente continuidad del Universo Marvel, sus héroes viven una vida fructífera en otros medios. Videojuegos ha habido (y hay) decenas, protagonizados por variadísimos personajes. Además, un gran número de títulos directamente han aprovechado el gran escenario del Universo Marvel, como los Marvel Ultimate Alliance, el reciente Marvel Heroes de Gazillion o el cercano LEGO Marvel Super Heroes. E incluso hay “crossovers” que ya son clásicos del medio, como Marvel Vs. Capcom.

El mundo audiovisual, antes talón de Aquiles de Marvel, no solo ha dejado de serlo, sino que ahora es su punto más fuerte. Series de animación ha habido muchas y, aunque reconocemos que aún falta una de la calidad de la mítica Batman, otras recientes como Spectacular Spider-Man o Mighty Avengers se han acercado mucho.

Pero donde todo ha cambiado ha sido en el cine. Desde que Bryan Singer consiguió un éxito de taquilla con la primera entrega de X-Men y, sobre todo, desde que Spider-Man de Sam Raimi se convirtió en uno de los films de la década, la proliferación de pelis Marvel ha sido enorme. El siguiente hito lo marcó Iron Man, primera película producida por Marvel Studios… y su escena post-créditos. Toda una declaración de intenciones:

Marvel se preparó con cuidado y, solo cuatro años después, la idea de trasladar un universo conectado y con continuidad al cine estalló con Los Vengadores. El megaéxito de Joss Whedon, tercera película más taquillera de la Historia, ha convertido a Marvel en pionera en llevar su multiverso al cine. DC ha tenido menos visión en este aspecto. Su primer intento, Green Lantern, fue fallido, y solo ahora va a juntar a Batman y Superman en una película. Estoy convencido de que, tarde o temprano, habrá una película de la JLA, pero ¿cuántos films más de Marvel se habrán estrenado hasta ese momento?

Los Vengadores fue la película más taquillera de 2012 y casi seguro Iron Man 3 lo será de 2013 (solo la segunda entrega de El Hobbit puede superar los 1.000 millones de recaudación este año y acercarse a los 1200 de la película de Marvel). Por segundo año consecutivo Marvel Studios habría producido la película de mayor recaudación… convirtiéndose en la actual joya de la corona de Hollywood. Disney debe considerar que hasta el último dólar que pago por la compañía ha estado bien invertido.

Además Marvel está a punto de dar un paso pionero en la consolidación de su Universo Audiovisual, de nuevo antes que nadie: va a conectar las películas con una serie de televisión. El 24 de septiembre la cadena estadounidense ABC estrenará el primer capítulo de Agents of S.H.I.E.L.D., integrada en este nuevo universo audiovisual. ¿Qué os apostáis a que en la serie veremos referencias a próximas pelis: Capitán América Soldado de Invierno, Thor El Mundo Oscuro, Guardianes de la Galaxia, Los Vengadores 2…?

Si hasta la fecha su huella en la ficción posterior es enorme (creadores como Guillermo del Toro, Josh Whedon o hasta el propio J.R.R. Martin han leído cómics Marvel desde la infancia), ahora, 50 años después de su nacimiento, el Universo Marvel ha dado el salto para convertirse en el Universo de Ficción más grande de todos los tiempos.

Cuando por la mente de Stan Lee pasaron las primeras ideas que luego dieron vida a Spider-Man, Hulk o los 4 Fantásticos, no podía imaginarse la huella que sus creaciones iban a dejar en la cultura popular del siguiente siglo. Hoy, a sus 90 años, seguro que se siente agradecido y maravillado de poder contemplar ese impacto.

Lecturas recomendadas