Análisis

Análisis de Batman Arkham Origins Blackgate

Por Roberto J. R. Anderson
-

Mientras las plataformas de sobremesa reciben Arkham Origins, 3DS y PS Vita hacen lo propio con Arkham Origins Blackgate, un juego completamente diferente que cronológicamente transcurre tres meses después del nuevo título de las otras consolas y PC. Esta entrega portátil está desarrollada por el estudio formado por creadores de la trilogía Metroid Prime.

Armature Studio, formado por algunos de los ex-miembros clave de Retro Studios que desarrollaron la trilogía Metroid Prime, se ha encargado de crear este spin-off de la saga Arkham exclusivo para portátiles. Es su primer contacto con 3DS, aunque sí tienen ya algo de experiencia con PS Vita: realizaron la adaptación para esta consola de Metal Gear Solid HD Collection, y preparan también la versión de Injustice: Gods Among Us para Vita. En cualquier caso, Batman Arkham Origins Blackgate es el primer juego propio que desarrolla Armature, sin contar adaptaciones, por lo que es una importante prueba de fuego para medir el potencial de este estudio.

Lío en la prisión

Batman Arkham Origins Blackgate comienza con una persecución de nuestro hombre murciélago contra Catwoman, que sirve más que nada como un divertido y ameno tutorial. Sin embargo, tras esta introducción Batman se alía con la gata, que le proporciona información a lo largo de la aventura para desbaratar los planes de varios villanos que han aprovechado una misteriosa explosión en la prisión de Blackgate para sembrar el caos. El Joker controla la sección de administración de la cárcel, Pingüino se ha hecho con los bloques de celdas, y Máscara Negra manda en el complejo industrial.

El grueso de la aventura se desarrolla en estas tres zonas. Pero, a diferencia de los otros Arkham, el desarrollo y jugabilidad son en 2D, aunque los escenarios están construidos en un elegante y completo 3D. De esta manera, los cambios de plano son constantes, lo cual proporciona un gran dinamismo a la aventura. Por ejemplo, al llegar al final de un camino Batman bien puede girar automáticamente a izquierda y derecha y la cámara moverse con él, o también engancharse con su batgarra al fondo del escenario para trasladarse a una senda distinta del escenario.

Batmantroid

El desarrollo está además claramente influido por la filosofía clásica de sagas como Metroid y Castlevania, con niveles divididos en numerosas salas y muchos secretos escondidos: para descubrirlos todos, primero hay que desbloquear las distintas habilidades de Batman, en forma de gadgets como la batgarra, el batarang, el lanzacabos y el lanzador de gel explosivo.

Estos artilugios, sus mejoras y otros elementos que potencian la salud y ataque de Batman están ocultos en cofres que debéis hallar a lo largo de la prisión. Eso sí, este juego no cuenta con un sistema de experiencia al estilo de los otros Arkham, y todas las mejoras se consiguen a partir de objetos hallados.

Además, la aventura está planteada de manera acertadamente no lineal: podéis entrar en cualquiera de las tres zonas en todo momento y alternar vuestro progreso en ellas a vuestro gusto. Por supuesto, para acceder a ciertas áreas necesitáis conseguir primero habilidades ubicadas en otras zonas, pero aun así la sensación de libertad está bastante lograda y hay bastantes cosas que podemos hacer en diferente orden.

Explorando Blackgate

Por lo tanto, el desarrollo está muy centrado en la exploración, y es necesario utilizar las herramientas especiales de Batman para encontrar caminos secretos y superar los obstáculos. También es fundamental el Modo Detective, que podéis activar en cualquier momento para analizar los distintos elementos de los escenarios y obtener las pistas necesarias. De esta manera podéis también localizar a los enemigos cercanos, aunque estén ocultos detrás de una pared.

Este Modo Detective se controla de manera ligeramente distinta en 3DS y PS Vita. En la consola de Sony, basta con tocar sobre la pantalla y mover con nuestro dedo el círculo que aparece para analizar con él las partes que queramos del escenario. Pero en 3DS, como la acción se desarrolla en la pantalla superior (que no es táctil), tras activar el Modo Detective tocando un botón táctil de la pantalla inferior, hay que mover este círculo con el botón deslizante. En ambas consolas el sistema funciona bien, aunque es más intuitivo en PS Vita.

Momentos de acción

Pero no todo es exploración, ya que la acción tampoco puede faltar. Hay diferentes maneras de enfrentarse a los enemigos: Batman es capaz de eliminarlos silenciosamente caminando hacia sus espaldas, lanzándose desde las alturas con una patada voladora y ascendiendo desde trampillas en el suelo.

Pero no todo es sigilo, claro, y los combates cuerpo a cuerpo son inevitables muchas veces. Éstos siguen una mecánica similar a los otros Arkham, y hay que encontrar un equilibrio entre golpear, contrarrestar los ataques enemigos y aturdirlos con la capa. Cuando un enemigo está a punto de atacar, aparece un símbolo sobre su cabeza y podéis contraatacar, aunque algunos portan armas que os pondrán las cosas un poco más difíciles.

También os esperan variados y bien planteados combates contra jefes finales. Ya podéis imaginaros que os enfrentaréis a Joker, Pingüino y Máscara Negra, que se han adueñado de las distintas zonas de la prisión, pero también os aguardan otras sorpresas.

Apartado técnico

Gráficamente se nota una clara diferencia entre las versiones de PS Vita y 3DS, lo cual es bastante razonable teniendo en cuenta la mayor potencia de la máquina de Sony. En PS Vita se mueve de manera mucho más fluida, todos los elementos en pantalla se muestran de forma más nítida, y los colores son más vívidos. Por contra, en 3DS no sólo no se ve tan bien sino que de vez en cuando sufre algunas ralentizaciones. El desarrollo y los contenidos, eso sí, son los mismos en ambas consolas.

Los niveles del juego son visualmente bastante oscuros, a tono con el personaje y su universo. El título incluye además escenas con estética de cómic que van hilando la trama.

Por otra parte, y aunque todos los textos sí están traducidos al castellano, no ocurre lo mismo con las voces, que están dobladas al inglés. Esto diferencia a este título de los otros Arkham, que sí cuentan con un gran doblaje al castellano.

Conclusiones

No se le puede exigir lo mismo que a los otros Arkham, que son títulos mucho más ambiciosos, pero Batman Arkham Origins Blackgate es un muy buen juego. Una agradable aventura de unas 8 horas (más si queréis encontrar todos los secretos) con la que pasaréis muy buenos ratos.

Valoración

Un juego muy digno de Batman, y un buen complemento a la saga Arkham. Puede ser muy disfrutable tanto para los seguidores de la saga como para los que nunca la han probado antes, aunque no está al nivel de los otros Arkham.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Exploración muy lograda. Desarrollo no lineal. Los artilugios de Batman.

Lo peor

No es muy largo. Las voces no están dobladas al castellano.

Lecturas recomendadas