Análisis

Análisis de Civilization V Cambia el mundo

Por Jorge S. Fernández
-

Ya está aquí, sólo un suspiro nos separa del lanzamiento de Civilization V cambia el mundo, la última expansión de la genial quinta entrega de la saga de estrategia y dominación más exitosa de todos los tiempos. Y es que tras un lanzamiento titubeante, con muchos bugs en sus primeras horas de vida, las distintas actualizaciones han permitido que a día de hoy Civilization V sea un producto bien acabado y secundado por la prolífica comunidad de jugadores que lo apoya.

Y es que tras el avance que realizamos unas fechas atrás, donde pudimos observar los puntos fuertes de esta expansión, ahora nos queda nada más que refrendar cómo han llegado estas prometedoras características a la versión final de esta expansión, y si realmente son lo suficientemente atractivas como para invitar a los fans de la saga a hacerse con ella.

Lo primero que hay que decir es que ahora podemos controlar a nuevas facciones o civilizaciones, como os guste llamarlas, que se añaden a las que había en el Civilization V original. Estas nuevas naciones vienen lideradas por Marruecos. Además de esta nación comercial por excelencia, podremos hacernos con las riendas de civilizaciones Polacas, Asírias, Brasileñas, Portuguesas, Zulús, Indonesias, Veneciana, Shoshone, Francesa y Árabe.

Con este compendio de civilizaciones no es difícil encontrar alguna que se adapte a nuestra ideología o simples gustos personales. Es evidente que cada una de estas civilizaciones tiene su fuerte, y dependiendo de este rasgo diferenciador, tendremos desde el inicio más o menos facilidad para realizar un tipo u otro de acciones durante el juego, ya sean puntos de defensa, ataque, mayor facilidad para crear destacados intelectuales, sistemas políticos más libertarios, etc.

La doctrina política tiene más importancia que nunca

Una de las grandes novedades al jugar a esta expansión Civilization V Cambia el mundo es el peso que tiene una doctrina política en el desarrollo de nuestra civilización. Mientras nos preocupamos de que nuestro pueblo vaya generando los recursos necesarios para nuestra expansión, en forma de tropas, trabajadores, colonos y demás, esta expansión nos irá pidiendo cada cierto número de turnos la doctrina a seguir por nuestro pueblo.

Estas doctrinas se presentan ante nosotros en la forma de la tradición, más centradas en las civilizaciones menos desarrolladas, más libertarias y cercanas a la revolución francesa, otras basadas en el honor, con la guerra como su principal forma de ser, otras basadas en el mecenazgo, comerciales e incluso cercanas a regímenes marxistas.

Pero esto no es todo, explorando el árbol de cada una de estas doctrinas, podremos evolucionarlas de manera distinta, y no lineal, dependiendo del camino que escojamos del árbol de doctrinas, una sola de ellas, puede ir mutando en diferentes matices que van a afectar de manera positiva o negativa en la felicidad y motivación de nuestro pueblo.

Por lo que no sólo es posible elegir una doctrina de libertad para nuestra civilización, sino que además podremos aplicarla matices como por ejemplo, en la doctrina de libertad, elegiremos bien la fórmula de república, o de ciudadanía, cada una de estas opciones nos llevarán por caminos diferentes. También como ejemplo sirve que podemos elegir en la doctrina de devoción el camino de la religión organizada o la disciplina en la doctrina del honor, más centrada en promulgar una sociedad basada en valores militares.

Otra de las grandes novedades en el aspecto político es la inclusión del congreso mundial, que aparece en las partidas más avanzadas, en la edad moderna, y donde podremos expandir nuestra influencia respecto a otras civilizaciones mediante la discusión de diferentes medidas a adoptar de manera conjunta, como harían las naciones unidas, que tendrán una influencia directa en nuestros ciudadanos.

El comercio se expande por nuevas vías

Ahora en el apartado de investigación y desarrollo de nuevas herramientas de crecimiento para nuestra civilización, encontramos otras alternativas, que vienen muy influenciadas por la civilización que las use. Una de las más destacadas es la de la caravana comercial, que nos permitirá abrir pasillos comerciales con otras civilizaciones y así armonizar nuestras economías en busca de la prosperidad y la riqueza común.

En Civilization V cambia el mundo estas rutas comerciales propiciarán que tengamos buenas relaciones diplomáticas con nuestros socios, lo que en un momento dado nos reportará aparte de riquezas, una gran influencia sobre sus movimientos, pudiendo aprovecharnos de ello como queramos, para bien, ofreciéndoles protección, o para mal, aprovechando su amistad para hacernos con su poder y riqueza.

De todas maneras ya sabéis, es mucho mejor mantener buenas relaciones basadas en nuestras influencias sobre otras civilizaciones, que meternos en guerras que lastran enormemente nuestra economía y capacidad de evolución de nuestra civilización.

La cultura como medio intangible de riqueza

Como ya avanzamos hace unas semanas, una de las grandes novedades de esta expansión es la posibilidad de que nuestra civilización apueste por la cultura como nunca se había podido antes en la serie de Civilization V. Los chicos de Firaxis han querido dotar a esta expansión de un marcado corte cultural, ofreciendo la posibilidad de que nuestra civilización sea capaz ahora de crear a grandes talentos culturales.

Según hemos podido comprobar, la ventaja que dota la cultura a nuestra civilización sobre otras es extraordinaria, ya que además de riqueza cultural, aporta gran influencia sobre otras civilizaciones que se ven deleitadas con el arte y la cultura que llega desde nuestro territorio. Toda la riqueza cultural que creemos será un bien intangible capaz de cambiar la percepción que otras civilizaciones tienen de nosotros.

Además la cultura generará grandes flujos de visitantes a nuestra civilización, potenciará sobremanera el turismo en nuestra región y ello reportará riquezas a nuestro estado. Los personajes que pueden nacer en nuestra civilización si mimamos bien el apartado cultural estarán ligados a géneros tan influyentes como la escritura y la música.

La manera en que se plasmará esta cultura de forma física será a través de museos, grandes bibliotecas o palacios de la ópera, auténticos símbolos para una civilización avanzada culturalmente. Es evidente que para que nuestra civilización pueda crear suficiente cultura y arte, nuestra ideología como estado debe estar basada en el mecenazgo, por lo que tendremos la capacidad de crear de manera más rápida edificios y personajes relacionados con el mundo de la cultura.

Además mientras hemos jugado a Civilization V cambia el mundo, hemos podido comprobar como los restos arqueológicos son de gran interés para nuestra civilización.

Estos restos son capaces de aportarnos riquezas y sobre todo gran atractivo cultural, que promueva el turismo en dirección a nuestras tierras y dominios. EL turismo se verá favorecido con nuevas edificaciones presentes en esta expansión, como Broadway, la meca del espectáculo o la galería Uffici entre otras muchas.

Nuevos escenarios

En este aspecto es todo muy parecido a la entrega original de Civilization V, con la posibilidad de instalar mods creados por la activa comunidad que sigue a la franquicia. Los añadidos de nuevos escenarios nos vendrán muy bien cuando hayamos exprimido todo lo posible las distintas facciones que componen Civilization V cambia el mundo.

Estos escenarios nos trasladan a la guerra de secesión norteamericana, donde podremos escoger controlar a las tropas unionistas o confederadas.El otro es la conquista y espolio del continente africano por parte de los estados europeos, donde tendremos que competir con las demás potencias por obtener el mayor territorio y riquezas posible.

Técnicamente

Sin grandes cambios respecto a Civilization V, si hay que reconocer que a falta de pocos días para su lanzamiento, el juego se comporta de forma exquisita, sin ningún tipo de bugs o fallos inesperados que puedan lastrar la experiencia de juego. Con un ordenador bastante humilde, esta expansión se ha desenvuelto de manera sobresaliente en el aspecto gráfico y sonoro, con una agilidad que le va como anillo al dedo a la jugabilidad de Civilization V Cambia el mundo.

Conclusión

Si las partidas del Civilization V original ya eran maratonianas, ahora podemos seguir haciendo lo propio con nuevas civilizaciones que unidas a la inclusión del sistema de doctrinas políticas, la importancia emergente de la cultura en las distintas civilizaciones, y la inclusión de las importantes rutas comerciales hacen de esta expansión un acierto para aportar nuevos elementos de diversión incluso para los jugadores más exigentes de la franquícia.

Muchos diréis que no hemos encontrado nada malo esta nueva expansión de Civilization V, y es que superados los primeros problemas de estabilidad de los que hacía gala, son pocas las cosas que se le pueden achacar, si acaso la repetitiva y monótona banda sonora de la que goza, que pasados diez minutos nos invita a silenciar para no perder los nervios. Otro punto en su contra son los eternos tiempos de carga de cada una de las campañas, que se hacen bastante pesados de aguantar.

Partiendo de que la base de Civilization V Cambia el mundo es un juego sobresaliente de por sí, superados los fallos de estabilidad y compatibilidad que lastraron su lanzamiento, hay que decir que esta nueva expansión viene a redondear aún más la extraordinaria experiencia de jugar a Civilization V, acercándolo un poquito más a la perfección que Sid Meiers lleva buscando desde hace ya un par de décadas.

Sin duda una expansión recomendable por su gran duración y todo por lo que aporta de nuevo a la saga, con nuevas formas y vías de gobernar a nuestras civilizaciones.  

Valoración

Una expansión que supone una gran vuelta de tuerca a un juego sobresaliente, se han incluido suficientes novedades en la gestión de nuestra civilización política y culturalmente como para enganchar a los más exigentes de la saga

Hobby

91

Excelente

Lo mejor

Las nuevas doctrinas políticas, la creación de rutas comerciales y la importancia de la cultura

Lo peor

Banda sonora tediosa y repetitiva, los tiempos de carga podrían acortarse, se hacen muy pesados

Lecturas recomendadas