Reportaje

VVVVVV pone patas arriba la tienda de 3DS

Por Gustavo Acero
-

La fiebre retro se reaviva en la eShop de Nintendo 3DS con VVVVVV, el nuevo plataformas de Nicalis que pondrá a prueba nuestra habilidad, inteligencia y paciencia. 

Resucitar la época dorada del píxel parece ser la misión de desarrolladores independientes como Terry Cavanagh, un irlandés de 27 años cuyo paso por la industria podría resumirse en seis palabras muy retroVeni, Vidi, Vici; Vino, Vio y Venció. Inicialmente, este amante de los 8 bits concibió VVVVVV como un "proyecto de garaje" más, diseñado en Flash para Windows y Mac OS X, pero acabó derivando en un juego mucho más ambicioso.

A pocas semanas de cumplirse el primer aniversario de la Nintendo eShop, la tienda virtual de 3DS ya tiene colgado en su particular museo indie este "cuadro neoclásico" que pronto compartirá espacio (sideral) con Mutant Mudds, sin olvidarnos del futuro 1001 Spikes, anunciado por Nicalis durante el foro de encuentro iDÉAME 2012. Precisamente, la compañía que firmó Cave Story 3D es la que ahora nos trae VVVVVV, un plataformas 2D de los que ya no quedaban: Vintage, Vertiginoso, Variado, Vistoso, VicianteVacilón.

La muerte os sienta tan bien

Entenderéis las dos últimas uves cuando recorráis sus enrevesados niveles, planteados como un constante desafío para nuestro ingenio y destreza dactilar. No en vano, durante la presentación celebrada el pasado viernes 11 de mayo en Madrid, Omar Álvarez, responsable de prensa especializada de Nintendo Ibérica, nos advirtió que VVVVVV es un juego en el que "moriremos miles de veces", ya que no hay límite de vidas… pero sí de movimientos.


Desde el principio, controlamos al Capitán Viridian, quien deberá recorrer una nave espacial para rescatar a los cinco tripulantes desperdigados por el mapeado, a causa de una avería en el sistema de teletransportación. Sus nombres: Violet, Vermilion, Victoria, Vitellary y Verdigris (ya vamos entendiendo lo de las seis uves). Aunque se trata de un plataformas de scroll horizontal y vertical, su ocurrente mecánica gira en torno a los cambios gravitatorios, como en Super Mario Galaxy, pero con una diferencia estratosférica: aquí no se puede saltar.

Un asunto de extrema 'gravedad'

De este modo, todo se reduce a caminar de izquierda a derecha con el stick o la cruceta, e inventir la gravedad pulsando cualquier botón para pegarnos al techo o al suelo en un periquete. Por simple que parezca, el originalísimo diseño de niveles va creciendo en complejidad y dificultad hasta convertirse en un auténtico ensayo de ingeniería. Y es a base de ensayo (y error) como vamos hallando la forma de atravesar salas forradas de pinchos, esquivar enemigos surrealistas o guiar a otros tripulantes sin que se hagan un rasguño.

Afortunadamente, hay numerosos checkpoints que nos harán respirar de alivio, así como diversos portales que nos teletransportarán por la nave y el espacio exterior. Y para los que somos más de letras, se nos ofrecen ciertas facilidades como la opción de rebajar la endiablada velocidad de los niveles o activar un modo de invincibilidad, sólo recomendado para casos de máxima desesperación. Además, a diferencia de la versión de 2010, la pantalla inferior de 3DS permite ver el mapa (claramente inspirado en Metroid y Castlevania) en todo momento.

Hablemos del minimalismo

Con esta referencia audiovisual tan ochentera, abordamos otra de las novedades que incorpora esta adaptación: el efecto 3D, que dota a los escenarios de una sutil sensación de profundidad a base de capas. Este detalle visual complementa el estilo minimalista en formas y psicodélico en colores (con una saturada paleta de 16) sobre fondo negro, que tanto recuerdan a los tiempos de Commodore 64 y clásicos como Jet Set Willy o Monty on the Run.

En este sentido, durante la celebración de iDÉAME, Magnus Pålsson, autor de PPPPPP -la brillante banda sonora del juego-, lo definió como “un homenaje a los años que sentaron las bases de los videojuegos”. Y no cabe duda de que este compositor de culto ha sabido plasmar esa esencia en las pegadizas chiptunes que nos regalan los oídos desde el primer segundo. 


VVVVVV ya está disponible en la tienda virtual Nintendo eShop de 3DS a un precio de 8 euros. Nos encantará conocer vuestras impresiones, y ya que estamos: ¿qué os parece el renacimiento ochentero que están impulsando los estudios independientes? ¿No es paradójico que esta renovación creativa suponga un regreso a los orígenes? Mientras os lo pensáis, os invitamos a probar la demo oficial del juego y os emplazamos a leer el análisis completo en el próximo número de la Revista Oficial Nintendo.

Lecturas recomendadas