Análisis

Ahora me ves 2 - Crítica de la secuela de Ahora me ves

Por Raquel Hernández Luján
-

CRÍTICA DE: Ahora me ves 2 (Now You See Me 2) - DIRIGIDA POR: Jon M. Chu - PROTAGONIZADA POR: Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Isla Fisher, Dave Franco, Morgan Freeman, Michael Caine, Daniel Radcliffe, Lizzy Caplan y Jay Chou. En cines a partir del 22 de junio.ARGUMENTO: Un año después de despistar al FBI y conseguir la admiración del público con sus espectáculos mentales, los cuatro jinetes vuelven a la luz pública, pero un nuevo enemigo se propone arruinar su golpe más espectacular y peligroso hasta la fecha...

¿Nueva reunión de portentosos magos, ilusionistas, hipnotizadores y prestidigitadores? ¡Eso parece y con la intención de arrasar en taquilla reproduciendo el espectáculo de 2013! Tras el inesperado éxito de la Ahora me ves que con un presupuesto de 75 millones de dólares se hizo con una taquilla de cerca de 118 Ahora me ves 2 irrumpirá con fuerza en carteleras intentado que el público pique de nuevo el anzuelo.

Si les "compras" el truco o los pillas in fraganti ya es cosa de tu nivel de incredulidad... pero los cuatro jinetes cabalgan de nuevo a lomos del guión de Ed Solomon.

Daniel Radcliffe, que está decidido a dejar de estar encasillado en el rol de Harry Potter que tanta fama le dio y acumula proyectos tan variopintos y polémicos como Swiss Army ManHornsKill Your DarlingsFrankenstein o Brooklyn Bridge, interpretará en Ahora me ves 2 al hijo de Michael Caine llamado Walter Mabry: un prodigio de la tecnología que llevará a los protagonistas a cometer su mayor robo. 

Junto a él veremos también al actor taiwanés Jay Chou que apareció en La maldición de la flor dorada y a Lizzy Caplan que dará vida a Lula, el nuevo rol femenino que reemplazará a Henley después de que Isla Fisher declinara volver a la secuela. El relevo resulta especialmente forzado, sobre todo porque la salida de la actriz se resuelve con dos líneas de diálogo, pero el sentido del humor que le han inculcado al personaje no está mal y ayuda a aligerar la propuesta como alivio cómico.

 

El resto del reparto de Ahora me ves 2 se mantiene tal cual, de modo que veremos a Michael Caine, Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Dave Franco, Morgan Freeman y Mark Ruffalo en los mismos papeles. Eso sí a Louis Leterrier le sustituye Jon M. Chu (G:I Joe: La venganza) en la dirección.

El resultado es desigual en cuanto a ritmo con momentos muy atronadores y otros más planos pero con un acabado final muy espectacular que tratará de llegar al mismo público que la primera entrega asumiendo la tarea de dar más explicaciones y de redondear las aristas que quedaron sin pulir entonces. 

A su favor reman los intérpretes que hacen en general un buen trabajo a pesar de que Harrelson y Radcliffe parecen un poco pasados de vueltas (sobre todo el primero que se desdobla con un hermano gemelo un tanto insufrible) y algunas secuencias muy elaboradas en las que hay alguna que otra sorpresa como los trucos de magia que llevan al gran engaño final (es especialmente estimulante el truco de Atlas de la lluvia detenida y avanzando a la inversa). Pero... una de cal y otra de arena, porque otras como la de la carta que viaja de jinete en jinete es demasiado larga e increíble. En general, demasiados efectos especiales que le restan verosimilitud a los números y que habrían encontrado una gran aliada en la sencillez.

El publirreportaje del complejo chino de Sands Macao (calificado como "Las Vegas oriental" y que de hecho eclipsa el éxito de los casinos estadounidenses) sobra un poco, pero se compensa con la intimidad de la tienda en la que la magia de toda la vida espera su oportunidad: sarcófagos, tanques y toda clase de estructuras destinadas a provocar la admiración de quienes no podrán explicarse dónde está el truco que hace desaparecer ante sus ojos a la estrella de turno.

¿Qué ofrece Ahora me ves 2? De primeras la oportunidad de disfrutar de nuevo de gran parte del reparto de la primera entrega y de los mismos fuegos de artificio plagados de giros de guión más o menos justificados (algunos cogidos con pinzas, pero sin llegar al límite de parecer excesivamente tramposos). Ahora bien, rebaja tu nivel de exigencia en lo que a profundidad se refiere si no quieres salir de mal humor del cine...

El tono megalómano se incrementa aún más incluso en la duración de la película a la que se le podrían restar sin esfuerzo veinte minutos sin alterar el producto y dándole mayor fluidez a la historia. La impertinencia prepotente de nuestros jinetes se suaviza en parte, lo que es de agradecer, aunque siguen siendo adalides de la justicia social asimilándose como los "Robin Hood 2.0".

Dos horas de entretenimiento puro y duro que quedan lejos de otras cintas en las que los ardides estaban mejor imbricados en la trama como por ejemplo El truco final, pero a lo largo de las cuales encontraremos algunas explicaciones a ese truco de largo recorrido que dio pie a la primera película y que llegará a su clímax al final de ésta. Huele de lejos a que tendremos nuevas noticias de los cuatro jinetes (esperemos que ya sin cambios en el apartado femenino) y del Ojo que les guía. Ahora les vemos más que nunca, sí, porque ha quedado al descubierto la tramoya. La próxima vez a ver si se atreven a alejarse de tantos focos y a atrapar al espectador tratándolo como menos ingenuo.

Valoración

Nueva dosis de magia de la mano de gran parte del reparto de la película original, que cosechó un éxito inesperado. El director recoge el testigo solucionando algunos problemas aunque con menos energía en su emulación del espectáculo.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

Es menos tramposa que su predecesora y algunos trucos son muy molones.

Lo peor

El gemelo de Harrelson, el ritmo irregular y demasiados FX en trucos alargados en exceso.

Lecturas recomendadas