X-Men años 90
Reportaje

X-men - ¿Cómo acabó la serie animada de los años 90?

Por Jesús Delgado
-

X-men fue una de las grandes series animadas de los años 90. ¿Pero recordáis su final? Si no es así, os recordamos cómo acabó la serie animada de la Patrulla-X, que tanto nos moló hace veinte años.

Seguimos en racha con los finales de las series animadas. En esta ocasión saltamos del anime y de los títulos nostálgicos ochenteros para avanzar una década, a los 90. Así podremos hablaros del final de una de las series animadas mejor valoradas y recordadas que se basan en un cómic de superhéroes: X-men

Como ya os contamos en el reportaje dedicado a la serie animada de X-men, esta serie fue uno de los tres grandes títulos de la animación basada en cómics de superhéroes, con permiso de las series de Spider-man y Batman: The Animated Series. Aunque en España, posiblemente la recordemos por ser uno de los programas que podíamos ver al salir del colegio o del instituto a eso de las 6 de la tarde junto a otras series de culto como  Lupin III u Oliver y Benji. De ahí que para muchos su cabecera sea aún una sintonía tan familiar. 

No obstante, como siempre nos gusta recordaros. Esta serie de X-men tenía un opening común para el mercado internacional. Pero también contó con otros dos propios de Japón, los cuales os mostramos a continuación. Es posible que en ellos apreciéis significativos cambios respecto al opening original. Esto se debe a que estas piezas de animación se hicieron dedicadas al espectador japonés, obedeciendo a los cánones y a las reglas estéticas del país nipón, en aras de hacer más atractiva la serie para dicho público. 

Del cómic a la pantalla

X-men: La serie animada fue un producto abanderado por la extinta Fox Children's Network, una rama de la cadena Fox destinada al público infantil. Este programa se convirtió en su punta de lanza de los años 90, emitiéndose por vez primera en 1992. Saban (los mismos responsables de Power Rangers) fueron sus responsables, encargando la producción a los estudios de animación coreanos AKOM. Cabe hacer notar que no fue un proyecto 100% original, sino que vino precededido por un anterior fallido intento de adaptar a los X-men a serie animada. Y a pesar de que el anterior proyecto hizo aguas, este fue un autentico pepinazo.

La serie narraba los principales episodios de los X-men desde su creación en 1963 hasta el momento de su emisión, repasando los mejores cómics del grupo. Pero con un cambio sustancial, ojo. La estética de la serie sería la de los personajes tal y cómo los dibujara Jim Lee durante su etapa marvelita. De esta manera, se hacía un retcon de los episodios del cómic, traduciéndolos a serie animada.

Además para que adaptación pudieran verla niños se hubo de pagar un precio: el tono. Si bien es cierto que temas como el divorcio, la religión o incluso el SIDA fueron tratados a modo de metáfora o fábula mediante esta serie, parte del tono original, bastante más duro, se suavizó. Sirva como ejemplo el caso de Proteus (La cualidad del odiado), el hijo de Moira MacTaggart, quien en los cómics no era un niño asustado y enfadado por el divorcio de sus padres precisamente, sino una insaciable máquina de matar y de consumir vida. 

De la misma manera, temas como la Muerte de Jean Grey. Días del Futuro Pasado y argumentos igualmente trágicos fueron muy suavizados y edulcorados para el público infantil. Aún así, la serie siguió gustando mucho y tuvo una excelente acogida durante sus cuatro primeras temporadas. Y decimos cuatro primeras, porque la quinta fue algo que se escapó de las manos de la cadena.  

El final original, que no llegó

Como os contábamos, en un principio, la serie animada de X-men pretendía acabar en la cuarta temporada. El final, claro, iba a ser apocalíptico, en el más amplio sentido del término. Y es que la Patrulla-X iba a acabar luchando su última gran pelea contra el malvado Apocalipsis, quien se había consagrado como el principal y mayor villano del show. Esto se iba a narrar en la trama de Beyond Good and Evil (Más allá del Bien y del Mal), que abarcaría los episodios 8 a 11 de esta temporada  4.Tras derrotar al villano, con ayuda de héroes y villanos del pasado y del futuro, el grupo triunfaría y lo enviaría al plano astral, encerrándolo a perpetuidad allí. Tras esto, se esperaba que los héroes se desbandaran, pues ya el mundo no necesitaba de su protección. 

No obstante, el éxito del show hizo que Fox se lo pensara mejor y, en el último momento, encargara nuevos episodios. De esta manera la temporada se alargó seis capítulos más, en tanto llegaba la quinta temporada. Y casi que mejor que no lo hubieran hecho. Puesto que el control de calidad se vio resentido. Y, de hecho, los episodios de esta nueva tanda fueron arrastrando bastante fallos como errores de racord en el diseño de personajes, tramas cada vez más flojas, etc..

Todo esto, empero, ocurrió porque al improvisar esta extensión de la serie, Saban, los encargados de ella, se dieron cuenta que los estudios de AKOM no estaban disponibles. Lo cual les hizo depender de otros estudios no tan brillantes, los Philippine Animation Studio, que ya habían realizado la segunda temporada de la serie animada de Fantastic Four, aunque no con grandes resultados, por cierto.

De hecho, la quinta temporada se resintió bastante tanto en cuanto a interés de los episodios como en animación se refiere. Muy a pesar, ojo, de adaptar tramas como la de La Falange, el origen de Mr. Siniestro o incluso el regreso de Apocalipsis. La serie siguió un errático curso hasta el decimocuarto episodio de esta temporada 5 de X-men. Esta historia final, titulada Graduation Day (Día de Graduación), adaptó libérrimamente la trama del Juicio de Magneto (Uncanny X-Men Vol 1 200, 1985), mezclado con otros relatos de los cómics.

Este series finale planteaba a Magneto a punto de organizar un golpe de estado a nivel mundial, realizando un levantamiento en Genosha. Esto, a su vez, ocurría como represalia al atentado que sufría Charles Xavier a manos de Gyrich, un agente gubernamental anti-mutante. Los X-men, en lugar de enfrentarse a villano, trataban de negociar con él para que les ayudara a mandar un mensaje a las estrellas que Xavier, comatoso, estaba tratando de envíar a su consorte, la emperatriz Sh'ar Lilandra. 

Tras despertar eventualmente del coma, Xavier agradecía a su amigo y a sus alumnos que dejaran sus diferencias a un lado para ayudarle. En ese momento, llegaba Lilandra en una nave y se lleva al profesor con ella para que su amante recibiera un tratamiento adecuado para sus heridas. Los X-men y Magneto veían partir a Xavier desde el patio de la mansión, en tanto se preparaban para encarar un incierto futuro. 

Y este habría sido el final de la serie. Y, de hecho, os lo podéis tomar como tal. Porque después de este episodio, la serie de X-men acabó. Ciertamente, tormenta reaparecería en las Secret Wars de la serie animada de Spider-man, pero este sería el último capítulo. Ahora bien. Aquí no acabó la cosa.

Del cómic a la tv, y de la tv de vuelta al cómic

La serie animada de X-men funcionó tan bien como producto que en Marvel Comics no quisiera desaprovechar este tirón. De ahí que tras la cancelación del programa en los 90, la editorial de cómic lanzara Adventures of X-men. Esto era un cómic que se ambientaba en el universo televisivo, narrando durante varios números los hechos que no pudieron ser emitidos en televisión. Esta serie permitiría la introducción en las historias de personajes como Hulk (cuyos derechos no los tenía Fox, luego no pudo tener crossover con los X-men televisivos) o rescatar tramas como la de Drácula, traer de vuelta a Factor-X o, incluso presentar personajes del Universo Marvel como el Hombre Cosa o el Tribunal Viviente, una de las entidades más poderosas de Marvel. Esta serie de cómic no obstante, solo duraría 12 números, finalizando en 1998.

Y así parecía que la serie de 1992 de X-men había dicho su última palabra. No obstante, Secret Wars 2015 tuvo el acierto de rendir tributo a esta continuidad, distinta de los cómics (para esto de la continuidad, os recomendamos leer el artículo sobre el Multiverso Marvel). Durante este crossover se estableció que uno de los multiverso oficiales de Marvel era el de sus series de televisión. Este universo televisivo de Marvel se conocía como Tierra 92131 y sería rescatado del olvido en la mini-serie X-Men '92, la cual seguiría la serie allá donde nos quedamos, introduciendo algunos nuevos elementos.

Aunque el primer volumen de X-Men '92 duró únicamente cuatro números, desde 2016 Marvel publicó un segundo volumen de la serie en forma de colección. Desgraciadamente, este volumen 2 de X-Men '92 actualmente va por su décimo número y en febrero de 2017 cerrará la trama abierta. Si bien el volumen 1 fue publicado durante el evento de Secret Wars 2015, y aún puede encontrarse en librerías, no tenemos fecha para la publicación de este segundo volumen en nuestro país. Por lo que si os interesa, os recomendamos que estéis al tanto de las noveades de Panini, preguntéis en vuestra tienda de confianza o que adquiráis el volumen 1: World is a Vampire o su volumen 2: Lilapalooza. Eso sí , estos últimos únicamente están en inglés.

Además, si os pica la curiosidad, y os puede la nostalgia, sabed que la serie animada de X-men se puede encontrar también DVD. A precios bastante atractivos y también doblada al castellano. Así que no tenéis excusa para no volverla a ver. Salvo que, claro, os dé miedo que no haya envejecido bien. 

X-men: serie animada DVD

Si os ha gustado este reportaje, no dejéis de visitar nuestros otros viajes al recuerdo, tales como:

 

Lecturas recomendadas