Análisis

Análisis de A.R.E.S. Extinction Agenda EX para Xbox 360

Por David Alonso Hernández
-

Xbox Live Arcade estrena la versión EX de A.R.E.S. Extinction Agenda, un juego de acción futurista en 2D con estilo 16 bit que llega a Xbox 360 con algunas pequeñas novedades y todo su sabor clásico intacto.

Casi 3 años después de su lanzamiento en PC, A.R.E.S. Extinction Agenda llega al bazar de XBLA con su versión EX, o lo que es lo mismo, con algunos añadidos que convierten a esta entrega para Xbox 360 en la más completa hasta la fecha.

Con un estilo de juego y un aspecto que bebe de los clásicos de la acción de la época de los 16 bits, el título de Extended Studio nos traslada de vuelta la década de los 90, cuando títulos como Metroid nos atrapaban sin remedio gracias a su intensa acción y elementos plataformeros en 2D.

En esta ocasión los protagonistas son dos robots con una amplia capacidad de ataque: A.R.E.S, que da nombre al juego, y Taurus, un nuevo aliado que se estrena en esta versión para Xbox 360 y que cuenta con una campaña propia pero con una misión común: detener el avance del Zytron, una poderosa toxina que vuelve agresivos a los robots que pueblan la tierra en un futuro repleto de máquinas.

Por supuesto, A.R.E.S y Taurus han sido creados por los humanos para ser totalmente inmunes a Zytron, por lo que les toca recorrer la estación espacial donde se ha originado la catástrofe en busca de una solución y, sobre todo, de la acción en 2D más desenfrenada.

Acción futurista con sabor 'retro'

Desde los primeros compases del juego, A.R.E.S Extinction Agenda EX deja patente su propuesta de estilo 16 bit: desde una perspectiva en 2,5D (nos movemos lateralmente, pero hay elementos en diferentes planos de los escenarios), manejamos a nuestro robot con el stick izquierdo, mientras que con el derecho dirigimos los disparos del cañón que equipa su brazo.


Un botón de ataque especial, otro que nos permite deslizarnos (hacer un 'dash', vaya) y el indispensable botón de salto completan un esquema de control clásico y que nos permite afrontar con garantías, aunque con algunas imprecisiones (de las que os hablamos más adelante), unos niveles repletos de enemigos a los que disparar, sencillísimos puzles con los que interactuar y obstáculos que ponen a prueba nuestra habilidad plataformera.

Aunque su diseño es sumamente lineal, estas fases están pensadas para ser jugadas varias veces, ya que todas ellas incluyen distintas zonas a las que sólo es posible acceder utilizando habilidades concretas y que obtenemos gracias al sistema de progreso de nuestro robot, uno de los elementos más divertidos del juego, y gracias al cual podemos añadir mejoras a nuestro armamento o posibilidades, "aprendiendo" acciones tan útiles como planear o saltar más alto.

Gracias a este sistema de progreso y experiencia los niveles van ganando en profundidad conforme avanzamos en el juego, y cada vez resulta más complicado derrotar a unos enemigos que, al caer, nos dejan piezas necesarias para regenerar nuestra salud, así como superar unos momentos plataformeros que, en ocasiones, resultan un tanto frustrantes debido a que a veces tenemos la sensación de que el control, sobre todo en los saltos, no responde tan bien como debería, lo que desemboca, a poco que nos confiemos, en continuas caídas al vacío que nos trasladan hasta el último 'checkpoint'.

Una sensación similar se desprende de algunos de los enemigos de final de nivel, todos ellos de gran tamaño, y cuyos patrones de ataque pecan de ser un tanto confusos en algunos casos concretos, aunque en general están bien resueltos y nos ponen en verdaderos apuros, sobre todo en el exigente nivel de dificultad más elevado.

En lo referente al apartado técnico, la irregularidad vuelve a ser la nota predominante en A.R.E.S Extinction Agenda EX, y mientras algunos elementos como la ambientación, la profundidad de los niveles o la fluidez general están muy bien resueltos, otros como las animaciones (demasiado 'robóticas' incluso para personajes de metal), la escasa variedad y poco atractivo diseño de los enemigos, y algunas texturas y efectos de baja calidad, hacen que, en este aspecto, el título de Extended Studio cumpla, y que hasta ofrezca momentos reseñables gracias al acompañamiento de su movida banda sonora, pero que no soprenda ni resulte particularmente atractivo. 

Una duración bastante reducida, y que puede rondar las 3 o 4 horas en el caso de jugadores con cierta experiencia en este tipo de juegos, pone la "puntilla" a un juego capaz de convencer a los amantes más incondicionales de los juegos de acción de corte clásico, pero que falla en su propósito de modernizar el género y hacerlo atractivo a todo tipo de usuarios.

Valoración

Un juego de acción en 2D de ambientación futurista y corte clásico bastante correcto pero que acusa algunos fallos en el control, un desarrollo bastante lineal y una duración escasa.

Hobby

71

Bueno

Lo mejor

El sistema de mejora habilidades de personaje y la banda sonora, bastante movida.

Lo peor

El control en los saltos es, a veces, algo impreciso. La duración es reducida y el desarrollo lineal

Lecturas recomendadas