Reportaje Warhammer 40.000 Eternal Crusade
Reportaje

Warhammer 40.000 Eternal Crusade - Impresiones PS4 y PC

Por Jorge S. Fernández
-

La semana pasada asistimos a las recién estrenadas oficinas de Bandai Namco en Londres para conocer de primera mano el trabajo de Behaviour Interactive con Warhammer 40.000 Eternal Crusade, un interesante título que lleva ya su tiempo en Early Access para PC en Steam, pero que ahora se encuentra en pleno proceso de desarrollo para dar el salto a consolas, con PS4 como principal objetivo.

Este Warhammer 40.000 Eternal Crusade es una apuesta veterana del estudio para ofrecer el primer gran título multijugador basado en el universo de Warhammer y Games Workshop. Warhammer está viviendo un momento dulce con las licencias de varios juegos que explotan este rico universo donde diferentes facciones luchan por la supremacía. Ejemplos como Total War Warhammer, Vermintide o Battlefleet Gothic Armada son una buena muestra de que el universo de Games Workshop no conoce de límites a la hora de adaptarse a distintos géneros, ya sean de estrategia e incluso FPS.

Warhammer 40.000 Eternal Crusade

Un ambicioso proyecto que ya casi es una realidad

En el caso de este Warhammer 40.000 Eternal Crusade nos encontramos con un título que según sus propios creadores es la mezcla de dos pesos pesados de la acción multijugador y en tercera persona, como son Gears Of War y World Of Tanks. Teniendo en cuenta esta declaración de intenciones podemos hacernos una idea de hacia dónde se dirige este interesante título de Behaviour. Como decíamos Warhammer 40.000 Eternal Crusade lleva ya varios meses en Early Access de Steam, lo que denota que en PC las cosas están ya muy avanzadas. En cuanto a la versión de PS4, que es una de las que pudimos probar en Londres, las cosas van más despacio, pero con la misma ilusión por crear un verdadero icono de referencia en el mundo de Warhammer y Games Workshop.

¿Qué nos ofrece Warhammer 40.000 Eternal Crusade?

Este título es un juego de acción en tercera persona principalmente ambientado en el mundo de Games Workshop Warhammer. Dentro del juego existen varias facciones, como por ejemplo Marines espaciales, que incluye los capítulos Ángeles oscuros, Ángeles de sangre y Ultramarinos aunque habrá hasta cinco disponibles, aunque también tendremos Eldar y Orcos, estos últimos no podían faltar. Además hay cinco clases distintas, como son táctica, asalto, asalto terrestre, devastador y boticario. Partiendo de esta base las opciones ya son bastante importantes.

Los modos de juego también son variados tanto PVE como PVP, aquí tenemos muchas opciones que elegir, aunque algunas de las más interesantes son las que tienen que ver con el modo asedio, que pudimos probar en Londres.

Ahora pasamos a uno de los puntos fuertes, y la principal característica sobre la que pivota todo el juego, como es su Mapa mundial persistente.

Un mapa mundial para conquistar con nuestra facción

Como decíamos es la razón de ser de este título de Warhammer, y entorno a la que gira la acción. Se trata del mapa mundial, un mapa por el que tenemos que competir y que está plagado de distintas batallas y misiones. Lo mejor de este juego es su componente cooperativo y sobre todo masivo, donde nuestra aportación sólo es trascendente si la llevamos a cabo de forma coordinada con nuestros compañeros de facción. Sólo hay que echar un ojo a este mapa para darse cuenta de lo masivo de este juego y de todas las opciones que nos ofrece. Aunque de momento hay algunas interrogantes sobre cómo se resolverán algunas situaciones de las distintas facciones, como por ejemplo cuando una pierda todo su territorio, si habrán algunos factores que compensen este escenario. Sin duda es el factor que hace de este Warhammer Eternal Crusade un juego de gran porte y de dimensiones épicas, a la altura del universo que representan.

Evolución, personalización y componente táctico

Como en todo título multijugador, la evolución de nuestro personaje es clave para el desarrollo del juego. En Eternal Crusade podemos acceder a más de 1.000 armas, entre todas las combinaciones posibles, así como a miles de mejoras de armaduras y personalizaciones del personaje. Aquí hay otro punto clave. Behaviour ha rechazado la fórmula Pay To Win, por lo que el juego tendrá un coste inicial y después todas las mejoras que se puedan comprar serán meramente estéticas o potenciando determinadas áreas de destreza del personaje, e incluso comprando ejecuciones exclusivas, muy en plan Fatality de Mortal Kombat, pero nunca servirán para disponer de una ventaja sobre los demás jugadores.

Warhammer 40.000 Eternal Crusade

De esta forma se quiere premiar a la destreza de los jugadores y que esto a su vez sirva de aliciente para superarse dentro del juego. Además Behaviour nos ha dejado muy claro que todas las actualizaciones y mejoras de contenido posteriores al lanzamiento serán gratuitas. El componente táctico es muy importante en este juego, ya que el mapa mundial es el teatro de operaciones ideal para poner en marcha diferentes tácticas de grupo. Las diferentes facciones deben trazar tácticas para no sólo ganar una batalla de las decenas que podemos participar, sino para que todas ellas se desarrollen de forma favorable y nos permitan ganar terreno al enemigo.

¿Cómo se juega a Warhammer 40.000 Eternal Crusade?

El título de Behaviour está disponible en PC en Early Access, aunque tuvimos el placer de jugar en su versión de PS4 en las oficinas de Londres. En unos combates a muerte frente a otros periodistas europeos pudimos saborear una parte de lo que sus creadores quieren hacernos sentir en sus partidas.

La forma de jugar como os decíamos antes es muy similar a la de Gears Of War o World Of Tanks. Una de las cosas más interesantes de este juego es que no sólo compiten soldados, sino que también hay vehículos y armas fijas en acción en cada batalla. Cuando empezamos la partida elegimos la facción con la que vamos a luchar, para posteriormente elegir también la clase que nos va a definir. Una vez elegidos estos parámetros podemos elegir ver el mapa mundial de batalla para elegir el combate en el que queremos entrar o dejamos seleccionarlo al juego directamente pulsando sobre "jugar ya". Desde ese momento saltamos a la pantalla de despliegue donde podemos elegir un lugar desde el que comenzar la partida. Desde ella también veremos los objetivos a conquistar y la situación actual de la partida.

Warhammer 40.000 Eternal Crusade

Podemos elegir entrar directamente en el campo de batalla a pie o bien hacerlo a los mandos de uno de los tanques disponibles, algo que veremos más tarde. Una vez entramos en la batalla practicamos el mapeado del mando, que en este caso de PS4 tiene un ajuste que no nos termina de encajar, como es que la acción de correr se activa con el botón círculo, lo que sin duda es un poco confuso a la hora de dirigir nuestra mirada y correr. De todas maneras es una configuración a la que nos podemos acostumbrar y que usan otros muchos juegos. Previamente hemos elegido una configuración de armas y equipamiento para nuestro personaje, algo que influirá en las armas que tendremos disponibles, tenemos desde la típica configuración de fuego pesado, hasta aquella en la que disponemos de armas cortas y espadas mecánicas, con unos dientes de sierra letales.

Este es un punto interesante, el del combate cuerpo a cuerpo y a distancia. Y es que durante las partidas vimos un claro desequilibrio en esta área. Era prácticamente hacer frente a un soldado con espada y escudo con nuestra arma automática, mientras que cuando atacamos desde la distancia a uno de estos “espadachines” con un arma pesada los daños no son tan fuertes. Es un punto que debe mejorar mucho porque disfrutan de cierta ventaja los soldados que optan por la configuración de combate cuerpo a cuerpo. Pero esto es algo que se solucionará próximamente.

Warhammer 40.000 Eternal Crusade

El combate nos permite hacer coberturas con numerosas estructuras y objetos del mapa, incluso podemos apoyarnos sobre algunas vayas o coberturas para pasar a una perspectiva en primera persona que nos permita apuntar de forma directa y más reposada al enemigo. Mientras que en PC la experiencia es muy fluida, de momento la versión de PS4 muestra algunos lag y fallos que deben pulirse, y mucho. Las sensaciones que nos ha ofrecido han sido muy positivas, sobre todo por todas las opciones de personalización disponibles y por el juego que nos dan los vehículos dentro de las partidas. Unos vehículos que pueden ser tripulados hasta por seis jugadores, desde el piloto hasta artilleros de distintas armas.

Como decimos hay algunos aspectos que nos generan dudas sobre cómo se desarrollarán en el futuro, como la ganancia de terreno de los distintos clanes en el mapa mundial y cómo se compensará el combate cuerpo a cuerpo que actualmente se muestra tan desequilibrado. Un apunte importante es que no habrá juego Cross Plattform entre las versiones de PC y PS4, aunque es una gran noticia para los usuarios de la consola, ya que el nivel que han alcanzado algunos jugadores en la versión de sobremesa es sencillamente imbatible para un jugador novel de Eternal Crusade.

Warhammer 40.000 Eternal Crusade

Desde luego este Warhammer 40.000 Eternal Crusade se va a convertir en la referencia de los juegos de acción para los fans de Warhammer, y quizás deba pulir aún algunos detalles para coronarse como uno de los FPS masivos de referencia, pero desde luego Behaviour está en el buen camino, en PC todo marcha de maravilla, a PS4 aún le quedan buenas dosis de optimización técnica y gráfica, pero la base ya es muy robusta y sobre todo divertida. Lo que está claro es que la llegada a PS4 de este título aún necesitará de varios meses para ser lanzada, pero de momento es un gran punto de partida, y si sabe jugar bien sus cartas puede ser un título de referencia del género en PS4.

Lecturas recomendadas