Análisis

Análisis de Atelier Escha & Logy: Alchemist of Dusk Sky

Por Thais Valdivia
-

Versión comentada: PS3

Por si no teníamos suficiente con una protagonista, en esta nueva entrega de la saga controlamos a un segundo personaje con el que revivir la historia desde otro punto de vista.

Parece que fue ayer cuando tuvimos entre manos Atelier Ayesha: The Alchemist of Dusk, la historia de una joven desesperada por encontrar a su hermana perdida. Pero lo cierto es que ha pasado más de un año y ya tenemos entre nosotros la secuela directa de ese título: Atelier Escha & Logy: Alchemist of Dusk Sky. Este Atelier es el decimoquinto de la famosa saga de JRPG's desarrollados por la empresa nipona Gust. Por ello no es de extrañar que hayan querido darle una vuelta de tuerca a la franquicia añadiendo algunas novedades que hagan de este Atelier Escha & Logy uno de los títulos más queridos (con permiso de Atelier Rorona y Atelier Totori). 

Una pareja muy bien avenida

La historia de Atelier Escha & Logy: Alchemist of Dusk Sky se desarrolla en un pueblo fronterizo de la capital de Dusk, Colseit. Allí vive la alegre e inocente Escha Malier, quien, tras practicar alquimia durante años, ingresa en la División de Investigación del gobierno local para servir a los habitantes que se encuentren en problemas.

El mismo día en que la chica llega a su puesto de trabajo, conoce al que va a ser su compañero de faenas, Logix Fiscario (Logy para los amigos). El muchacho ha venido desde la capital del reino expresamente para formar parte de la División de Investigación.

Juntos deben superar sus diferencias si quieren llevar a cabo todos los encargos que les manden los responsables de la División de I+D para descubrir el por qué de los numerosos desastres naturales que asolan Colseit en particular y a Dusk en general.

 Además, a lo largo de todo el tiempo que permanezcan juntos, tienen que aprender el uno del otro. Y es que, mientras que Escha utiliza métodos más tradicionales a la hora de practicar la alquimia, Logy está especializado en los últimos avances de este arte.

Como os habréis podido imaginar, al comienzo de la partida se nos ofrece la posibilidad de escoger entre Escha y Logy para poder vivir la historia desde el punto de vista de uno de ellos. Narrativamente hablando, da igual a quién elijáis, pues la historia no varía. Lo único que cambian son algunas escenas protagonizadas únicamente por el personaje principal que se controle. Dependiendo de las acciones que tomemos, y del protagonista que manejemos, desbloquearemos uno de los once finales que hay disponibles en el juego. 

Trabaja y explora a partes iguales

Al igual que el resto de entregas de la saga Atelier, el desarrollo en tercera persona está caracterizado por la exploración y la resolución de misiones. Dichos encargos son principales (relacionados con la historia y que debemos realizar para avanzar) y secundarios (tareas de alquimia, ir a "x" sitio a llevar un ítem, etc.).  Cada vez que nuestra jefa Marion nos ordene nuevas obligaciones, observamos que el esquema sigue un mismo patrón: una tarea importante y otras menos trascendentes.

Pronto vemos que los encargos se presentan en una especie de tablero de las tres en raya. En el centro de ese plano se encuentra la misión principal que tenemos que hacer sí o sí y a su alrededor las secundarias. Si al completar encargos hacemos una línea vertical, horizontal o diagonal en el cuadrante, recibimos bonus que varían en función de las líneas obtenidas.

Cada vez que completemos alguna misión, hay que dirigirse a la oficina de I+D a informar. Así ganamos bonificaciones y dinero para gastarlo posteriormente en materiales y objetos que necesitemos. Por supuesto, cuantas más misiones realicemos en los cuatro meses que nos dan de margen, mayor credibilidad ganaremos entre los habitantes del pueblo. Si no hemos informado de nada en todo ese tiempo, se nos avisa a quince día de cumplir el plazo de que debemos presentarnos inmediatamente ante Marion para comunicarle nuestros progresos (End of Term Report). Si no hablamos con ella al cabo de esos días nos llevamos una sanción. Tenemos que andar con ojo para no enfadar a la jefa.

Una vez que avancemos un poco en la trama, aparte de hacer misiones, podemos realizar investigaciones. Para hacerlas, hay que pagar una pequeña tasa. Si lo hacemos bien nos dan bonificaciones especiales como materiales para sintetizar.

Para poder hacer todas estas obligaciones correctamente, Escha y Logy tienen un máximo de cuatro meses. Y es que el tiempo es un elemento de vital importancia en el juego. Debemos ser muy cuidadosos con los días que gastamos viajando, descansando, creando objetos, etc. Si no podemos hacer todos los encargos, estos se cancelan y no obtenemos recompensas.

Como no todo es trabajar, tras informar de que hemos hecho los encargos principales, tenemos tiempo libre para nuestras cosas. Es en esos ratos cuando hay que aprovechar para mejorar como alquimistas, realizar misiones menores, explorar algunos lugares que no hemos visitado antes, etc.

Y os preguntaréis: ¿Cómo nos movemos por el reino de Dusk? Muy sencillo. Al salir del pueblo de Colseit se abre ante nosotros un pequeño mapa en el que se van desbloqueando varios puntos que son las nuevas zonas. Al indicarle al personaje que vaya a dicha sección, vemos que dentro de ese lugar hay, por así decirlo, "mini" estancias por las que tenemos que pasar y en las que nos encontramos con varios enemigos y podemos recolectar los materiales que están en el suelo (se ven fácilmente porque emiten una luz brillante). Además de a pie, podemos ir a algunas zonas en globo. Pero, como os hemos comentado antes, tened cuidado, pues a nada que os descuidéis habréis perdido tiempo y días.

Dentro de cada localización nos topamos con los llamados Field Events. Estos se activan en el momento en que se consigue un determinado número de ítems. Entre los premios que podemos ganar destacan carteles, hierbas medicinales, objetos raros y únicos, etc. También tenemos la posibilidad de aceptar un combate, del que no podremos huir, contra unos monstruos muy poderosos. 

Pelea contra los insistentes enemigos

Cada localización del reino de Dusk está infestada de todo tipo de monstruos que, en cuanto nos vean aparecer, van a por nosotros como si no hubiera un mañana. En el momento en que entramos en contacto con estas criaturas comienza la pelea. En estos divertidos, aunque un poco lentos, combates son por turnos únicamente podemos manejar a tres personajes, aunque, conforme vayamos encontrando aliados, dicho número se amplía a seis. Así, tenemos a tres protagonistas luchando activamente contra los monstruos y a otros tres esperando a entrar en la reyerta. Para ello tenemos que intercambiarles gracias al sistema intuitivo y fácil de entender. Aquellos héroes que permanecen "a la espera" van recuperándose poco a poco de sus heridas para poder estar listos en cualquier momento. Con esta medida los combates son más profundos y entretenidos, lo que le aporta aire freso a esta saga.

Por otro lado, existe la posibilidad de conectar a un personaje que esté luchando con otro que esté "de reserva". Así, uno de ellos se encargará de sustituir al otro. Y es con ese otro con el que podrá realizar un poderoso ataque conjunto. Las combinaciones son numerosas y muy entretenidas. Por supuesto, y tomando como referencia otros juegos de la saga, cuando un enemigo va a atacar un aliado podemos mandar a otro a que le cubra y que no reciba el daño.

Todos los personajes que podemos llegar a controlar poseen sus propias habilidades que les hacen únicos en combate. Ataques cuerpo a cuerpo, magia, armas blancas, rifles... Todos juntos forman un equipo muy equilibrado que hay que aprender a controlar si queremos continuar adelante.

A medida que vamos ganando combates, la experiencia que acumulamos hace que los personajes suban de nivel y aprendan ataques y habilidades cada vez más poderosas. 

Tradición y modernidad se dan la mano

Uno de los pilares básicos de cualquier título de la saga Atelier es, sin duda, la alquimia. Y en este Atelier Escha & Logy no iba a ser menos. Al tener a dos personajes de caracteres muy dispares, su uso de la alquimia también es diferente el uno del otro. Tal y como hemos apuntado antes, Escha conoce todo los secretos de la alquimia tradicional e incluso usa un caldero para llevar a cabo sus creaciones. Logy, por su parte, controla las trucos más actuales.

Además, cada uno es el encargado de realizar diferentes ítems. Por un lado, Escha crea los objetos relacionados con la curación, artefactos explosivos, recetas culinarias, etc. Logy, por su parte, es quien se pone al frente de la síntesis de armas y armaduras para él y el resto de sus compañeros de equipo.

Cabe destacar que el proceso de creación es fácil y muy adictivo. A medida que vamos subiendo de nivel podemos añadirle a cada objeto distintas habilidades para que sean mucho más poderosos. No obstante, y si tenemos un nivel de alquimia aceptable, se nos abre la posibilidad de mejorar ítems que hayamos creado previamente. 

Apartado técnico y sonoro muy aventurero

Gráficamente el juego posee unos diseños de personajes muy bonitos y bien definidos. Además, sus expresiones faciales han sido mejoradas de tal manera que presentan más emociones. Esto ha sido posible gracias al motor LTGL. El cel-shading sigue siendo el rey indiscutible del apartado técnico, aunque desgraciadamente vemos que en determinados momentos el juego pega tirones cuando estamos manejando a alguno de los protagonistas en campo abierto, lo que puede incomodar bastante. También encontramos popping y dientes de sierra en los objetos más lejanos y en las sombras de los árboles.

En lo concerniente a la banda sonora, esta destaca por sus piezas instrumentales que logran transportarnos hasta el mágico reino de Dusk. Cada héroe posee su propio tema que combina a la perfección con su manera de ser. Cada localización también tiene su hilo musical que consigue evadirnos para disfrutar aún más si cabe del juego.

En lo que respecta al doblaje, se ha incluido tanto la pista en inglés como la versión original en japonés, algo que los fans más acérrimos de este tipo de historias agradecerán. Este apartado se remata con unos subtítulos en inglés bastante asequibles.


Atelier Escha & Logy: Alchemist of Dusk Sky se puso a la venta en nuestro país el pasado 7 de marzo.  Si quieres vivir una aventura repleta de secretos y te apasiona estar horas y horas frente a la tele (la historia principal con un sólo personaje dura unas 35-40 horas) éste es tu juego. No recomendado para impacientes, ya que el desarrollo lento y pausado está marcado por largas conversaciones entre los personajes.

Valoración

Los fans de los JRPG tienen en este Atelier Escha & Logy un juego extenso que se puede disfrutar por partida doble.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Las múltiples posibilidades de la alquimia. Las opciones de los combates por turnos.

Lo peor

A la historia le cuesta mucho despegar. Encontramos fallos como tirones y popping.

Lecturas recomendadas