Reportaje

Vengadores: Miedo Encarnado - Review del tie-in

Por Jesús Delgado
-

En esta review de Vengadores: Miedo Encarnado analizamos los números dedicados al crossover de Miedo Encarnado de la serie de Vengadores, firmados por Brian Michael Bendis, Gabriele Dell'Otto, Chris Bachachol y John Romita Jr. 

Si habéis leído nuestra review de Miedo Encarnado, sabréis que este crossover afectó a distintas colecciones: Spider-man, Vengadores, Patrulla-X, Nuevos Vengadores, etc... Esto, como bien sabéis, es muy común en los cómics Marvel. Ahora bien, como muchas veces nos preguntáis, ¿merece la pena leerse el resto de historias sobre estos cómics? A esta misma cuestión queremos responderos, analizando los distintos tie-in (números puentes de distintas colecciones) dedicados al arco de Miedo Encarnado.

 


Fase 3 Marvel_MUTE por hobbyconsolas

De este modo, arrancamos estas reviews con el tomo dedicado a Los Vengadores: Miedo Encarnado, en cuyo interior encontramos el anual 2 de Vengadores y el anual 4 Nuevos Vengadores de 2011, así como los números de Miedo Encarnado dedicados a Vengadores de 2011. Esta obra esta firmada por Brian Michael Bendis (Alias, Ultimate Spider-man, Powers) y dibujada por ilustradores de primera línea de Marvel. Esto es, Gabriele Dell'Otto, Chris Bachachol y John Romita Jr. ¡Ahí es nada!

Por un lado, los dos primeros anuales narran la historia de "¡Venganza contra los Vengadores!" en la que Wonder Man lanza un ataque sorpresa contra sus viejos aliados, a fin de ponerlos en evidencia frente a la opinión pública, exponiéndolos al juicio de la sociedad y de los medios. En tanto, el resto del contenido, como tal, se centra en la historia de Miedo Encarnado desde el punto de vista de Los Vengadores. 

¿Este contenido es merecedor de ser tenido en cuenta o estamos ante paja para frikis y comicófilos de alto nivel? Pues, la verdad es que la respuesta se las trae, amigos lectores.

Lo que Los Vengadores hicieron mientras el mundo se iba al garete

Básicamente podemos definir así estos números de Vengadores: Miedo Encarnado. No obstante, hemos de valorar la obra de manera separada, diferenciando entre el arco argumental de "¡Venganza contra los Vengadores!" y el de Miedo Encarnado como tal.

Así, en "¡Venganza contra los Vengadores!" Bendis retoma la línea crítica con los propios superhéroes que Marvel realiza desde hace tiempo y opta por entrar a realizar una metacrítica desde los ojos de Wonder Man. El ex-vengador pone en tela de juicio la validez de los actos de los Vengadores y también sus postulados y posicionamiento, tratando de hacernos pensar si realmente son héroes o un grupito cerrado, endogámico y algo mafioso, cuyos miembros se cubren entre sí.

Esta idea, aunque no es nueva (en cómics clásicos ya se coqueteaba con ella y más recientemente , Garth Ennis la desarrolla de manera paralela en The Boys, aunque con sus propias palabras y formas), la forma en la que Bendis señala las flaquezas de los Vengadores, sus muchos fiascos como héroes y como personas se contrasta con la forma de proceder de Wonder Man. Sus actos desproporcionados tienen la intención de conmocionar al lector, convirtiéndolo en juez de los actos de los héroes. De ahí que sus argumentos sean tan contundentes como totalitarios. 

Por otro lado, la narración de esta pequeña historia gana cierto peso y dramatismo gracias al ilustrador Gabriele Dell'Otto, que dibuja los dos números que la componen. Aunque este ilustrador ha brillado como portadista, su trabajo en interiores dota a la narración de la trascendencia que Bendis busca. Esto implica que la historia resuene con ecos de la epicidad pasada de las gestas de los Vengadores, reflejadas con un realismo propio de los dibujos del italiano. No es casual que Dell'Otto sea el encargado de esta historia.

Luego, de manera ya independiente, tenemos el arco argumental de Miedo Encarnado de Los Vengadores. Esta historia, conocida como el "Blitzkrieg EEUU", narra la llegada de Cráneo Rojo / Skadi (su hija Pecado convertida en una de las marionetas de La Serpiente, el villano de la trama) a USA y la lucha de Los Vengadores contra Hulk y La Cosa, convertidos en Dignos, los servidores del citado villano. Sin embargo, la narración se ajusta al canon habitual y lineal y opta por otro tipo de metanarración.

Volviendo a sus raíces en el cómic independiente, Bendis toma una serie de entrevistas de los Vengadores y de miembros de SHIELD con un periodista anónimo para exponer los hechos que viven durante el crossover, en su lucha con los heraldos de La Serpiente. Los puntos de vista de los distintos vengadores se van contraponiendo junto a la acción, dando profundidad y dimensión a un relato que bien podría haber sido el típico enfrentamiento de "supers". Sin embargo, al exponernos los propios pensamientos de los héroes, sus temores y sus propias reflexiones a posteriori, lo que tenemos es un retrato psicológico de cada uno de los Vengadores durante el conflicto.

En este marco, Bendis nos desarrolla varios números en los que enfrenta estas declaraciones, a modo de falso documental, que sirven para enriquecer una narración que, de otro modo, hubiera sido sosa, regulona y tópica. Sin embargo, el giro con el que Bendis trata de dar trascendencia a la crisis de Miedo Encarnado sirve no solo para refrendar la calidad humana de los héroes, sino para aumentar la sensación de opresión y la importancia del evento. De hecho, si bien la historia no es gran cosa, la fórmula utilizada es la que no hemos de perder de vista, ya que se desarrolla de manera magistral, convirtiendo un cómic intrascendente en una lectura deliciosa. Máxime si luego se compara con el pilar central de Miedo Encarnado, que es cómo se le saca toda la chicha. 

Por otro lado, el hecho de que Chris Bachalo y John Romita Jr. (Kick-Ass) sean los dibujantes de estos números, añade un bonus al cómic. Si bien es cierto que sendos autores cuentan con sus detractores, su calidad visual es innegable y el trabajo realizado sacan lo mejor de la historia de Bendis. Ahora bien, si amigo lector, usted es de los que no puede ver ni en pintura al "joven" Romita, entonces no le insistiremos más a este respecto. Solo decirle que, en este caso, tenemos uno de sus trabajos más cuidados. 

En conjunto pues, Los Vengadores: Miedo Encarnado no es uno de los imprescindibles del crossover de Miedo Encarnado. Sin embargo, su composición, argumento y desarrollo hace muy amable e interesante su lectura. Cierto es que no resulta de obligado conocimiento para entender el crossover principal y, de hecho, no enriquece mucho el argumento central. Pero, como decimos, estas carencias se suplen ante la calidad intrínseca del material que recopila el tomo integral. 

Vengadores: Miedo Encarnado ha sido editado por Panini recientemente. Puede encontrarse con relativa facilidad en tiendas de cómics, grandes superficies y librerías especializadas. Su precio es de 19,95 euros

Lecturas recomendadas