Análisis

Little Deviants: Análisis para PS Vita

Por Alberto Lloret
-

Si quieres descubrir qué nuevos tipos de control puede ofrecer Vita, el mejor candidado es este Little Deviants, un juego desenfadado, divertido y muy rejugable que hace uso de casi todas las nuevas funciones de la nueva portátil.

EDITADO 07/06/2016: El análisis de Little Deviants vuelve a la actualidad de la web debido a la incorporación del título al catálogo de PS Plus en junio. Si tenéis una suscripción activa al servicio online de Sony (y una PS Vita) ya podéis descargar el juego sin coste añadido y añadirlo a vuestra colección.

A una portátl como PS Vita, que cuenta entre sus grandes valores con un buen puñado de nuevos sistemas de control, le hacía un falta en su lanzamiento un juego como Little Deviants que utiliza, con generosidad y sin cortarse un pelo, casi todas las funciones de las que la nueva portátil es capaz. Y todo con un tono simpático y cargado de humor, que logra que echarse unas risas mientras se juega sea casi inevitable. Y si no, mirad aquí lo dice al respecto Sonia Herranz en su blog

La historia de Little Deviants

Los Deviants son una raza de alienígenas a los que les gusta salir a pasárselo bien... hasta que un día los malvados mechas Botz abaten una de sus naves y caen a un planeta desconocido. Allí tendrán que reconstruir su nave para poder volver a su planeta. Y reconstruir su nave implica visitar 6 zonas, en las que les aguardan 5 pruebas en cada una. Pruebas que, como ya hemos dicho, utilizan de forma extensiva todas las novedades de control de PS Vita, desde el panel y pantalla táctil al giroscopio, el micro o las cámaras, dando como resultado una buena colección de minijuegos que te divertirá durante muchas horas...


Las pruebas que nos aguardan en Little Deviants son bastante variadas, y van desde juegos de disparo que hacen uso de la Realidad Aumentada (nos movemos por nuestro entorno y vemos en pantalla lo que nos rodea, mientras disparamos a enemigos que no existen) a homenajes a clásicos como Marble Madness (guiar una esfera por un laberinto plagado de trampas) que hacen uso del giroscopio. Tampoco faltan pruebas de “velocidad” que nos invitan a coger la consola como si fuera un volante, puestas al día del clásico “Whack-a-mole” o juego en el que debemos golpear a los topos, pero que aquí introduce una variante: usar la pantalla o el panel táctil según la dirección en la que estén mirando los enemigos. Échale un vistazo al vídeo para hacerte una idea.

Tampoco faltan ideas curiosas, como utilizar el panel táctil trasero para deformar el terreno y así hacer que nuestro Deviant avance, o usar el giroscopio para pasar por unos aros en caída libre. Hay más ejemplos, pero tampoco vamos a reventaros todas las sorpresas. Sólo diremos que todas estas pruebas tienen varios niveles y que, dependiendo de la puntuación obtenida, conseguiremos premios de bronce (desbloqueamos minijuegos y partes de la nave), plata (ilustraciones para la galería) y oro. Además, en todos los niveles hay un objeto escondido, una mascota, que también se añade a la galería... Estos elementos alargan la vida del juego que de otro modo no daría para más de 6 o 7 horas. Aunque, por otra parte, se termina haciendo repetitivo ya que la mecánica de algunas pruebas se repite tres o más veces con cambios menores, lo que sin duda agota la capacidad para sorprender del juego antes de tiempo.

Gráficos "Little" al servicio de la diversión

En cuanto al apartado gráfico, no esperes nada impresionante. Little Deviant es colorido y brillante, pero no pasa de correcto, salvo en algún detallito puntual que sorprende. Tampoco esperes alardes en el apartado sonoro (olvidarás melodías y efectos a los 5 minutos de dejarlo y no tiene voces). Y, lo peor, no tiene modo multijugador (se incluirá vía descarga y será por turnos) y vía online sólo podrás ver los récords de tus amigos para picarte e intentar superarlos, sin más opciones de competición o cooperación. Aunque si eres de los que se pican, tendrás juego para rato.


Por todo esto Little Deviants es un título que cumple con su cometido, es decir, se convierte en una excelente piedra de toque para las capacidades de PS Vita: te muestra los nuevos tipos de control y divierte, y más aún si eres de los que te picas con los récords y quieres desbloquearlo todo. Además, es de los títulos más “económicos” del lanzamiento de la consola, lo que se agradece en estos tiempos que corren...

Valoración

Una divertida colección de minijuegos en la que se aprovechan casi todas las características de PS Vita y sabe divertir. Eso sí, le falta variedad y más modos multijugador para brillar más.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

El control, algunas pruebas, los secretos que prolongan su vida útil...

Lo peor

Algunas pruebas se repiten varias veces, no tiene multijugador, los mejorables gráficos...

Lecturas recomendadas