Análisis

Análisis de Chronicles of Mystara

Por Daniel Acal
-

Tower of Doom y Shadow over Mystara son dos de los mejores beat' em up de Capcom. Si en su momento no los disfrutarte o simplemente te apetece recordar viejos tiempos, la compañía de Osaka e Iron Galaxy ponen te proponen Chronicles of Mystara, un título que reúne estos dos mitos del género exclusivamente en formato digital para PS3, 360, Wii U y PC pero en HD y con algunos extras. 

Preparad vuestros aceros y buscad tres aliados que os guarden las espaldas. Hoy se pone a la venta en Steam (y mañana en PSN y XBLA), Chronicles of Mystara, un pack descargable que nos trae Tower of Doom y Shadow over Mystara, dos de los mejores beat' em up que Capcom ha parido en su larga y dilatada historia. Y esto, viniendo de un sello que ha alumbrado inmortales clásicos del mamporro tanto en su versión callejera como de corte fantástico-medieval, es mucho decir. Ahí están esos Final Fight, The King of Dragons, Captain Commando, Knights of the Round, Cadillacs and Dinosaurs... Cuantos buenos recuerdos, ¿verdad?

Pues bien, si en su momento no pudiste disfrutar Tower of Doom y Shadow over Mystara en sus respectivas recreativas originales y/o has tenido que consolarte con el MAME (porque Capcom nunca se decidió a lanzar fuera de Japón el recopilatorio que incluía estos dos juegos para Saturn, un juego que por cierto hoy en día es un artículo de coleccionista muy buscado y caro incluso en el país del sol naciente), aquí tienes la mejor excusa para volver sobre ellos. En toda su gloria pixelada o con un par de filtros que suavizan su apariencia original. Pero antes de meternos con las novedades que trae Chronicles of Mystara, hagamos un poco de historia...

Tower of Doom o el triunfo de la placa CPS2

Corría el año 1994 cuando Capcom lanzó Tower of Doom, el tercero de los juegos que corrían sobre la legendaria placa CPS2 y el primer beat' em up (después le seguirían otros no menos míticos como Alien vs. Predator o Armored Warriors). Desde luego no era el primero de su clase en mostrar una ambientación de espada y brujería. Pero aprovechaba la popular licencia rolera Dungeons & Dragons para poner en pantalla un elenco de enemigos perfectamente reconocible por todos los fans de la obra de Gary Gygax: kobolds, elfos oscuros, esqueletos, beholders... y por supuesto, dragones. Y permitía hasta 4 jugadores a la vez (apelotonados todos en un mismo mueble, eso sí).

La gran baza de Tower of Doom es que ofrecía cierta complejidad es sus mecánicas, en un género que hasta la fecha se caracterizaba por ofrecer diversión directa con tan sólo dos botones. Para derrotar al malvado Deimos podíamos elegir entre 4 personajes: guerrero, elfa, clérigo y énano. Cada uno tenía verdaderos rasgos diferenciales, lo que hacía que la experiencia de juego cambiara radicalmente si elegíamos a uno u otro. Y si jugábamos con amigos (lo más aconsejable), lo suyo era formar un grupo equilibrado. Por ejemplo, el enano es un guerrero feroz y el más resistente, aunque su corto alcance lo hace ser muy limitado contra ciertos enemigos. Por contra, la elfa más flojucha en el cuerpo a cuerpo, pero era más ágil y algunas de sus magias eran la envidia del salón recreativo (como por ejemplo, su invisibilidad temporal).

Además, el control de Tower of Doom era bastante complejo para este tipo de género (con distintos tipos de golpes). Y ofrecía un inventario (algo rudimentario, eso sí) para guardar nuestros items, hechizos y armas secundarias. Es decir, que nosotros dedicíamos cuándo era el mejor momento para sacar a relucir nuestras dagas, nuestro arco o los poderes especiales de cierto objetos. Además, tenía un cierto toque RPG: con subidas de nivel, posibilidad de comprar items en las tiendas entre los niveles, objetos que mejorar a nuestros guerreros que se dañan con el uso (como unas botas que nos otorgan velocidad extra o guanteletes de fuerza y la necesidad de escoger entre distintos caminos en ciertos puntos del juego lo hacen todavía más atractivo y rejugable, ya que ir por un camino implica dejar de ver otros. Sí amigos, podíamos considerar a Tower of Doom como un beat' em up no lineal, cualidad muy apreciada hoy en día en los videojuegos y que en aquellos tiempos no era precisamente habitual. Y menos en un salón recreativo.

Shadow over Mystara: mejorando lo presente

El otro título de los dos juegos que integran este Chronicles of Mystara salió dos años más tarde, en 1996. Shadow over Mystara fue el penúltimo beat' em up de scroll lateral que lanzó Capcom para recreativa, en un mueble con pantalla doble (una característica que, por cierto, es posible reproducir en éste, como veremos más adelante). En esta secuela nuestro objetivo será derrotar a la malvada hechicera Synn que, como sabrán los más viejos de lugar, de humana tiene poco...

Sobra decir que mejoró la formula de su antecesor añadiendo un mayor componente rolero, dos personajes más que se suman a los cuatro mencionados arriba (el mago y la ladrona), la posibilidad de repetir personaje en la misma partida (en el anterior si alguien elegía, por ejemplo, al clérigo, ninguno de los otros tres podía cogerlo en la misma partida) y un catálogo de golpes y movimientos aún más grande y exclusivo de cada personaje (como el doble salto de la ladrona). Además, en Shadow over Mystara el inventario es bastante más gráfico y queda claro de un simple vistazo donde esta cada item para utilizarlos en el momento más oportuno.

Han tenido que pasar 17 años para que Capcom se decidiera a recuperar estas dos joyas del arcade en Chronicles of Mystara, un descargable donde encontrarás estos dos títulos de manera indivisible que conservan toda la diversión de los originales. Y más si los disfrutamos junto a otros tres amigos, ya sea en la misma consola u online (se puede entrar y salir de la partida en cualquier momento).

Novedades en Chronicles over Mystara

Y si en lo jugable siguen funcionando como el primer día, ¿qué podemos esperar de su apartado gráfico de Chronicles of Mystara? Pues bellísimos pixeles si los disfrutamos sin filtro alguno (sí, es tan grandioso como lo recordabas). Y si queremos darle un toque más moderno, podemos meterle dos tipos de filtro (llamados Nítido y Definido), que suavizan el pixelaco original, aunque el efecto empastado no nos termina de convencer, como ya nos ha pasado en otros clásicos que contaban con este tipo de mejoras estéticas.

En cuanto a la relación de aspecto, podemos verlo a pantalla completa o en un formato 4:3 aprovechando los márgenes para que visualizemos los nuevos desafíos que nos proponen los chicos de Iron Galaxy (como realizar 50 ataques desesperados, usar 5 anillos, recoger 10.000 monedas, eliminar a 500 enemigos de cualquier tipo o alcanzar a 50 de ellos usando dagas o flechas), que suponen un reto extra y en la práctica muchos de ellos son los logros/trofeos del juego. También podemos optar por una incómoda vista arcade que emula la doble pantalla del mueble de Shadow over Mystara o bien ver sólo la pantalla de la izquierda (o la de la derecha, mientras que nuestros compañeros verían la otra). En suma, opciones más que de sobra.

Y además de los citados desafíos, podemos desbloquear ciertos parámetros para modificar nuestras partidas haciéndoles más fáciles, díficiles o extrañas (que no bizarras, ojo). Empezamos con 4 modos de dificultad, pero podemos comprar continues con relativa facilidad, por lo que con un poco de paciencia y habilidad no os costará mucho plantaros ante Deimos o Synn, respectivamente. Y entre los modificadores de la partida los hay de varios tipos, como la posibilidad de aumentar la cantidad de tesoros que encontraremos en nuestro camino, el llamado "Vampirismo" (que hace que recuperemos vida a medida que atizamos a nuestros enemigos), la opción de que si nos zurran que se reduzcan nuestras monedas de oro y no nuestra barra de vida o que nuestros objetos especiales no puedan dañarse y tengan duración infinita. Todo en aras de otorgar a Chronicles of Mystara, más variedad y alicientes aún si cabe para que no pares de jugar. Y además también podemos comprar diverso material gráfico del juego que hará las delicias de los fans, como bocetos, artes conceptuales o materiales promocionales de los juegos originales.


Chronicles of Mystara está disponible para su descarga desde hoy en Steam y mañana se pondrá a la venta en PSN y XBLA. Capcom no ha confirmado cuándo saldrá la versión de Wii U aunque sí que tendrá caracteristicas exclusivas como poder acceder al inventario desde la pantalla táctil del mando. Y su precio es de 14,99 euros, una cantidad dentro de lo esperado teniendo en cuenta las políticas de precios de la compañía de Osaka en el pasado, aunque lo cierto es que lo podían haber ajustado más. Ya que suponemos que traer a España unas cuantas ediciones limitadas en formato físico que el 22 de agosto se pondrán a la venta en Japón en exclusiva para PS3 ya habría sido mucho pedir, ¿verdad?

Valoración

Dos de los mejores beat'em up de Capcom vuelven en alta definición y con interesantes añadidos. Es la mejor excusa para volver a disfrutarlos o para descubrirlos si en su momento no jugaste a las recreativas originales.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Diversión clásica que sigue funcionando hoy en día y más si los compartes con amigos.

Lo peor

Que no llegue la edición especial japonesa y su precio podría estar algo más ajustado.

Lecturas recomendadas