Reportaje

Ya hemos leído... Diablo 3: La Espada de la Justicia

Por Jesús Delgado
-

Hoy os traemos la reseña de Diablo 3: La Espada de la Justicia, la última adaptación a cómic del popular videojuego de Blizzard Entertaiment. En él, se exploran los eventos acontecidos entre la segunda y tercera parte de Diablo. 

Norma Editorial ha publicado recientemente Diablo 3: La Espada de la Justicia. Este título, escrito por Aaron Williams y dibujado por Joseph Lacroix. Este título supone una inmersión profunda en el trasfondo de los episodios anteriores a Diablo 3 ,respondiendo a una cuestión bastante importante para los seguidores del lore del juego: ¿Qué fue de la espada de Tyrael?

Esta pregunta, que puede parecer baladí, no lo es tanto al prestar atención a la historia de esta saga. Si recordáis el final de Diablo 2: Lord of Destruction, la Piedra del Mundo era corrompida y Tyrael debía usar su espada para destruirla, y con ella también el monte Arreat bajo el que estaba escondida. Con este acto, el ángel era devuelto a los cielos, pero desarmado. Pues bien, con Diablo 3: La Espada de la Justicia descubrimos qué pasó con su arma y qué papel jugó en los episodios anteriores al videojuego.

La historia de Williams así nos presenta al joven Jacob, un habitante de la aldea Staalbreak de los páramos aledaños al crater del destruído Arreat, que ahora vaga por los desiertos cercanos a Lut Gholein, huyendo de su gente, la cual ha sucumbido a una terrible plaga. Los pasos de Jacob le conducirán al interior del desierto en donde una "antigua" profecía le abocará a encontrarse con la espada del ángel y convertirse en su portador.

Del resto no os contamos, en su lugar, os sugerimos la compra de este cómic. que recoge los cinco capítulos originales de esta mini-serie editada por DC Comics en 2011/2012 en un único tomo. Diablo 3: La Espada de la Justicia consta en total de 112 páginas, publicadas en formato rústica, y su precio es de 14,00 euros. 

Ahora bien, si lo que queréis saber es si este cómic es un regalo envenenado, al igual que todos los dones del Señor del Terror, o en cambio una auténtica maravilla realizada por sabios horadrim... entonces, os veo en el siguiente parrafo, mis queridos nephalem...

La oscuridad de Santuario, en viñetas

Lo primero que a un lector le ocurrirá al abrir y leer las primeras páginas de Diablo 3: La Espada de la Justicia será que se encontrará con una obra lenta y poco atractiva. Esto, que puede ser una frase lapidaria y que debiera de condenar al ostracismo a esta obra, sin embargo no es más que una advertencia para obligarnos a leer con más detalle el contenido de un cómic, que como suele pasar con las adaptaciones a viñetas de un videojuego, oscila entre lo pasable y satisfactorio.

Siendo justos, la historia que nos presenta Aaron Williams no es mala del todo. Cuenta con un ritmo adecuado y los personajes están lo suficientemente bien definidos que pueden estarlo, teniendo en cuenta que se trata de una obra de fantasía oscura basada en trabajos de terceras personas. Además, la narración, los dialogos y las motivaciones de todos los actores de esta historia están lo suficientemente bien definidos como para que al menos en cuanto a trama Diablo 3: La Espada de la Justicia supere con creces a buena parte de la gran morralla del género de la fantasia épica que se ha publicado hasta la fecha.

Otro punto a favor de la obra de Williams es que no precisa ser un conocedor de la historia de Diablo para saber por dónde van los tiros. A lo largo del cómic, el guionista tiene la suficiente delicadeza de explicarnos lo justo a través de pequeñas pildoras todo el trasfondo del mundo de Diablo como para que no nos perdamos. Esto hace que si el escritor así lo hubiera querido su historia pudiera ser completamente original sin necesidad de apoyar en los videojuegos. Haciendo, eso sí, alguna leve modificación.

Harina de otro costal es Josep Lacroix, autor que curiosamente es uno de los responsables del artbook El Libro de Tyrael, que saldrá en octubre de este año. Aunque sus trabajos en el citado libro son de una calidad muy fina y detallada, tal y como se ha podido ver en las previews de la susodicha obra, en el presente cómic Lacroix nos lo pone muy dificil.

Con un estilo de dibujo sucio y poco detallado, Lacroix hace muy poco bien a las brillantes cinemáticas de Blizzard dibujando en Diablo 3: La Espada de la Justicia. Esto, sin embargo, posiblemente no se deba tanto a una falta de talento en el ilustrador, como a la mala elección de no contar con entintadores y coloristas auxiliares, dos roles que normalmente están muy infravalorados y que en este caso hubieran mejorado con creces el resultado final.

Ahora bien, en defensa de Lacroix se debe decir que utiliza muy bien las composiciones y que sus viñetas están construidas más que adecuadamente y que reflejan la acción que el guión pretende mostar de una forma soberbia. Esto pues compensa su pobreza y su falta de homogeneidad en los detalles y en la construcción de los cuerpos con una excelente construcción escénica que ya quisieran para sí muchos otros artistas.

El resultado final, pues, es que Diablo 3: La Espada de la Justicia es una obra en torno a la media, y quizá con algunos puntos de más, que posiblemente a los lectores que no conozcan el juego les resulte insulsa, anodina e incluso tópica. ¿Pero y los fans del juego? Esos se lo pasarán teta, incluso aunque no les guste el dibujo.

No nos engañemos. Diablo 3: La Espada de la Justicia, al igual que la mayor parte de los cómics y novelas basados en videojuegos, no está hecho para un público generalista. Está hecho por y para freakazos que pasan horas y horas machacando el juego y sentando cátedra en foros de Internet acerca de qué interpretación es más valida de la historia del título o cuál es el mejor método para matar a tal enemigo final y conseguir el  botín con el equipo "más tocho" que pueda soltar.

Por tanto a tí, fan de Diablo, te decimos: si te chifla el mítico título de Blizzard Entertaiment, entonces te aseguramos que Diablo 3: La Espada de la Justicia te gustará, aunque sea para saciar tu apetito consumidor de productos relacionados con tu RPG/ hack n slash preferido. 

Lecturas recomendadas