Principal Willow
Reportaje

Willow - Los juegos basados en la película de Lucasfilm

Por David Martínez
-

En 1988 los chavales de la época flipamos con Willow, una aventura de espada y brujería tras los pasos de El Señor de los Anillos, que también tuvo adaptaciones a videojuego: una aventura gráfica, una estupenda recreativa y un juego de rol para NES.

Willow Ufgood se cuenta entre los héroes legendarios del cine de los años ochenta. Un "peck" interpretado por Warwick Davies, capaz de las aventuras más épicas y divertidas.  Si no os acordáis de aquella película, dirigida por Ron Howard y producida por George Lucas, aquí podéis leer nuestra crítica de Willow. De hecho, es importante que volváis a verla, porque hace unos meses Ron Howard manifestó su intención de hacer la serie de TV de Willow.

Y del mismo modo que había ocurrido con la mayoría de las películas de la época (Cazafantasmas, Los Goonies, Regreso al Futuro II, Gremlins...) Willow también tuvo su adaptación jugable. De hecho fueron tres, muy diferentes, desarrolladas por Capcom y Mindscape. Antes de sumergirnos en ellas, os preguntaremos, ¿cuál es el dedo capaz de dominar el mundo? Evidentemente... el del botón de salto y disparo. 

Willow de Mindscape

La primera versión que llegó al mercado fue la adaptación para ordenadores personales: Atari ST, Amiga, PC y Commodore 64. Era una especie de aventura gráfica, que recorría los momentos más importantes de la película, a través de un texto. La historia se podía leer sobre un pergamino (con algunas ilustraciones) y en los pasajes más importantes aparecían palabras destacadas, que se podían clickar, como un link en una página web. Estas palabras nos llevaban a una serie de minijuegos, que recreaban los momentos de acción.

Willow 3

Si la parte "narrativa" no era gran cosas, los minijuegos de Willow no mejoraban el nivel. Había un laberinto en primera persona -en que nos movíamos con un cursor- y otros en perspectiva isométrica, en los bosques de Nokmaar, con unas animaciones "medievales". Los combates, controlando a Madmartigan en scroll horizontal y los hechizos no conseguían mejorar el conjunto.

Willow 2

La música, al menos, sí recordaba la excelente banda sonora de James Horner (estropeada por los tonos MIDI de los ordenadores)

Willow, la recreativa

Justo en el lado opuesto al juego de Mindscape, es decir, en el de los grandes títulos, nos encontramos con este arcade desarrollado por Capcom en 1989. Corría sobre la arquitectura de una placa CPS 1, y nos invitaba a recorrer seis escenarios de la película acompañando a Madmartigan y a Willow (en algunos niveles podíamos escoger). Su desarrollo es muy similar al de Three Wonders, como juego de acción horizontal, que mezclaba plataformas y combate. 

Willow 5

Repartidos por el escenario, nos encontrábamos magos búho, que nos vendían mejoras, y enemigos increíblemente fieles a los que aparecían en la película: los soldados de Bavmorda y sus perros de presa. Técnicamente Willow era un prodigio, que destacaba por los niveles en movimiento (en un carro tirado por caballos, deslizándonos por la nieve o navegando en barca. Pero sobre todo, esta recreativa se nos quedará grabada en la memoria por esa recreación del dragón de dos cabezas, tan espectacular como en la película.

Willow 7

Aunque Willow contaba con voces digitalizadas, la banda sonora no tenía nada que ver con la que escuchamos en la película. Quizá este (junto a una duración ajustada y una dificultad por las nubes) son sus únicos puntos flacos. 

Willow 6

Willow para Nintendo NES

Aunque el cartucho de NES también está firmado por Capcom, su desarrollo no tiene nada que ver con el anterior. De hecho, la consola de Nintendo recibió un juego de rol y acción que tenía un enorme parecido con The Legend of Zelda (más que con la película, ya que Willow iba armado con una espada y un escudo). Y aquí no acaban las licencias. Ya no se trata de proteger al bebé Elora Danan de las huestes de Bavmorda, sino de mediar en una batalla mucho mayor, entre los poderes del cielo (Bavmorda) y de la tierra (Fin Raziel). 

Willow 10

Como RPG de acción, se trata de uno de los mejores exponentes que aparecieron en la consola de ocho bits de Nintendo. Tenía combates ágiles, escenarios variados, que reflejaban un mundo de fantasía, y diálogos con los principales personajes de la película. La ejecución de Willow era tan buena, que se le podía perdonar su escaso parecido con la película. 

Willow 9

Tanto el sistema de progreso, a través de puntos de experiencia, como la cantidad de ítems disponibles (armas y equipo mágico) estaban equilibrados y conseguían una experiencia "rolera"muy profunda.

Willow 8

Puede que ninguno de estas tres versiones de Willow se colocase entre las mejores recreativas de espada y brujería, pero se quedó cerca. Aquí podéis ver también nuestro reportaje con las mejores recreativas de todos los tiempos y los 20 mejores juegos de NES.

Si queréis jugar vuestros cartuchos clásicos, os dejamos con nuestro análisis de Retron 5, la consola compatible con NES (o Famicom) Sega Megadrive, Super Nintendo, Game Boy, GBC y Game Boy Advance, y gracias a un periférico, con Master System (cartuchos y tarjetas) y con Game Gear. 

Lecturas recomendadas