Aliados
Análisis

Aliados - Crítica de la película de Brad Pitt y Marion Cotillard

Por Raquel Hernández Luján
-

Crítica de Aliados (Allied), la película protagonizada por Brad Pitt y Marion Cotillard y dirigida por Robert Zemeckis que se estrena el 24 de noviembre de 2016.

Aliados (Allied en versión original) es una pequeña gran decepción como thriller ambientado en la Segunda Guerra Mundial y uno de los mayores lastres de la película es, sorprendentemente, Brad Pitt, el gran gancho comercial para acudir al cine para millones de personas.

La calidad de sus interpretación dista kilómetros de la entrega de su compañera coprotagonista: Marion Cotillard que hace un inmenso esfuerzo por mantener a flote una película en la que no hay química alguna con el hombre con el que se supone que debería tener una tensión sexual y una química cegadora.

La película nos desplaza a Casablanca en el año 1942, durante la Segunda Guerra Mundial. Max Vatan (Brad Pitt) es un espía del bando aliado que conoce a Marianne Beauséjour (Marion Cotillard), una compañera de la resistencia francesa que tiene que fingir que es su esposa hasta completar una misión casi suicida que les llevará a tratar de liquidar a un lugarteniente nacionalsocialista. 

El marco, la baza ganadora

Vamos primero con las fortalezas de la película, que son unas cuantas y atienden, sobre todo, a un amor al cine que lleva al director a mimar cada detalle del diseño de producción, la dirección artística o el vestuario. Vaya por delante que la recreación de Casablanca se ha llevado a cabo en Gran Canaria.

Y este detalle merece que paremos un segundo a repasar las numerosas veces en las que, en los últimos años, Canarias se ha convertido en el plató de rodaje de grandes superproducciones internacionales. Entre ellas, figuran Exodus: dioses y reyes (2014), de Ridley Scott, rodada en Fuerteventura;. En el corazón del mar (2015), de Ron Howard, filmada en La Gomera y Lanzarote y Jason Bourne, que transformó Santa Cruz de Tenerife en la convulsa Atenas de las protestas por los recortes de la crisis.

Aliados, tráiler con Brad Pitt y Marion Cotillard

Otra de las grandes virtudes de Aliados es que cuente con Alan Silvestri como compositor de la música. Ya había compuesto la banda sonora de otras cintas de Zemeckis como El desafío. The Walk, El vuelo, Cuento de Navidad, Polar Express, Náufrago o Forrest Gump y se le notan los redaños. La banda sonora incluye temas clásicos como "Sing, Sing, Sing (With a Swing)" de Louis Prima, "You Are My Lucky Star" interpretado por Louis Armstrong o "Flying Home" compuesto por Benny Goodman y Lionel Hampton; un muy agradable banquete para los oídos.

Este no es el principio de una gran amistad

En Aliados hay un diálogo con el cine del star system y es insoslayable cierta comparación con esa gran pareja cinematográfica formada por Humphrey Bogart y la inmensa Ingrid Bergman en un clásico como Casablanca.

La foto fija de Marion Cotillard y Brad Pitt es buena, parece que "pegan", pero en la interacción no tienen ninguna química en absoluto (voy a evitar hablar, por irrelevante, amarillista y carente de interés para el análisis de la película en sí misma, de los problemas conyugales de Brad Pitt y la injusta y estúpida manera en la que ha salpicado mediáticamente a ambos actores). Y no será porque en la concepción de la película no se busque la complicidad entre ambos, encuadres preciosistas, escenas apasionadas, también algunas con suspense... 

Aliados (2016) - Cartel
Aliados (2016) - Cartel

Marion Cotillard realiza una interpretación hipnótica siendo a fin de cuentas el personaje más importante, complejo e interesante de la película mientras que Brad Pitt parece ausente y no consigue dar la talla a la hora de transmitir las emociones de su personaje. Decididamente su fuerte son los papeles más histriónicos como los de películas como Doce monos, Snatch: cerdos y diamantes, El club de la lucha o Quemar después de leer. El drama no es su fuerte y en Aliados su rol requería mucha más entrega.

¿Durmiendo con su enemigo?

Como curiosidad hay que apuntar que es la cuarta ocasión en la que el intérprete se sumerge en una historia ambientada en la Segunda Guerra Mundial, aunque decididamente es en la que más desganado se le ve. Las anteriores fueron Malditos bastardos, Beyond All Boundaries y Corazones de acero. Para Zemeckis es la primera vez al frente de una cinta bélica y de espías y se aprecia cierta dificultad para manejar los engranajes del suspense, aunque apunta maneras en un par de secuencias magistrales en las que sí que consigue tenerte en vilo.

Aliados

En cuanto a la vertebración de la historia, hay una auténtica china en el zapato del espectador, incapaz de recorrer con soltura el camino propuesto por el guionista Steven Knight, nominado al Premio de la Academia por Negocios ocultos y responsable del libreto de trabajos como El caso Fischer, Locke o Promesas del este. Y es que para la promoción de la película se ha utilizado un tráiler y una sinopsis que destrozan uno de los giros argumentales más importantes de la historia que se da quizás de forma muy prematura hacia la mitad del metraje.

Con todo, el juego de identidades y la fatalidad que forman parte inalienable del género resplandecen tanto como su protagonista en un epílogo en el que la cinta crece un poco. En fin, Aliados es una buena película que podría haber aspirado a ser mucho mejor, sobre todo habida cuenta del esfuerzo puesto en devolvernos un pedacito del CINE con mayúsculas de antaño. 

Valoración

Thriller muy del gusto de la vieja escuela pero en el que hay varios lastres importantes: la interpretación de Brad Pitt y un giro de guión a mitad de la película que destroza el suspense.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

Cotillard se esmera al máximo a pesar de no obtener réplica de su parteneur. El aire clásico de la narración es agradable y cómodo como su fatalidad.

Lo peor

Brad Pitt hace uno de los peores papeles de su carrera: inexpresivo, sin química con Cotillard y sin conseguir transmitir ni una sola emoción.

Lecturas recomendadas