Reportaje

Wolfenstein y la música de los 60: mucho más que una parodia

Por Roberto J. R. Anderson
-

Wolfenstein: The New Order, recién lanzado esta semana, nos ha sorprendido con su elaboradísima iniciativa de crear para su universo alternativo un equivalente de las canciones pop que triunfaron en la cultura occidental durante los 60.

Si estáis al tanto de la nueva entrega de Wolfenstein, desarrollada por MachineGames y producida por Bethesda para PC, PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360 y Xbox One, sabréis que el juego nos sitúa en un universo paralelo en el que la Alemania nazi obtuvo la victoria en la Segunda Guerra Mundial. Es 1960 en un mundo dominado por los nazis, con todo lo que ello implica. En nuestro mundo, los 60 fueron una época de explosión creativa a nivel musical, pero... ¿qué pasaría en este universo alternativo?

Los creadores del juego ya dieron muestra de su buen gusto musical hace un año, cuando acompañaron su teaser tráiler con la mítica All Along the Watchtower de The Jimi Hendrix Experience, versión a su vez de la canción original de Bob Dylan. Y en un tráiler posterior ya parodiaron la portada del disco Abbey Road de los Beatles, como os hemos mostrado en nuestro reportaje de la historia alternativa de Wolfenstein.

Neumond Recording Company

Pero ahora que ha llegado el momento de promocionar el lanzamiento del juego, han ido mucho más allá. Como parte de la campaña de marketing y y del mundo en el que transcurre el título, han creado una discográfica ficticia para ese universo paralelo, la Neumond Recording Company, que dispone de unas cuantas canciones realmente interesantes. Para este proyecto, Bethesda contrató los servicios de la compañía Copilot, que se dedica a la producción musical y cuenta con compositores en su plantilla.

Algunas de las canciones de este proyecto son versiones "alemanizadas" de clásicos del pop, mientras que otras son nuevas composiciones que se inspiran en elementos característicos de artistas célebres de aquella época. Atentos a su vídeo de presentación:

Impactante, ¿eh? Pues fijémonos más a fondo en algunas de las canciones de la Neumond.

House of the Rising Sun

Probablemente conozcáis la canción House of the Rising Sun. Es un tema folk tradicional, que nadie sabe muy bien de dónde salió originalmente pero cuya grabación más antigua conocida data de 1933 ó 1934 (y quien la había grabado afirmó haberla aprendido de su abuelo). Sin embargo, la versión más famosa llegaría en 1964, interpretada por los ingleses The Animals en pleno nacimiento del folk rock.

En el mundo de Wolfenstein: The New Order, sin embargo, esa versión de gran éxito llegaría de la mano de Wílbert Eckart und seine Volksmusík Stars, uno de los grupos de la Neumond Recording Company. Os dejamos con esta peculiar versión y la de The Animals, para que podáis comparar.

A lo largo de los años ha habido innumerables versiones de House of the Rising Sun por parte de todo tipo de artistas. Nos gustaría destacar la de Muse (de 2002), que modernizó de manera extraordinaria el concepto con guitarras más contundentes y elementos de space rock.

Boom Boom

¿Qué mejor canción para un juego como éste que una que suena como los estallidos de las bombas? El estadounidense John Lee Hooker escribió esta canción blues y la lanzó en 1962. Fue un gran éxito, y también tiene su versión en el mundo de Wolfenstein, obra de un tal Ralph Becker.

Por cierto, The Animals también hicieron una versión bastante exitosa de Boom Boom.

Nowhere to Run

Otra de las canciones transformadas es Nowhere to Run, que el grupo vocal femenino Martha and the Vandellas llevó al éxito en 1965 y que ahora interpretan Die Partei Damen (Las Damas del Partido) en una curiosa mezcla de inglés y alemán.

Mond, Mond, Ja, Ja

Pasamos a las canciones que no son simples versiones, sino temas nuevos que se inspiran en artistas de aquella época. Os presentamos a Die Käfer, los equivalentes a los Beatles en este mundo. Die Käfer significa "los escarabajos" en alemán, y recordemos que Beatles es un juego de palabras entre beetles ("escarabajos" en inglés) y beat.

El "Ja Ja" de esta canción es una clara referencia al "yeah yeah" de She Loves You de 1963, aunque la canción es bien distinta (su ritmo recuerda un poco al de Twist and Shout, que a su vez es una versión de The Top Notes).

Por cierto, aquí va un dato muy curioso y apropiado para la ocasión. Los propios Beatles grabaron en su día versiones en alemán de She Loves You y I Want To Hold You Hand, ya que la división alemana de su discográfica pensaba que la única manera de tener éxito en el mercado de ese país era lanzando canciones en su idioma. Los Beatles aceptaron a regañadientes, y tras la experiencia de la grabación acabaron tan hastiados que aseguraron que no volverían a cantar en un idioma que no fuese el inglés.

¡Esas versiones en alemán hubieran quedado genial en el juego! Pero el coste de sus derechos debe estar por las nubes, claro. Y bueno, de todos modos la canción de Die Käfer está muy lograda.

Weltraum Surfen

Los Beach Boys (California, Estados Unidos) son posiblemente el grupo americano más destacable de la historia, y durante la década de los 60 su prodigioso líder Brian Wilson les llevó a una cima creativa cuyo punto más álgido llegó con la grabación de Pet Sounds y Smile, obras maestras del rock psicodélico.

Wolfenstein nos presenta a sus equivalentes The Comet Tails, cuya canción se inspira en los inicios de los Beach Boys, marcados por el surf rock. Y esta vez se trata de... ¡surfear el espacio (Weltraum Surfen)!

Tapferer kleiner Liebling

Otro de los puntazos de este mundo alternativo es una parodia del Hey Paula (1962) del dúo pop Paul & Paula (Texas, Estados Unidos). ¡Pero en esta ocasión son Karl & Karla!

Zug nach Hamburg

Esta canción de Die Schäferhunde parece estar inspirada por el Last Train to Clarksville (1966) de The Monkees (California, Estados Unidos). Pero esta vez el tren no va a Clarksville, sino a Hamburgo.

Aplaudimos la iniciativa

Este proyecto es un homenaje extraordinario a la música de los 60, y Copilot ha conseguido crear canciones muy meritorias y bien producidas que encajan de forma excelente con lo que nos ofrece el juego de Bethesda y MachineGames.

Si os habéis quedado con ganas de más, tenéis aún algunas otras canciones que podéis descubrir en la web de la Neumond Recording Company. Y si queréis leer algo más sobre el proceso de creación de estos temas, os recomendamos este artículo de The Wall Street Journal (en inglés).

Wílbert Eckart und seine Volksmusík Stars

Lecturas recomendadas