American Gods - Review de la novela
Análisis

American Gods temporada 1 - Análisis de la serie del libro de Neil Gaiman

Por Jesús Delgado
-

American Gods temporada 1 de Starz y Amazon Prime Video adapta el libro homónino de Neil Gaiman. Analizamos en esta crítica la primera etapa de esta serie basada en una de las obras claves

Bryan Fuller y Michael Green nos han presentado este año la adaptación a serie de televisión de American Gods, la novela fantástica de Neil Gaiman. La serie, como el libro de American Gods, trata la problemática de las divinidades del Viejo Mundo en las Américas, tras su llegada al continente y cómo a lo largo de los siglos han pugnado por mantenerse vivas de una manera o de otra, lo cual nos lleva al momento presente: a una inevitable contienda entre los viejos dioses (Odín, Cristo, Anansi) y las deidas del mundo moderno (Internet, la Globalización, los Medios de Comunicación, etc...).

El hilo conductor de la antesala de esta épica batalla entre dioses en American Gods es el personaje de Sombra Moon (Shadow Moon en el original), al que encarna Ricky Whittle (Los 100). Shadow es un convicto que tras salir de prisión bajo libertad condicional es abordado por el misterioso Señor Miércoles (Mr. Wednesday), encarnado por Ian McShane. Wednesday le convence para que ejerza para él las labores de chófer, ayudante y guardaespaldas. De esta manera, Sombra comienza su periplo junto a Wednesday a través de Estados Unidos, desatando una tormenta que amenaza con arrasar los cimientos mismos de las creación.  

Emily Browning, Crispin Glover, Bruce Langley, Peter Stormare, Gillian Anderson y Pablo Schreiber completan el reparto de American Gods, una odisea épica y postmoderna, ambientada en el corazón de los Estados Unidos y que, esperamos, satisfaga tanto a los amantes de los thrillers sobrenaturales como a los fans de Neil Gaiman.

Y no os contamos más, ya que no deseamos haceros SPOILERS de esta serie que, creemos, merece verse con toda la atención posible. Lo que sí vamos a hacer, en cambio, es proponeros algunos motivos para ver esta serie. 

No es el libro original, pero nos da igual

Lo primero que hemos de tener en cuenta con la serie de American Gods de Starz y Amazon Prime Video es que no se trata de una lectura literal del libro. No pretende adaptar página por página la novela original, sino que se toma numerosas licencias. Esto, claro, puede molestar a más de un purista, que espere que la temporada 1 digiera en ocho capítulos toda la trama de la obra de Gaiman. Para bien o para mal, ya os decimos que esta aproximación a la serie es errónea y puede acarrear úlcera a más de uno. 

Si queréis saber más sobre la novela original de American Gods, esta es la review

En honor a la verdad, no obstante, hemos de decir que los primeros episodios son bastante fieles a la novela y se solapan bastante al arranque de esta. Pero claro, volver a contar lo mismo jugaría con dos handycaps en su contra. El primero, que los que ya conozcan el libro se sorprenderían ante los enormes giros narrativos que la historia ofrece. El segundo, que se perderían matices que una novela puede permitirse el lujo de perder, pero que en un producto audiovisual, que requiere "enganchar" en un tiempo más dilatado al espectador, no puede.

Y eso sin mencionar que la serie de American Gods se permite desarrolla personajes que apenas tenían más que un peso anecdótico en el libro. ¡Más aún! Ciertos "inventos" y añadidos realizados ex-professo para la serie resultan ser incluso un acierto, favoreciendo el visionado y ampliado la chicha que hay detrás de la historia. 

Sin embargo, a pesar de no ser una historia cien por cien fiel a la novela, no significa que pierda la esencia de esta. De hecho, Neil Gaiman, su creador, está implicado íntimamente relacionado con la producción. Y, más aún, la "secuela" titulada Los hijos de Anansi presta elementos para el desarrollo de la serie. Por otro lado, Bryan Fuller ha prestado su personal punto de vista y forma de trabajar para llevar a a cabo una serie que tanto en elementos de escenario como de desarrollo hacen honor al tono propio de una historia de Gaiman, con sus numerosos elementos sobrenaturales y oníricos implícitos. De ahí que los fans quedarán bastante satisfechos. 

Si acaso, en lo tocante a la representación del mundo los más tiquismiquis encontrarán ciertas libertades e inexactitudes referidas al casting. Por poner un ejemplo, el hecho de asociar a la etnia negra automáticamente a las deidades egipcias o la etnicidad del propio Shadow, que nunca llega a aclararse del todo, sugiriendo ancestros indios, samoanos o africanos, pero sin llegar a concretar. Ahora bien, como decimos, son detalles que solo los muy puristas sacarán a relucir, al tiempo que se cuecen en sus propios jugos y bilis. 

Dioses de América

Al margen de las comparaciones, hemos de decir que American Gods es una historia bastante brillante y un título fresco, que vienen llenando el nicho de las series fantásticas, como serie reina del género en este año 2017. Dejando al lado cualquier consideración con la novela, se trata de una serie cuya renovación por una segunda temporada hemos de celebrar. 

Por un lado, hemos de hablar de un reparto que nos deja sencillamente sin palabras y que exprime desde el principio todos los personajes del drama, haciéndolos suyos. Si bien la idoneidad de la etnicidad de ciertos actores podría ser cuestionable, su trabajo actoral no lo es, lo cual refrenda la elección de ciertos nombres y el retrato que realizan de los mortales y dioses implicados en este "cantar épico" de la América del siglo XXI. 

Por otro, todo lo que rodea la serie resulta magistral, dotando a la narración de un tono mágico y sobrenatural sencillamente perfecto. Incluso aquellos no familiarizados o adictos a estos temas encontrarán que la puesta en escena, con una banda sonora excepcional y unas transiciones cargadas de buen gusto, un cebo irresistible para seriéfilos. 

Quizá, de hecho, las únicas pegas reales que le encontramos, más allá de si el espectador casa o no con el género fantástico, sean dos en particular. El primero, y sin entrar en SPOILERS, el tremendo cliffhanger con el que acaba la primera temporada, dejando algunos temas en el aire e inconclusos. Aunque esto se puede entender, atendiendo a que la renovación para una temporada dos de American Gods era algo que se daba por hecho.

La segunda tarita de la serie es precisamente su dilatado estilo narrativo, su calma y su capacidad para irse por las ramas, divagando y elaborando subramas. Si bien esto ofrece mucha riqueza a nivel de narración, también podemos entender que a más de un espectador esta fórmula le resulte pesada. En cambio, a aquellos que les guste una historia con un enfoque novelesco, aplaudirán esta decisión. 

En conjunto, terminamos diciendo que no saldréis defraudados y que es muy posible que acabéis enganchados a American Gods. Es una de esas series fantásticas y sobrenaturales que sabe cuando tomarse en serio a sí misma y cuando soltar un poco las riendas. Si os queréis poner al día con ella, o todavía no sabéis dónde verla, os recordamos que actualmente toda la temporada 1 de American Gods puede verse en Amazon Prime Video, completamente traducida al castellano o en VO. Además, dentro de poco podríamos ver la adaptación de cómic de esta historia llegar a nuestras costas. 

Valoración

Adaptación de la novela homónima de Neil Gaiman. Visualmente impactante y con una narrativa compleja y elaborada. Muy recomendable para los fans del género fantástico y, en especial, del escritor británico.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

El acabo visual y su puesta en escena. Su reparto. La expansión y ampliación del trasfondo. Su banda sonora.

Lo peor

Su ritmo dilatado e irregular. Las licencias narrativas que ofuscarán a los fans más puristas. La lectura simplista de la etnicidad de los personajes

Lecturas recomendadas